Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Re-Editar Drácula: Proyecto que me gustaría que alguien agarre.

This post makes no sense in en­glish, so span­ish on­ly!

Drácu­la es un li­bro muy par­tic­u­lar. Casi to­do el mun­do cree que sabe de qué se trata, pero en el 90% de los ca­sos no es así. O sea, sí, saben que es de un vam­piro, blabla.

Lo que no saben es na­da del li­bro. Saben de las pelícu­las, del es­pe­cial de Scoo­by Doo, de­los chistes de vam­piros, y cosas así, pero el li­bro en sí, no lo han leí­do.

¡Y es una lás­ti­ma! Es un li­bro muy in­tere­sante. Para la época que se pub­licó, tiene un es­ti­lo dinámi­co y poco ver­bor­rági­co. Es­tá lleno de ac­ción, es­ce­nas mem­o­rables (no es raro que se hayan he­cho tan­tas pelícu­las), per­son­ajes in­tere­santes. ¡Y enci­ma es un li­bro tec­nó­filo! No es una lec­tura forza­da leer Drácu­la co­mo una mi­cro-­ex­pre­sión de la lucha en­tre la cien­cia y la téc­ni­ca pos­i­tivista con­tra la cul­tura me­dieval reac­cionar­i­a, o cosas así.

Y en­ton­ces, cuan­do el otro día ví, en Work of Art (un re­al­i­ty), a un­os dis­eñadores crear tapas para Drácu­la, se me ocur­rió:

Edite­mos Drácu­la

Agar­remos el orig­i­nal, que es de do­minio públi­co, hag­amos una tra­duc­ción mod­er­na, hag­amos ebook­s, y quién te dice, una edi­ción en pa­pel. Re­galé­mosle a la gente la posi­bil­i­dad de leer una ver­sión mod­er­na de este li­bro buenísi­mo. Una tra­duc­ción que no sea cas­ti­za, ni dé vergüen­za hablan­do de "esto­fa­do con pol­vo de pimien­to ro­jo" si no que di­ga goulash, o por lo menos "esto­fa­do con pa­prika".

Yo ten­go un po­quito de can­cha ha­cien­do type­set­ting de li­bros. Se­guro que se puede con­seguir ilustrador/a/es co­pado/a/as/os para la tapa, tí­tu­los (¡o para ilus­trar in­ter­cal­ado!)

Y... lo mejor es que:

  1. Es un li­bro rel­a­ti­­va­­mente cor­­to

  2. Es­­tá es­­crito en muchas vo­ces dis­­t­in­­tas. No es­­­taría buenísi­­mo que Mi­­na Hark­er lo es­­cri­­ba una mu­­jer? Que Van Hel­s­ing es­­cri­­ba to­­tal­­mente dis­­t­in­­to que Lucy?

En­ton­ces: se nece­si­tan muchas cosas, pero más que nada, se nece­si­tan tra­duc­tores.

¿Quién quiere salir en la tapa de este li­bro? ¿Quién quiere traer al autén­ti­co Drácu­la, el vam­piro en se­ri­o, un autén­ti­co ma­cho de los cár­patos, de vuelta a la vi­da?

Anótense en los co­men­tar­ios.

Vivir en Zork

You are in an open field west of a big whi­te hou­se wi­th a boar­ded front door.

The­re is a sma­ll mail­box he­re.

>

Vi­vi­mos en la edad do­ra­da del tex­to. La gen­te es­cri­be más que nun­ca. La gen­te lee más que nun­ca. Ape­nas unos años atrá­s, el me­ca­nis­mo pre­fe­rio pa­ra con­tac­tar­se con otra gen­te eran las "lla­ma­das te­le­fó­ni­ca­s", ex­tra­ño pro­to­co­lo ba­sa­do en so­ni­do. Que an­ti­guo le pa­re­ce eso a la per­so­na mo­der­na, que ti­pea men­sa­jes en cual­quie­ra de los mil sis­te­mas de men­sa­je­ría ac­tua­le­s.

Cla­ro, tam­bién to­ma­mos más fo­tos que nun­ca, y fil­ma­mos más vi­deo que nun­ca por­que es­ta­mos en una edad do­ra­da de la in­for­ma­ció­n, en ge­ne­ra­l. Pe­ro eso era más o me­nos es­pe­ra­do.

¿Quién es­pe­ra­ba, ha­ce 20 año­s, que los chi­cos pre­fe­ri­rían man­dar­se men­sa­ji­tos uno a otro en vez de lla­mar­se por te­lé­fo­no? ¿Quién es­pe­ra­ba que la gen­te pre­fi­rie­ra leer men­sa­jes en vez de es­cu­char­lo­s?

Y eso es ra­ro, por­que des­de que ten­go me­mo­ria ven­go le­yen­do que los jo­ven­zue­los no leen ni es­cri­ben tan bien co­mo los ve­te­ra­nos (club del que aho­ra for­mo par­te, su­pon­go­). Esa te­mi­da fal­ta de "com­pren­sión de tex­to es­cri­to­", y los pi­bes que no en­ten­dían que corno leían. Cla­ro, po­dían re­pe­tir las pa­la­bra­s, pe­ro el hi­lo se les es­ca­pa­ba.

¿Pe­ro por qué es que esos chi­cos que no pue­den leer ni es­cri­bir leen y es­cri­ben tan­to? ¿Es una pa­ra­do­ja? ¿O es que cuan­do les em­pe­zó a in­te­re­sar lo que leían, re­sul­ta que sí en­tien­den?

O tal vez en­ten­der lar­gas hi­la­cio­nes no es de lo que se tra­ta cuan­do uno lee hoy en día. Tal vez leer es ob­te­ner mu­chos pe­da­ci­tos de da­to­s, y la co­rre­la­ción se ha­ce en la ca­be­za, en vez de que te la den ser­vi­da en ban­de­ja, es­cri­ta en tex­tos lar­gos y en­ten­di­ble­s.

> open mailbox

Opening the mailbox reveals:
A leaflet.

Tal vez el pro­ble­ma con los tex­tos lar­gos y la com­pren­sión de los mis­mos es que son de­ma­sia­do es­pe­cí­fi­co­s. Una vez que ex­pli­cás to­do, es abu­rri­do, y la men­te di­va­ga. Tal vez hay que man­te­ner to­do corti­to y abier­to. Tal vez el lec­tor quie­re unir los pun­tos por su cuen­ta.

> read leaflet

Taken.
Welcome to Zork (originally Dungeon)!

Dungeon is a game of adventure, danger, and low cunning. In it
you will explore some of the most amazing territory ever seen by
mortal man. Hardened adventurers have run screaming from the
terrors contained within.

Así que tal vez la for­ma de es­cri­bir en el si­go XXI es cor­ta y evo­ca­ti­va, en vez de as­tu­ta y cha­mu­lle­ra. Tal vez ha­ya que te­ner un com­po­nen­te de jue­go, y el lec­tor ga­na me­da­llas ima­gi­na­rias ca­da vez que pes­ca al­go de lo que lee, co­mo en un jue­go de al­go­vi­lle o co­saci­ty que te dan pre­mios in­sig­ni­fi­can­tes por irri­so­rias ta­reas lo­gra­das con es­fuer­zo inú­ti­l.

> go west

You are in a forest, with trees in all directions around you.

O ca­paz que es al re­vé­s. Ca­paz que leer (o es­cri­bi­r) se di­vi­dió en dos co­sas dis­tin­ta­s. Una lec­tu­ra al­ta, que es la tra­di­cio­na­l, y una ba­ja que es cor­ta y fun­cio­nal pe­ro no muy in­te­re­san­te.

> go west

Forest

Y tal vez por eso te­ne­mos co­sas co­mo las no­ve­las de Chi­na Mié­vi­lle,­lle­nas de ra­re­za por la ra­re­za mis­ma, pe­ro di­ver­ti­da­s, y co­sas co­mo twi­tte­r, lle­nas de ca­pri­cho­s, ins­pi­ra­ción y co­ne­xio­nes aza­ro­zas (bue­no, yo si­go gen­te co­pa­da), y blogs lle­nos de mis­ce­lá­nea in­co­ne­xa, y 9gag lleno de co­sas que, ho­nes­ta­men­te, no de­be­rían ser gra­cio­sas.

> reset

Starting over.

PS: http://www.­cra­z­y­ga­me­s.­co­m/­ga­me/­zo­rk

PyQt Quickie: QTimer

El pri­mer ca­so es así:

# llamar f() en 3 segundos
QTimer.singleShot(3000, f)

El se­gun­do es así:

# Creamos un QTimer
timer = QTimer()
# Lo conectamos a f
timer.timeout.connect(f)
# Llamamos a f() cada 5 segundos
timer.start(5000)

¿Fá­ci­l, no? Bue­no, sí, pe­ro tie­ne un par de tram­pa­s.

  1. Hay que guar­dar la re­fe­ren­cia a ti­mer

    Si no, lo re­­co­­­ge el ba­­su­­re­­ro, y nun­­ca se lla­­ma a f()

  2. Ca­­paz que son más de 5 se­­gun­­dos

    Va a lla­mar a f() más o me­nos ca­da 5 se­gun­dos des­pués de que en­tre al event lo­op. Tal vez eso no sea en­se­gui­da des­pués de que arran­cás el ti­me­r!

  3. Ca­­paz que se pi­san las lla­­ma­­das

    Si f() tar­da mu­cho en ter­mi­na­r, y vuel­ve a en­trar al event lo­op (por ejem­plo, lla­man­do a pro­ce­ssE­ven­ts) tal vez ti­mer se dis­pa­re an­tes que f() ter­mi­ne, y la lla­me de nue­vo. Eso ca­si nun­ca es bue­na idea.

Una al­ter­na­ti­va:

def f():
    try:
        # Hacé cosas
    finally:
        QTimer.singleShot(5000, f)

f()

Ese fragmento llama a f() una sola vez, pero ella misma se pone en cola para correr en 5 segundos. Ya que lo hace en un finally lo va a hacer aún si las cosas se rompen.

O sea, no se va a pisar. También quiere decir que no son 5 segundos, sino 5 más lo que tarde f. Y no hace falta guardar referencias al QTimer.

Úl­ti­mo ti­po: po­dés usar QTi­mer pa­ra que al­go se ha­ga "a­pe­nas es­tés en el event lo­op"

QTimer.singleShot(0, f)

¡O­ja­lá sir­va!

Todos los candidatos a presidente en USA son idiotas o garcas

Por lo tan­to, hay dos op­cio­nes:

  1. Creen que es la ve­r­­da­­d, y son idio­­­ta­s.

  2. No lo creen, y di­­cen co­­sas fa­l­sas so­­­lo pa­­ra ga­­nar las ele­c­­cio­­­nes, en cu­­yo ca­­so son ga­r­­ca­s.

¡Fe­liz fu­tu­ro, USA!

Antonio María Delgado es un ignorante

Un po­co de con­tex­to. The Eco­no­mist pu­bli­ca (des­de ha­ce bas­tan­te), una co­sa lla­ma­da el "Mi­se­ry In­dex", que in­ten­ta cap­tu­rar los paí­ses en que los ha­bi­tan­tes la pa­san ma­l, a tra­vés de un par de in­di­ca­do­res eco­nó­mi­co­s, y po­ner­los en or­den.

En­ton­ce­s, el Sr. Del­ga­do va, lo lee, ve a Ve­ne­zue­la arri­ba en la lis­ta, y me ima­gino que se le en­cen­dió la lam­pa­ri­ta ba­jo con­su­mo, y al gri­to de "¡án­gu­lo po­lí­ti­co­!", co­rrió a es­cri­bir es­to:

"Ve­ne­zue­la se ubi­có el año pa­sa­do en el se­gun­do pues­to del "In­di­ce de Mi­se­ria" ela­bo­ra­do por la re­vis­ta bri­tá­ni­ca The Eco­no­mis­t..."

El pro­ble­ma, que­ri­do his­pa­no­par­lan­te, es que "mi­se­r­y" no sig­ni­fi­ca "mi­se­ria". Sig­ni­fi­ca "des­di­cha" o "tris­te­za", mien­tras que mi­se­ria sig­ni­fi­ca "ex­tre­ma po­bre­za". Y así, el Sr. Del­ga­do usa el pres­ti­gio que pu­die­ra te­ner The Eco­no­mis­t, pa­ra ti­rar tie­rra di­cien­do que Ve­ne­zue­la es el se­gun­do país mas po­bre del mun­do (en al­gún sen­ti­do­).

Mien­tras Cha­vez no es san­to de mi de­vo­ció­n, es­to es o ig­no­ran­te o es­tú­pi­do, ud. de­ci­de. Y por su­pues­to, es­to lo le­van­ta La Na­ción


Contents © 2000-2023 Roberto Alsina