Skip to main content

Ralsina.Me — Roberto Alsina's website

Discutiendo con Cualquiera: El niño Claudio María.

Sigu­ien­do con mi in­útil cruza­da para acosar pavos a través del sar­cas­mo, hoy le to­ca al ín­cli­to Clau­dio María Dominguez: pseu­do gurú.

Para el que no lo conoz­ca, el niño Clau­dio María ("pe­ri­odista y con­duc­tor") ganó Odol Pre­gun­ta, al­lá por los años 70, con­te­s­tando so­bre mi­tología gr­ie­ga. Es­cribió el li­bro "El mi­la­gro de los sanadores fil­ipinos" (la­mentable­mente no sub­ti­t­u­la­do "có­mo hac­erse ri­co con hí­ga­dos de pol­lo"), y es un claro ex­po­nente de esa gente de fé in­dis­crim­i­na­da.

El cree en to­do. Cree en Jesús y en Bu­da, en la reen­car­nación y en el cielo, en los fil­ipinos que te op­er­an con los de­dos y en el Dalai Lama, en Sai Ba­ba y en los uni­cornios que ca­gan ar­coiris.

Lo que a mí no me que­da claro es qué peca­do cometió en sus vi­das an­te­ri­ores este señor para ten­er esa voz. Porque esa voz es mal kar­ma, esa voz es el cas­ti­go porque no qued­a­ban mas es­caraba­jos peloteros li­bres para reen­car­narte. Esa voz es un ar­ma de de­struc­ción ma­si­va.

En es­ta en­tre­ga voy a analizar su opus in­ti­t­u­la­do Eta­pas del Pase de Plano.

Lamentable­mente (sospe­cho que hoy voy a us­ar mu­cho esa pal­abra) no se tra­ta de un análi­sis del "pase plano" de los tru­cos de car­tas, us­a­do por el míti­co René La­vand.

La sabiduría del bud­is­mo ti­betano ex­pli­ca to­do so­bre el mo­men­to del pase de plano

Ajá. To­do to­do. Ex­pli­ca­do. Por la sabiduría. Del bud­is­mo ti­betano. Hable­mos un mo­men­to del bud­is­mo ti­betano. En par­tic­u­lar, de los mon­jes bud­is­tas ti­betanos, que er­an los miem­bros de una teoc­ra­cia me­dieval en el siglo 20. Que se puede de­cir de los sabios bud­is­tas ti­betanos, ex­cep­to que si er­an tan sabios es ex­traño que su país fuera tan atrasado, in­hóspi­to y de­pri­mente.

Las tres eta­pas en el mo­men­to del pase de plano físi­co

¡No tení tí­tu­lo ne­gro!

La sabiduría mile­nar­ia del bud­is­mo ti­betano, ex­pli­ca que en el pase de plano se comien­za a ver con el ter­cer ojo, es de­cir que se percibe la to­tal­i­dad en 360 gra­dos. Ce­sa la visión físi­ca, la mot­ri­ci­dad cor­po­ral y em­pieza el vue­lo del al­ma que se va de­spren­di­en­do y el­e­van­do.

Me en­can­ta esa figu­ra retóri­ca de "X ex­pli­ca que cuan­do Y, pasa Z". Ejem­plos: "Yo te ex­pli­co que si me das $500, sos mejor tipo". "El señor ex­pli­ca que si jodés con la bar­ra de platense, los hin­chas del cala­mar te ba­jan el come­dor".

Am­bos par­ale­los son mu­cho más com­pro­b­a­bles que lo que men­ciona el niño Car­los María. Pero bueno, ponéle que la sabiduría mile­nar­ia del bud­is­mo ti­betano dice es­o. ¿S­abés qué cul­tura tiene una sabiduría mile­nar­i­a? La tuya. Si sos católi­co, tenés un li­bro sagra­do con partes muy an­te­ri­ores a la col­o­nización del Ti­bet.

Por otro lado, sabés des­de cuan­do gob­ern­a­ban en Ti­bet los Dalai Lama? Des­de el siglo XVI. Son mas nuevos que la monar­quía es­paño­la (que tremen­dos chor­ros son tam­bién, co­mo to­do monar­ca). Esa "mile­nar­ia sabiduría del bud­is­mo ti­betano" da­ta del siglo X. O sea, es mile­nar­ia apen­i­tas. El bud­is­mo en gen­er­al da­ta del siglo V a.c. o sea 2500 años, o sea menos de la ter­cera parte que el ju­daís­mo. Así que sí, es mile­nar­i­a, pero eso no es ni siquiera raro, y no es par­tic­u­lar­mente an­tigua.

Por otro lado: ¿por qué corno va a ser mejor que sea mile­nar­i­a? ¿A­ca­so de­beríamos guardar nue­stro bazo en un jar­ro porque la mile­nar­ia sabiduría egip­cia dice que sin eso te vas a quedar sin bazo en el mas al­lá?

La par­ti­da de­pende de có­mo se ha vivi­do y acá viene la primera dis­quisi­ción. La man­era en la que uno ha vivi­do, es co­mo uno parte del cuer­po.

Ponéle. ¿Es co­mo un ter­cer pezón? Ah, no es "co­mo uno parte del cuer­po", no "co­mo una parte del cuer­po". A menos que uno sea una seño­ra, supon­go. Ahí sí es "co­mo una parte del cuer­po". Pero igual es "la man­era en que una (o un­o) parte del cuer­po", no que es co­mo si fuera un peda­zo del mis­mo. Del mis­mo cuer­po. No, no ten­go el mis­mo cuer­po que esa seño­ra. De­já nomás.

¿Có­mo sería es­o? si tu­viste una vi­da no­ble, con per­cep­ciones es­pir­i­tuales, si te pud­iste des­i­den­ti­ficar del cuer­po creyen­do que eras mu­cho más, la par­ti­da em­pieza a ser ilim­i­ta­da.

Ev­i­den­te­mente el niño Dominguez se cree mu­cho más, así que es­to le viene bár­baro. Cuan­do dice "la par­tida" se re­fiere a al­go co­mo "la par­ti­da de aje­drez" o al he­cho de irse? Si es lo se­gun­do, ¿qué quiere de­cir "em­pieza a ser ilim­i­tada"? Na­da.Será lo primero, en­tonces..

Si viviste una vi­da muy pri­sion­era de in­se­guri­dades, de ape­gos a los ob­je­tos y a las per­sonas y man­tu­viste tu mente en el “me pi­ca, me du­ele, me lla­ma, no me lla­ma, en el po­bre de mi y la víc­ti­ma re­cur­rente” la par­ti­da se tor­na muy con­fusa.

Leo ese en­tre­comil­la­do y me du­ele el ojo dere­cho. No creo que sea una co­in­ci­den­ci­a, creo que el prob­le­ma es que em­pieza con un "en el" afuera de las comil­las y de­spués mete otro aden­tro, con lo que que­da suma­mente feo. Una par­ti­da con­fusa, será al­go así co­mo un Fer­ro/­Platense. Cero a cero, nos re­cuer­da Bagli­et­to (aunque en re­al­i­dad rara vez Fer­ro y Platense em­pataron cero a cero, búsquen­lo).

Si tu­vier­amos que re­sumir en­señan­zas com­ple­tas del li­bro Ti­betano de la vi­da y de la muerte, po­dríamos referirnos a tres eta­pas claves para en­ten­der la par­ti­da del cuer­po y poder mane­jar es­os con­cep­tos du­rante años antes de ten­er que tran­si­tar ese mo­men­to.

Bueno, si tu­viera que re­sumir la guer­ra y la paz, de Tol­stoi, po­dría hablar de dos eta­pas claves para en­ten­der­la: antes y de­spués de Auster­litz. ¿Te que­da clarísi­mo, no? Así podés mane­jar es­os con­cep­tos du­rante años antes de ten­er que tran­si­tar el mo­men­to de leer­lo.

Primera gran eta­pa:

A ver...

Lo primero que sucede es la des­i­den­ti­fi­cación del cuer­po, el al­ma ve su cuer­po in­erte.

Ajá.

Si tu­viste mu­cho apego a ese cuer­po, el al­ma quiere volver pero el cordón de pla­ta (que une el al­ma al cuer­po) una vez cor­ta­do en­ergéti­ca­mente, hace que el al­ma se de­spren­da por com­ple­to de lo físi­co.

¿Co­mo se cor­ta en­ergéti­ca­mente un cordón de plata? ¿hay un laser? ¡Decíme que es con un laser!

El al­ma en ese in­stante sabe que es mu­cho más que un cuer­po.

Bueno, sí, supon­go que si es­tu­viera flotan­do so­bre mi cuer­po sabría es­o. O es­toy muy dro­gado, en un telo, y los es­pe­jos del techo es­tán buenísi­mooooooos.

La may­oría de aque­l­los que tu­vieron una muerte clíni­ca, y re­tornaron, cuen­tan que no querían re­gre­sar en lo más mín­i­mo y la sen­sación de paz era in­de­scriptible, que mien­tras veían to­do des­de una cier­ta al­tur­a, no podían creer la belleza y la luz que percibían de el­los mis­mos al es­tar fuera del cuer­po.

Nótese que habla de muerte clíni­ca, no de muerte bi­ológ­i­ca. La muerte bi­ológ­i­ca es ir­re­versible, con lo cual nadie te puede con­tar que se siente. La muerte bi­ológ­i­ca, supon­go, es cuan­do se cor­ta el cordón es­e, y no se puede volver a unir. ¿Pero si cuan­do se cor­ta no se puede volver, qué tes­ti­mo­nio hay de que se corte? ¿Co­mo sabe­mos lo que pasa? Bueno, no sabe­mos, y Dominguez nos lo va a ex­plicar.

Pero igual, no, ni ahí. De he­cho la may­oría de los que tu­vieron una muerte clíni­ca y re­tornaron di­cen que no vieron una miér­coles, porque es­ta­ban des­maya­dos. De los que di­cen que vieron al­go (u­na "N­ear Death Ex­pe­ri­ence" co­mo le di­cen los norteños), que son alrede­dor del 18% (según el es­tu­dio de Van Lom­mel) y no una may­oría co­mo dice este pe­jer­to.

Veamos los datos de Van Lom­mel: de 344 pa­cientes que sufrieron muerte clíni­ca por ataque cardía­co, 62 re­por­taron ver al­go. De es­os 62, 31 di­jeron que sabían que es­ta­ba muer­tos, 15 afir­maron ten­er una ex­pe­ri­en­cia ex­tra­cor­pórea, 16 re­cuer­dan un túnel, y el 56% afir­mo ex­per­i­men­tar sen­sa­ciones agrad­ables, mien­tras que ninguno re­portó mo­les­tia o miedo. Supon­go que fue al­go tipo "¿e­h? ¿me morí? ¡Y bué!".

Así que co­mo suele suced­er, ape­nas se men­ciona una cosa que es me­di­ana­mente con­firmable, re­sul­ta que es un in­ven­to, o sim­ple­mente ig­no­ran­ci­a. Es­per­a­ble.

Re­la­tan in­clu­so que mien­tras los médi­cos in­tenta­ban re­an­i­mar­los, el­los ex­clam­a­ban con in­ten­si­dad que no lo hicier­an, para per­manecer en esa situación idíli­ca. Cuan­do se les pre­gun­ta, por qué volvieron a este plano más den­so, sue­len co­in­cidir los tes­ti­mo­nios, en que seres de una en­ergía es­pir­i­tu­al bel­lísi­ma, les hicieron no­tar las ma­te­rias que qued­a­ban por re­solver, y que podían ele­gir no volver al cuer­po en es­ta ocasión pero no podían evi­tar una nue­va en­car­nación, y que se­ria mu­cho mas va­liente re­tornar por un­os años a ese cuer­po que los había acom­paña­do en es­ta vi­da, ce­sar con kar­mas acu­mu­la­dos, y ser un tes­ti­mo­nio para tan­tos de la per­cep­ción que se tiene cuan­do uno se ale­ja de la ma­te­ria den­sa. Ser ejem­p­los co­her­entes de la viven­cia fuera del cuer­po, co­mo una ex­pe­ri­en­cia mu­cho más sub­lime que cuan­to mo­men­to go­zoso uno pudiera haber ex­per­i­men­ta­do es­tando en­car­na­do.

De nuevo, so­lo el 56% afir­mó ex­per­i­men­tar emo­ciones pos­i­ti­vas. Ninguno de es­os 344 afir­mó ver es­os seres que men­ciona Dominguez, mu­cho menos ten­er un diál­o­go, mu­cho menos que hu­biera un pa­trón común en de­scrip­ciones de es­os seres y/o es­os diál­o­gos.

Da­do que las his­to­rias de es­os 344 no son co­her­entes, eso de "S­er ejem­p­los co­her­entes de la viven­cia blah blah" es una pava­da.

El cielo, es saber que no ten­emos na­da que ver con la parte quími­ca y ósea. Saber que so­mos un es­píritu su­til conec­ta­do al to­do.

Ajá. Si no ten­emos na­da que ver con la parte "quími­ca y ósea" (que ad­mi­to es una poéti­ca aunque con­fusa pa­parruchada), que por fa­vor el señor Dominguez se ab­sten­ga del con­sumo de car­bono y cal­cio.

Las al­mas más den­sas vuel­ven a los am­bi­entes que han cono­ci­do y fagoc­i­tan en­ergías de igual den­si­dad. Los ti­betanos lo lla­man el bar­do as­tral.

¡Que barderos es­tos ti­betanos! Es­ti­ma­do au­tor, creo que la pal­abra fagoc­i­tar no sig­nifi­ca lo que ust­ed cree que sig­nifi­ca. En par­tic­u­lar no sig­nifi­ca "con­sumir" o "al­i­men­ta­rse de"

Aclaro, ya que el señor no lo aclara, que "bar­do as­tral" no es romper bu­ta­cas en un teatro de calle Cor­ri­entes. De na­da.

No hay que temer, porque nun­ca el des­en­car­na­do puede en­trar en el ám­bito del en­car­nado, por eso cuan­do al­guien des­en­car­na, en­vía­lo a luz ráp­i­da­mente, decile que es luz y que avance a planos más el­e­va­dos.

¿Per­o, per­o, có­mo le digo? ¿Ten­go que an­dar to­do el tiem­po di­cien­do "andá a la luz" por las du­das si hay al­guno per­di­do por acá? ¿No sería eso cru­el con las po­lil­las? ¿No me va a agar­rar a bas­ton­a­zos un ciego por in­sen­si­ble? Si le di­go a mi pri­ma políti­ca "Sos luz", me va a de­cir, "no, soy Sol, Luz es la mo­rocha!" (true sto­ry).

Re­sum­ien­do: to­do lo com­pro­b­a­ble es fal­so. To­do lo no com­pro­b­a­ble es ver­so. Sig­amos.

Se­gun­da gran eta­pa:

A ver...

Luego de des­i­den­ti­fi­carte con el cuer­po, la se­gun­da gran eta­pa es des­i­den­ti­fi­carte de tu mente. To­do es mente. Hay una mente ba­ja, una mente su­pe­ri­or y una mente trascen­dente que es la del ser, la con­scien­ci­a.

Pero si to­do es mente, y me des­i­den­ti­fi­co de la mente, me des­i­den­ti­fi­co de todo, ¿no?

La mente ba­ja sería leer es­to en es­ta­do de adormec­imien­to,

De­bo con­fe­sar que es­toy em­pezan­do a adorme­cerme.

la mente su­pe­ri­or es ser con­sciente que es­tás leyen­do es­to y saberte conec­ta­do con to­do lo que te rodea.

¡Ok!

Una mente trascen­dente sería saber que ex­cede­mos los lim­ites del cuer­po y que to­da la creación ex­traor­di­nar­ia con la que me es­toy conectan­do no ex­i­s­tiría si no ex­istiese una con­scien­cia que no tiene nom­bre ni for­ma que per­mea y gen­era to­do.

Yo le di­go Ca­cho. Ca­cho, el que per­mea y gen­era to­do.

Des­i­den­ti­fi­carte de la mente sig­nifi­ca que las creen­cias de tu mente van a apare­cer.

Ajá. ¿Porqué sig­nifi­ca es­o? Porque así, leyen­doló, medio que sig­nifi­ca otra cosa.

Cuan­do al­guien dice: “Vi­no Jesús, Sai Baba, la abue­la” esa es una creación de tu mente que vi­bra en la sin­tonía afín de los seres es­pir­i­tuales a los que has ama­do en vi­da.

O sea, yo amo a un ser es­pir­i­tu­al y mi mente va a crear al­go, porque mi mente vi­bra en sin­tonía con ese ser es­pir­i­tu­al que amo. ¿O la que vi­bra en esa sin­tonía es la creación? (ese Sai Baba, ponéle). Ex­i­jo una aclaración.

Es ob­vio que una per­sona que adoró a Jesús, vea a Jesús.

Bueno, no, ob­vio, lo que se dice ob­vio, no es.

Por eso se dice que esas en­ergías de un al­tísi­mo niv­el vi­bra­to­ri­o, son las que apare­cen para con­tener el pase de plano, el pase de eta­pas. Los guías y mae­stros, que amamos en vi­da, es­tán en ese in­stan­te, para acom­pañarnos.

Se dice que "se dice" es lo que uno dice cuan­do quiere que al­go parez­ca ten­er una au­tori­dad imag­i­na­da por el lec­tor en vez de pon­er pelotas y de­cir quién dice. Sospe­cho que lo dice Clau­dio María Dominguez, doble ganador de Odol Pre­gun­ta.

Co­mo cuan­do una voz suave nos va des­per­tan­do del sueño noc­turno, de igual man­era los guías nos ayu­dan en la tran­si­ción.

A mí me de­spier­ta Ce­line Dion. Porque odio a Ce­line Dion.

Los mae­stros es­pir­i­tuales nos di­cen que siem­pre volve­mos a es­tar con nue­stros seres queri­dos. Al es­tar des­en­car­na­dos es­ta­mos conec­ta­dos vi­bra­to­ri­a­mente en­tre to­dos.

In­tere­sante con­cep­to. Claro que asume una ex­ac­ta simetría del quer­er. ¿Y si yo quiero a al­guien y esa per­sona sec­re­ta­mente me odi­a? ¿Va a es­tar con­migo, pero yo no con él? ¿Y porqué voy a pasar la post-vi­da con una men­ti­ra?

La ex­pe­ri­en­cia de par­ti­da del cuer­po en es­ta se­gun­da in­stan­ci­a, es tan ex­traor­di­nar­ia o tan temi­ble co­mo lo creas.

Da­do que care­ce­mos por com­ple­to aún de los tes­ti­mo­nios que fal­si­fi­ca el au­tor ac­er­ca de la primera eta­pa, es­ta­mos ante nues­tra vie­ja ami­ga, la afir­ma­ción con­tun­dente. Va a ser así. Porque va a ser así, te di­go. Ah, y si es lin­do, sí, y si es feo, sí. Porque lo que di­go es tan fifí que no im­por­ta lo que te pase sigue sien­do cier­to. Porque es­toy ti­pe­an­do cosas que no sig­nif­i­can una mier­da.

Es­ta es la eta­pa de la ex­pe­ri­en­cia in­ex­orable de lo que creés que va a suced­er. Quien cree que merece el cielo, vive situa­ciones llenas de luz, quien cree que merece el in­fier­no, vive im­a­genes ater­rado­ras co­mo creación de su mente.

O sea, los psicó­patas que care­cen de con­cien­cia de sus mal­dades: al cielo. Los hon­estos, con­scientes de sus fal­las y flaque­za­s: al in­fier­no. Sos un mo­co co­mo agente de vi­a­jes, Dominguez. Por lo menos otras teorías ac­er­ca de la post-vi­da tratan de dar jus­ti­ci­a, vos das un tene­dor li­bre.

Pero aún los cie­los e in­fier­nos deben ser even­tual­mente aban­don­a­dos cuan­do la mente lo­gra trascen­der aque­l­lo que creyó que suced­ería y se funde fi­nal­mente en la ver­dad úl­ti­ma y supre­ma.

Porque ten­emos mon­tones de tes­ti­mo­nios de gente que fué al in­fier­no y de­spués sal­ió, y se fundió en la ver­dad úl­ti­ma y supre­ma, que evi­ta, di­cho sea de pa­so, ex­pli­ca aba­jo, la reen­car­nación. Ah no. de he­cho, lo que es­tá de­scri­bi­en­do es una per­fec­ta bar­rera para blo­quear la in­for­ma­ción ac­er­ca de ese even­to. Si eso pasa, es clara­mente im­posi­ble que lo sep­a­mos. Con lo que no so­lo es im­prob­a­ble que sea cier­to, si no que aún si lo fuer­a, es­tarías mintien­do, Dominguez.

¿Qué pasa con los ateos? Tam­bién van di­rec­to a su sis­tema de creen­ci­as, si no han creí­do en nada, en­cuen­tran la na­da más ab­so­lu­ta, y de­spués de un tiem­po de bucear en la nada, su mente as­pi­ra a al­go más y pi­de que ex­ista al­go, y en ese in­stante lo­gran avan­zar a una eta­pa su­pe­ri­or. Esa ex­pe­ri­en­cia du­ra has­ta que en un mo­men­to de de­ses­peración de­spués de es­tancar­se en la nada, dice: ¿no puede haber al­go más? Y ante ese cues­tion­amien­to, es­tá ap­to para el pase de plano. Al­guien que es­tá en un tor­men­to men­tal, lo que lla­man in­fier­no,en un pun­to pi­de que al­guien lo rescate y va a es­tar ap­to para el pase de plano, pero nadie de­ja de ex­per­i­men­tar el de­seo de su creen­cia más fuerte.

No fun­cionaría. Si los ateos creen en la na­da (que no, que no es así, que creemos que no hay nada, que no es lo mis­mo), al es­tar ese ateo ahí, en la nada, ten­dría un mo­men­to en que diría, pará un min­u­to, es­to no es la nada, porque es­toy yo. Cog­i­to er­go sum, que le di­cen. Te puede ll­e­var tipo 30 se­gun­dos.

Re­sumen: un delirio in­con­sis­tente e in­moral.

Ter­cera gran eta­pa: La más sub­lime, ya que es el es­ta­do de éx­ta­sis del al­ma, cuan­do ya se desecharon las creen­cias lim­i­tantes de la mente y se aban­do­nan las imá­genes re­cientes para avan­zar.

¡Sue­na groso!

En es­ta eta­pa, el al­ma se funde en su ver­dadera es­en­ci­a.

Ajá. Las cosas in­ma­te­ri­ales no se fun­den.

Sai ba­ba me ex­pli­ca­ba que en ese in­stante la luz no es co­mo el sol sino co­mo mil­lones de soles y que no es una luz ce­gado­ra, es una luz que en­vuelve al al­ma y la ll­e­va a la com­pren­sión de que esa luz es lo que el­la es, lo que siem­pre fue.

¿Y co­mo sabía eso Sai Baba?

Se per­manece en ese es­ta­do y se sigue la ex­pan­sión ilim­i­ta­da de la con­cien­cia si ya no hay kar­ma y no hay que seguir aproban­do ma­te­rias. El al­ma ob­ser­va con ecua­nim­i­dad en es­ta eta­pa lo que hi­zo en vi­da mien­tras es­ta­ba en el cuer­po. Ve si le quedan ma­te­rias sin apro­bar, co­mo ser la ma­te­ria del amor in­condi­cional, el perdón, la ale­gría de vivir, trascen­der la caren­ci­a, apren­der la sol­i­dari­dad y a salirse de los ape­gos que las­ti­man, avan­zar en la com­pren­sión de la propia di­vinidad, etc.

¿Me das el lis­ta­do de ma­te­ri­as? ¿Hay cor­rel­a­ti­vas? ¿Se puede rendir li­bre?

El al­ma com­prende clara­mente lo que le causó a otras partes de sí mis­ma. Se da cuen­ta que siem­pre fue el­la mis­ma pero en otras for­mas, por eso to­do lo que hi­zo en ese mo­men­to lo ex­per­i­men­ta, porque siem­pre fue el­la.

¿Lo qué?

Y por ley de causa y efec­to, lo re­vive. Si quedaron ma­te­ri­as, de­san­da el túnel y va cre­an­do las cir­cun­stan­cias afines a su nue­va en­car­nación, va eligien­do el cuer­po en el que va nac­er, el sex­o, los padres, las situa­ciones a vivir con las per­sonas ade­cuadas que le van a es­pe­jar aque­l­lo que tiene que apren­der y de­cide có­mo va a ser el primer septe­nio y el en­torno.

Es­ta es buenísi­ma. Para los que no lo saben, es­tá di­cien­do que el al­ma, al reen­car­narse, elige en qué condi­ciones va a vivir su primeros si­ete años. Esa es tal vez la en­señan­za más per­ver­sa de to­das las men­cionadas hoy.

¿Que te moriste de ham­bre a los tres meses? Vos lo elegiste antes de nac­er. No es cul­pa del Dalai Lama, que es ape­nas el señor feu­dal de la zon­a. ¿Que sos po­bre? Cul­pa tuya. ¿Que es­tás desnu­tri­do? Cul­pa tuya. Nadie tiene ningún dere­cho in­alien­able, nadie tiene ningu­na obli­gación. To­do cas­ti­go será asig­na­do por el al­ma en la próx­i­ma reen­car­nación, to­do sufrim­ien­to es mere­ci­do porque es ese cas­ti­go. Y sos cas­ti­ga­do por al­go que no sabés qué es, que nadie puede saber­lo, porque fué en otra vi­da. Pero jodéte, comé gu­sanos y cal­láte.

Es re­pug­nante. To­do el ed­i­fi­cio teóri­co y moral de la rue­da kár­mi­ca es as­queroso, prim­i­tivo, ten­di­ente a per­pet­u­ar el sta­tus quo de los priv­i­le­gia­dos, a man­ten­er señores pela­dos vivien­do de limosnas y sin­tién­dose bi­en con­si­go mis­mos.

No, Clau­dio María Dominguez, lo que de­scribís no es paz, no es luz, es hor­ri­ble. Lo que de­scribís es un in­fier­no que ni siquiera tiene una as­piración de jus­ti­ci­a.

To­dos aque­l­los que "com­pran" es­ta idea de "e­spir­i­tu­al­i­dad" de­berían pen­sar, un poco, en qué es­tán metién­dose. Y vos, Dominguez, seguirás cur­ran­do, porque siem­pre hay cré­du­los, siem­pre hay gente de­ses­per­a­da dis­pues­ta a darte diez pe­sos por ex­plicar que hay un fil­ipino mági­co que te saca el can­cer con los de­dos, porque esa es la clase de ba­sura que sos.

Poné cara de bueno, hablá con esa voz de bobo su­per­a­do. Sos una lacra. Y vos lo sabés.

A day like this, in 2004...

In a day like this, in 2004, I was post­ing about how a Sony Clie would be a much nicer ebook read­er than my palm m100.

Re­al­ly. This:

http://www.pdaexpertos.com/modelos_pda/imagenes/modelos/SonySJ30.jpg

A sony Clie SJ-30

Was, in­deed much bet­ter than this:

http://www.pdaexpertos.com/modelos_pda/imagenes/modelos/Palmm100.jpg

A Palm m100

And I was hap­py that I could get the Clie for on­ly 100 dol­lars af­ter trad­ing my m100. And it had a bat­tery life of a whole 2 days. Nowa­days, for the same 100 dol­lars, I got a Kin­dle touch, with a bat­tery life of, like, for­ev­er.

OTO­H, at night I read on an an­droid phone, which is about the same size and shape as the Clie and has even short­er bat­tery life (much bet­ter screen of course).

So, the more things change, the more they stay the same, I guess.

PyDay Luján 5/5/2012

This sat­ur­day I at­tend­ed Py­day Lu­ján. I don't know if oth­er places have such things as Py­Days, so here's a brief sum­ma­ry:

  1. It is a day-­­long event

  2. It usu­al­­ly takes place in a uni­ver­si­­ty

  3. It has one or two tracks

  4. It's about python

  5. It's fun

This time, it took place at the Uni­ver­si­dad Na­cional de Lu­ján which is a bi­i­i­i­it too far from my home:


View Larger Map

Luck­i­ly Fa­cun­do Batista was go­ing, and he's a driver, not a pedes­tri­an, and took me there.

I was to speak about "Do­ing one thing and do­ing it right". These are the bor­ing slides:

I you don't see them up there, go here.

I re­al­ly, re­al­ly want­ed to record this. But I failed. So, com­bin­ing that with my re­luc­tance about re­peat­ing my­self, it means this thing will on­ly ev­er be seen by those who were there last sat­ur­day.

Great fun was had, an un­wise num­ber of chori­panes was eat­en, and lots of in­ter­est­ing con­ver­sa­tions oc­cured.

Hope­ful­ly soon­ish there will be some pic­tures, too (although I did not take any).

So, thanks to Yami­la and the rest of the Lu­ján or­ga­niz­er­s!

The New Normal

Walk­ing to school, I al­ways passed by a house full of bul­let holes. That was, if mem­o­ry serves, the cor­ner of Mar­cial Can­di­oti and Ituzaingó. I nev­er knew why that house was full of bul­let holes. The win­dow shades were al­ways down, and noone ev­er ex­plained it to me. It was not a long walk, just 4 block­s, from home to to the Mar­i­ano Moreno school.

I was cu­ri­ous about that house, since I was 7, and cu­rios­i­ty is the nat­u­ral state of sev­en-year-olds ev­ery­where, and there were not many hous­es like that (num­ber of hous­es with bul­let holes I've seen since: 0). Of note is that this was 1977, an in­ter­est­ing year where there were about 600 bomb­ings in Ar­genti­na, and there was a ram­pant dic­ta­tor­ship killing and kid­nap­ping seem­ing­ly at ran­dom.

And I was walk­ing to school, alone. And that was not strange for me. I had been mov­ing around in the city by my­self for years. I used to go from home to art class­es by city bus when I was 5. Yes, I was tak­ing city bus­es, alone, in­to the city down­town, in Ar­genti­na, while a dic­ta­tor­ship kicked out a pres­i­den­t. So I could at­tend pup­petry work­shop.

My moth­er was a school prin­ci­pal in the worst slum imag­in­able. I was 4 and was un­der the watch­ful eye of the school cook and keep­er­s. Which means that if they had to go buy some­thing, I went with them, I played in the yard­s, I got lice ev­ery day, and par­a­sites at least once.

My fa­ther used to make my broth­er sleep when he was a ba­by by putting him on the right seat of his car and driv­ing through the night. And I don't mean "putting him in a seat" as in a safe­ty seat, he was swad­dled in a blan­ket, placed on a seat, no seat­belt­s, while my sleepy fa­ther drove through the night.

I used to spend the sum­mer­s, when I was about 8, in a place where the ex­pect­ed ac­tiv­i­ties were start­ing fires, build­ing bows, piss­ing com­pe­ti­tion­s, pin­ning crick­ets in­to board­s, climb­ing 30 feet tall trees, eat­ing ran­dom fruits from sus­pect bush­es, fish­ing mori­bund bats from the swim­ming pool and try­ing to nurse them to health in pea can­s, pok­ing wasp nest­s, hunt­ing toad­s, es­cap­ing to wan­der sand roads with­out telling any­one. One whole sum­mer, we could see through the bus win­dow a dead horse rot­ting in a ditch a few min­utes be­fore ar­riv­ing. We washed our uten­sils with dirt. We drank well wa­ter from hoses. We carved wood us­ing knives. We digged pits us­ing shov­el­s.

When I was about twelve, I roamed the Buenos Aires down­town at night, bought teather tick­et­s, at­tend­ed the shows alone, rode the sub­way, got lost a lot, vis­it­ed gam­ing ar­cades, ate piz­za stand­ing up, dis­ap­peared from morn­ing to mid­night.

I was re­mem­ber­ing these things last night, talk­ing with my wife about my son, who just turned five a few weeks ago, and I walk to school ev­ery morn­ing. His school is rough­ly 3 blocks from home, in a nice neigh­bor­hood. The sole idea of him walk­ing to school alone is un­think­able. How old should he be be­fore he can walk to school? How old must he be be­fore he can cross the street to buy can­dy. How old be­fore he needs his own mon­ey, be­fore he has a key to the house, be­fore he can go to the park to play alone, be­fore he can vis­it a friend down the street alone, be­fore he can go to the toi­let in pub­lic places alone.

I have no idea. The ex­pe­ri­ence of hav­ing been 5 in 1976 does­n't help me know what be­ing 5 in 2012 is like, I am at a loss, I am a for­eign­er from a dif­fer­ent place, where our chil­dren fought wolves with their bare hand­s. I am not pre­pared for this. Ei­ther that or my par­ents were com­plete­ly in­sane.

Discutiendo con cualquiera: Evolución o Creación, de Tu breve Espacio (.com)

Sor­ry, span­ish on­ly!


Hace mu­cho tiem­po hice un­os artícu­los que llamé Dis­cutien­do con Cualquiera ( 1, 2, 3) donde me toma­ba mucha más mo­les­tia de la nece­saria para re­spon­der­le a un chang­o.

Bueno, va­mos a pro­bar de nue­vo. Me linkearon en face­book a es­ta her­mosa pági­na lla­ma­da "¿Evolu­ción o Creación?" en http://www.­tubreveespa­cio.­com/evolu­cion.html es­cri­ta por Edgar Martínez, y voy a tratar de re­spon­der co­mo cor­re­sponde. Con sar­cas­mo. Porque el sar­cas­mo es la for­ma más ba­ja del in­ge­nio, co­mo di­jo al­guien, pero por lo menos es in­ge­nio. No co­mo otras cosas.

Ya ar­ran­ca am­bi­cioso:

Re­cientes in­ves­ti­ga­ciones der­rum­ban por com­ple­to la teoría de la evolu­ción y le dan nue­va cred­i­bil­i­dad a la creación de la vi­da por una in­teligen­cia su­pe­ri­or ¿Para Rip­ley´s? Adén­trate en este fasci­nante artícu­lo

¿Evolu­ción o Creación?

Años atrás la teoría de la creación de to­do ser viviente por Dios no se ponía a dis­cusión, pero surge Charles Dar­win y, con su teoría de la evolu­ción, parecía que ex­pli­ca­ba por com­ple­to la ex­is­ten­cia de la vi­da en la tier­ra.

Este... no? Para em­pezar, la teoría de la evolu­ción no ex­pli­ca la ex­is­ten­cia de la vi­da en la tier­ra. Es­o, lla­ma­do el prob­le­ma de la abiogé­ne­sis, es­tá fuera de su ran­go. Tam­poco ex­pli­ca las mar­eas, ni por qué bril­la el sol, ni có­mo puede ser que nadie con­fiese que le gus­tan los carame­los me­dia ho­ra. Ex­pli­ca otras cosas.

Por otro lado, ha habido des­de la antigüedad gente que no dice que a los seres vivientes los creó dios. Por ejem­plo, los hindúes. Los ba­bilo­nios. Los ro­manos. Los grie­gos. Los aztecas. Los mayas. El 100% de la población hace 7000 años. Etc.

Pero Charles no con­ta­ba con los avances cien­tí­fi­cos de nue­stros días.

Lo raro sería que hu­biera con­ta­do con el­los. Imag­i­no a Dar­win, en Ar­genti­na, a pun­to de ser pi­ca­do por una vinchu­ca, pen­san­do, "¡La pucha, si tan so­lo con­tara con un in­sec­ti­ci­da am­bi­en­tal efi­cien­te!"

La fan­tás­ti­ca his­to­ria que se re­la­ta en el capí­tu­lo bíbli­co de Gé­ne­sis, de la creación del mun­do en 6 días y en la que Dios creó a la mu­jer de la cos­til­la del primer hom­bre, Adán, son­a­ban mas bi­en a leyen­da e in­ven­ción del hom­bre, parecía uno mas de los in­nu­mer­ables mi­tos de la creación del mun­do que han ex­is­ti­do en di­ver­sas cul­turas an­tiguas.

100% de acuer­do. Lo sigue pare­cien­do.

Y en­tonces surge la teoría de la evolu­ción, de Charles Dar­win.

Es im­por­tante en­ten­der el mo­men­to históri­co en el que se aco­mo­da fér­til­mente la teoría de la evolu­ción de Charles Dar­win.

En aque­l­la época, la igle­sia católi­ca ejer­cía un poder tiráni­co.

Dar­win no vivía en un país católi­co. Vivía en Inglater­ra, hog­ar de la igle­sia an­gli­cana. Que son protes­tantes. Que no re­cono­cen la au­tori­dad del pa­pa. Que llam­a­ban a los católi­cos cosas co­mo "mar­ióla­tras".

La ed­u­cación, las úni­cas uni­ver­si­dades, pertenecían a la Igle­si­a. Im­ponía sus pun­tos de vis­ta, sin abrirse a las ex­pre­siones de otras ideas. Y al no ocu­parse en las cosas de Dios, sino en cues­tiones de riquezas y poder, habían he­cho perder la fe de las masas.

Dar­win es­tudió en Cam­bridge. Cam­bridge tu­vo su primer capel­lán católi­co en 1896, cuan­do Dar­win tenía ya 14 años de muer­to. De he­cho, Cam­bridge per­mi­tió el in­gre­so de católi­cos re­cién en 1871 (cuan­do Dar­win tenía ya 62 años) cuan­do se derog­a­ron los Test Acts. De he­cho, la con­gre­gación para la propa­gación de la fé de la igle­sia católi­ca, había procla­ma­do que asi­s­tir a Cam­bridge era prob­a­ble causa de peca­do mor­tal da­da la at­mós­fera de lib­er­al­is­mo y es­cep­ti­cis­mo reinantes.

Es ev­i­dente que el au­tor no tiene la más pu­ta idea ac­er­ca de la his­to­ria de las uni­ver­si­dades en Inglater­ra, o la vi­da de Dar­win

Pues bi­en, lle­ga Charles Dar­win con su teoría... ¡la abrazaron! Ex­pli­ca­ba que los an­i­males se habían orig­i­na­do a sí mis­mos, y que las es­pecies de an­i­males se habían orig­i­na­do a par­tir de unas pocas, por medio del pro­ce­so de la se­lec­ción nat­u­ral.

Ponéle.

Si un an­i­mal nece­sita­ba adquirir la ha­bil­i­dad de im­i­tar el col­or de su habi­tat para so­bre­vivir y lo lo­graba, eso era una car­ac­terís­ti­ca que le da­ba ven­ta­ja so­bre los demás, y era una car­ac­terís­ti­ca que de for­ma nat­u­ral se hered­a­ba a su pro­ge­nie.

Ponéle.

La sen­cil­la lóg­i­ca de la teoría había da­do en el clavo, las masas habían en­con­tra­do en es­ta teoría la for­ma de ex­pre­sar su de­scon­tento ha­cia la igle­sia católi­ca.

O... de ex­plicar el mun­do que las rode­a­ba. Que es mu­cho más in­tere­sante.

La igle­sia católi­ca había olvi­da­do por com­ple­to su es­en­ci­a: cono­cer la Bib­li­a.

Ponéle.

De­mostraron cono­cer na­da de lo que habla­ban, y en vez de de­fend­er con ar­gu­men­tos la creación del mun­do por Dios, los líderes de la igle­sia em­pezaron ataques per­son­ales a Charles Dar­win, di­cién­dole a Dar­win que él era de­scen­di­ente de un mono.

No, el que le di­jo eso no era un líder de la igle­sia católi­ca. Era el obis­po Wilber­force, de la igle­sia an­gli­cana. Y no se lo di­jo a Dar­win, se lo di­jo a Hux­ley. Es­pecí­fi­ca­mente, le pre­gun­tó si "de­scendía de un mono de parte de padre o de madre", que hay que ad­mi­tir, es por lo menos gra­cioso.

El pueblo se dio cuen­ta que la igle­sia católi­ca no de­fendía co­her­ente­mente su pun­to de vista.

La belleza y sen­cillez de la teoría dar­wini­ana con­sigu­ió el apoyo de la co­mu­nidad cien­tí­fi­ca y el pueblo. La creación por Dios era dog­ma de fe, la dar­wini­ana, lóg­i­ca.

Ponéle.

Y a su vez, la co­mu­nidad cien­tí­fi­ca se cegó. Em­pezaron a ver to­do ba­jo el pris­ma evo­lu­ti­vo. Porque eso es lo que de­sea­ban ver.

Ni ahí. Pero bué... ponéle.

El pueblo, ce­ga­do antes por la teoría re­li­giosa, aho­ra creía dog­máti­ca y cie­ga­mente en la dar­wini­ana. No ra­zon­a­ban. Eter­no hábito de no pen­sar y ser seguidor. Los pocos hom­bres que pien­san, em­pezaron a cues­tionar e in­ves­ti­gar la teoría dar­wini­ana.

¿"El pueblo", "a­ho­ra"? ¿A­ho­ra cuán­do? Y des­de ya ten­emos el doble dis­cur­so. Antes acept­a­ban el crea­cionis­mo porque nadie lo dis­cutía, aho­ra es que no ra­zo­nan. Y el típi­co gam­bito eli­tista de "los pocos hom­bres que pien­san". Nótese la hor­ren­da con­cor­dan­cia de tiem­pos ver­bales.

Te vas a sor­pren­der de lo que to­dos acep­tan co­mo ver­dad, que te han en­seña­do tus pro­fe­sores de la es­cuela y que lees a ca­da ra­to en di­ver­sos artícu­los. Y que no son cier­tos. Agár­rate de la sil­la.

Me agar­ro.

Una co­in­ci­den­cia sor­pren­dente en­tre la teoría de Dar­win y la Bíbli­ca de la creación de la vi­da, es que el or­den de eta­pas que de­scribe la Bib­lia que fue crea­da la vi­da (ori­gen de los océanos, creación de la tier­ra, aparec­imien­to de la vi­da mari­na, surgimien­to de aves y mamífer­os) es la mis­ma se­cuen­cia de las di­vi­siones prin­ci­pales del tiem­po ge­ológi­co, co­mo las de­scribe la cien­ci­a.

Las pelotas. Las pelotas deben haber si­do creadas jun­to con los mamífer­os supon­go. pero igual: con­cor­dan­cia las pelotas.

Es­to lo afir­ma el geól­o­go Wal­lace Prat­t. Aunque ust­ed... no lo crea.

Ajá. Va­mos a hac­er al­go que nun­ca hace este tipo de gen­te, y citar a Wal­lace Prat­t:

"If I as a ge­ol­o­gist were called up­on to ex­plain briefly our mod­ern ideas of the ori­gin of the earth and the de­vel­op­ment of life on it to a sim­ple, pas- toral peo­ple, such as the tribes to whom the Book of Gen­e­sis was ad­dressed, I could hard­ly do bet­ter than fol­low rather close­ly much of the lan­guage of the first chap­ter of Gen­e­sis."

—Wal­lace Pratt

Nótese que dice "si le tu­viera que ex­plicar a sim­ples pa­s­tores". No so­mos sim­ples pa­s­tores. So­mos gente mod­er­na, que puede lle­gar de Egip­to a Is­rael en 40 min­u­tos, no 40 años.

Y es la úni­ca his­to­ria an­tigua del surgimien­to del mun­do que cuadra con la cien­tí­fi­ca.

Las pelotas, co­mo venía di­cien­do, son aprox­i­mada­mente creadas en el ter­cer día en el li­bro del Gé­ne­sis. Sin em­bar­go, lo que dice este señor es sim­ple­mente er­ró­neo. Esa ex­pli­cación no cuadra con la ex­pli­cación cien­tí­fi­ca, o por lo menos no mejor que, por ejem­plo, el mi­to de creación de los in­dios pawnee que comien­za la creación con un ac­to de par­la­men­taris­mo.

Dar­win tam­bién decía que los in­di­vid­u­os más ca­paces de ca­da es­pecie son los que so­bre­vivían, y que las car­ac­terís­ti­cas que hacían que és­tos in­di­vid­u­os so­bre­vivier­an se trans­mitían de gen­eración a gen­eración.

Y de mejo­ra en mejo­ra... ¡se pro­ducían nuevas es­pecies!

Una teoría her­mosa­mente lóg­i­ca y sen­cil­la.

Pero en los úl­ti­mos 100 años la cien­cia de­s­cubrió el códi­go genéti­co (AD­N) cuyas fun­ciones an­u­lan por com­ple­to esa teoría.

Este.... no?

La fun­ción del códi­go genéti­co es per­pet­u­ar las car­ac­terís­ti­cas fi­si­ológ­i­cas del an­i­mal, per­mi­tien­do una variación en cuan­to al tamaño y col­or, pero no per­mite cam­bios tan grandes que se creen nuevas es­pecies.

Ajá. Veamos. Yo ten­go un códi­go genéti­co. Mi gato blaquito tiene un códi­go genéti­co. Pero el códi­go genéti­co no per­mite cam­bios tan grandes co­mo aque­l­los en­tre es­pecies. Ajá.

Pon­dré un ejem­p­lo prác­ti­co de có­mo fun­ciona el códi­go genéti­co.

Es co­mo si un león tu­viera un pro­gra­ma de com­putación (códi­go genéti­co) lla­ma­do león, y que hace que un león tome las car­ac­terís­ti­cas que le cono­ce­mos en cuan­to a tamaño, for­ma, in­stin­tos, etc.

No. El ADN no es co­mo "un pro­gra­ma de com­putación". No es ni re­mo­ta­mente pare­ci­do.

Y es un pro­gra­ma pro­te­gi­do con­tra bor­ra­do y es­crit­u­ra ¿Este pro­gra­ma (códi­go genéti­co) puede sufrir er­rores tales que per­mi­ta la creación de nuevas es­pecies? No.

Ah, nues­tra vie­ja ami­ga, la prue­ba por afir­ma­ción con­tun­dente. ¿Porqué no puede? Porque NO.

Co­mo un pro­gra­ma de com­putación que le en­tra al­gún virus o que ac­ci­den­tal­mente el pro­gra­mador bor­ra un archivo, y eso hace que el pro­gra­ma fun­cione de man­era difer­ente, el códi­go genéti­co tam­bién puede recibir daños.

Se le cono­cen co­mo mu­ta­ciones.

Soy un pro­gra­mador. No tenés idea.

Los cien­tí­fi­cos in­ten­taron mod­i­ficar este pro­gra­ma de com­puta­do­ras de la nat­u­raleza (códi­go genéti­co) para pro­bar que sí se podían gener­ar nuevas es­pecies.

Hicieron un ex­per­i­men­to con moscas del vina­gre, in­ducien­do mu­ta­ciones del códi­go genéti­co con rayos x ¿Re­sul­ta­dos? Surgieron moscas en su gran may­oría con car­ac­terís­ti­cas in­fe­ri­ores a las prome­dio.

¿S­abés qué? Tam­bién hicieron otras cosas. Co­mo por ejem­plo, cri­ar bac­te­rias que pueden nu­trirse de cosas que antes no podían. Podés leer­lo acá pero claro, es un poco más com­pli­ca­do que tu ver­sión.

Cuan­do se cruzaron las moscas mu­tan­tes, sor­pre­si­va­mente de­spués de al­gu­nas gen­era­ciones, surgieron moscas nor­males.

Las pelotas! Ah, no, cier­to, las moscas no tienen pelotas.

El genetista Richard Gold­smith se de­ses­peró, porque los cam­bios orig­i­na­dos en las moscas, aún si se jun­taran to­dos, er­an tan pe­queños que no crearían una nue­va es­pecie.

No Gold­smith. Gold­schmidt. Au­tor de obras tales co­mo "The ge­net­ic back­ground of chem­i­cal­ly in­duced phe­no­copies in Drosophi­la". Así que tiráme una ref­er­en­ci­a. Dále, una soli­ta.

La re­vista in­ves­ti­gación y cien­cia in­for­ma que los daños al códi­go genéti­co in­ducen una re­spues­ta de emer­gen­cia del códi­go genéti­co, y éste gen­era au­tomáti­ca­mente en­z­i­mas que reparan el daño.

¿Adónde in­for­ma es­o?

Es co­mo si un pro­gra­ma de com­puta­do­ras le fuer­an bor­radas al­gu­nas líneas de pro­gra­ma, que harían que no fun­cionara bi­en.

Pero co­mo si ese pro­gra­ma au­tomáti­ca­mente lo de­tec­tara y pusiera las líneas bor­radas por si mis­mo, y en un­os días ya fun­cionara co­mo su pro­gra­mador orig­i­nal­mente hi­zo el pro­gra­ma ¡Fan­tás­ti­co! ¿No? pues aunque los pro­gra­mas de com­puta­do­ras ac­tual­mente no ha­cen es­o, el códi­go genéti­co sí lo hace.

Ajá. Bueno, pero no. En am­bos ca­sos. Hay pro­gra­mas con re­dun­dan­cia donde un daño al mis­mo no impi­de su fun­cionamien­to. Es posi­ble dañar el códi­go genéti­co más al­lá de lo repara­ble.

El códi­go genéti­co, al ser una es­pecie de pro­gra­ma de com­puta­do­ras mar­avil­losa­mente cread­o, a prue­ba de mod­i­fi­ca­ciones y au­torepara­ble, es el prin­ci­pal ob­stácu­lo para la teoría de la evolu­ción.

Las pelotas, si bi­en fueron creadas re­cién en el ter­cer día (o tal vez el cuar­to?) son una mar­avil­losa fuente de ma­te­ri­al genéti­co (lit­eral­mente).

Los cien­tí­fi­cos aho­ra di­cen que de­bió haber ex­is­ti­do un códi­go genéti­co prim­i­ti­vo que per­mitía cam­bios, pero que de­spués evolu­cionó y ya no los per­mi­tió. A la fecha, no han po­di­do com­pro­bar­lo.

Es­tos famosos "los cien­tí­fi­cos" y sus di­chos.

¡Pero si hay en los museos los de­scen­di­entes del hom­bre! ¡Pero si la cien­cia dice que de­scen­de­mos del mono y es­tá cien­tí­fi­ca­mente com­pro­bado!¡Pero si ex­istieron los hom­bres de Java, Ne­an­derthal, Te­p­ex­pan y Cro-­Magnon!

¡Claro!

Te ex­pli­co. Re­spec­to a que de­scen­de­mos del mono, se hi­zo un ex­per­i­men­to con "Ko Ko", una go­ri­la hem­bra, para en­señar­le a hablar y de­mostrar que el hom­bre pu­do haber evolu­ciona­do a par­tir del mono.

¿E­h? Sí, se le en­seño lengua­je de señas a una go­ri­la. ¿Qué tiene que ver eso con la evolu­ción del hom­bre y con el sa­bor del kino­to?

El ex­per­i­men­to ex­pli­ca que la go­ri­la fue ca­paz de ex­pre­sar sen­timien­tos y emo­ciones a través de un sis­tema de co­mu­ni­cación pare­ci­do al que us­an los sor­do­mu­dos.

Pero en el li­bro ¿Có­mo nos co­mu­ni­camos? de ed­i­to­ri­al Al­ham­bra, las per­sonas del ex­per­i­men­to con­cluyen que Ko Ko jamás po­dría hablar con el lengua­je de los hu­manos, puesto que el apara­to de fonación nat­u­ral de los monos no per­mite la ar­tic­u­lación de pal­abras tal co­mo los hu­manos hace­mos.

Por eso le en­señaron lengua­je de señas. Porque es una go­ri­la. Y los go­ri­las no hablan.

En pocas pal­abras, si un mono no pu­do de­sar­rol­lar el lengua­je hu­mano con to­dos los medios disponibles para es­tim­u­la­rlo, por su apara­to de fonación... ¡Menos lo iban a hac­er los monos de la antigüedad en es­ta­do sal­va­je! ¿Có­mo te que­do el ojo?

Bi­en gra­cias. Aplique­mos el mis­mo ra­zon­amien­to a un tema más sen­cil­lo. Es­ta so­ciedad no ha con­seguio en­señar a ra­zonar al au­tor de ese pár­rafo a pe­sar de con­tar con to­dos los medios disponibles para es­tim­u­la­rlo. Er­go, el au­tor es un mono tití. ¿Co­mo te quedó el ojo?

De los hom­bre de la antigüedad, te voy a hac­er la sigu­iente ob­ser­vación:

Si el hom­bre hu­biera evolu­cionado, en la mis­ma zona ge­ográ­fi­ca es­taría la prue­ba.

Ajá.

Es­taría el hom­bre de Ne­an­derthal en la mis­ma zona ge­ográ­fi­ca, que el de Cro-­Magnon y el de Java, puesto que un hom­bre era la "me­jo­ra" del otro, pro­duc­to del mis­mo am­bi­ente nat­u­ral, según la teoría de la evolu­ción.

No. Le pre­sen­to al señor la teoría de es­pe­ciación alopátri­ca. Claro, es un po­quito más com­pli­ca­da de lo que dice la bib­li­a.

Pues te in­for­mo que el hom­bre de Ne­an­derthal so­lo se ha en­con­tra­do...¡En Ale­ma­ni­a! El de Cro-­Magnon...¡­So­lo en Fran­ci­a! El de Ja­va...¡­So­lo en In­done­si­a!. El de Pekín...¡­So­lo en Chi­na! El de Te­p­ex­pan...¡­So­lo en Méx­i­co!

Le pre­sen­to al señor las cuevas de Châtelper­ron, donde fueron hal­la­dos fósiles de Cro­magnon y Ne­an­derthal. Y es­ta lin­da lista de donde se han en­con­tra­do fósiles de Ho­mo Ne­an­derthalen­sis:

  • Uzbek­istán

  • Ucra­­nia

  • Siria

  • Ru­sia

  • Ru­­ma­­nia

  • Por­­tu­­gal

  • Is­rael

  • Irak

  • Irán

  • Italia

  • Inglater­ra

  • Fran­­cia

  • Es­­­paña

  • Eslove­­nia

  • Croa­­cia

  • Chequia

  • Bél­gi­­ca

  • Ale­­ma­­nia

Ouch.

Te repi­to, si hu­biera ex­is­ti­do evolu­ción, la prue­ba de­bería de es­tar en la mis­ma zona ge­ográ­fi­ca.

Lis­to, en­tonces ya es­tá, es­tá proba­do y aban­donás?

Ob­ser­va este he­cho la próx­i­ma vez que vayas a un museo de his­to­ria nat­u­ral.

Es­tos hom­bres sim­ple­mente er­an varia­ciones den­tro de la mis­ma es­pecie hu­mana.

Ac­tual­mente mu­chos cien­tí­fi­cos afir­man que es­tos hom­bres de la antigüedad no di­fieren en na­da de los de aho­ra.

En el ca­so del hom­bre de Cro-­magnon, sí, es pare­ci­do el chang­o.

¿S­abes que? Yo creo en Dios, lo veo co­mo el in­ge­niero de com­putación y ar­qui­tec­to per­fec­to.

Si un ar­qui­tec­to con­struye casas en la playa, ele­girá ma­te­ri­ales ligeros. Si con­struye en ciu­dad, ele­girá ma­te­ri­ales difer­entes por el cli­ma. Pero uti­liza las mis­mas es­truc­turas.

¿E­h? Ponéle.

De la mis­ma for­ma, Dios usa las mis­mas es­truc­turas óseas, pero adap­ta el vol­u­men y for­ma de acuer­do a las necesi­dades de su creación.

Las alas de las aves es­tán hechas con hue­sos hue­cos, que son mas ligeros y fa­cil­i­tan la fun­ción de volar.

Las ale­tas de las bal­lenas, cubren una may­or área y fa­cili­ta la fun­ción de nadar.

¿Has ob­ser­va­do la in­creíble sabiduría de la nat­u­raleza? Los ca­ma­le­ones adap­tan su col­or in­stin­ti­va­mente al col­or de su medio am­bi­en­te, hay abe­jas que son en­gañadas por flo­res con for­ma sim­i­lar a la de di­chos in­sec­tos, y to­do es­to para que las flo­res sean polin­izadas...¡en fin!

En fin... ¿qué?

La asom­brosa ar­monía y dis­eño de la nat­u­raleza lo in­ten­tó ex­plicar la teoría dar­wini­ana de la se­lec­ción nat­u­ral.

Sí.

Pero des­de el mo­men­to en que ya te ex­pliqué que to­dos los an­i­males y plan­tas tienen un códi­go genéti­co, pre­pro­gra­mado, y ese códi­go es co­mo un pro­gra­ma de com­puta­do­ras que no se puede mod­i­fi­car, y ya vienen es­peci­fi­cadas por de­fault las car­ac­terís­ti­cas de ca­da an­i­mal y plan­ta...

Claro, co­mo ya me ex­pli­cas­te es­tá to­do claro... no.

¡Dios es tam­bién el mejor pro­gra­mador! ¿Qué te pare­ció el sen­sa­cional dis­eño del códi­go genéti­co, a prue­ba de mod­i­fi­ca­ciones y au­toren­ov­able?

Me en­can­ta ten­er ma­te­ri­al genéti­co. ¡Menos mal que la igle­sia católi­ca de­scifró el fun­cionamien­to de los genes leyen­do la bib­li­a!

Si el ca­maleón puede im­i­tar el col­or del ár­bol...¡Es porque es­tá en el códi­go genéti­co del ca­maleón! ¡Y es porque Dios lo hi­zo así!

¡Y si el Chori Domínguez tiene dos pies izquier­dos es porque es­tá en su códi­go genéti­co! ¡Porque dios lo hi­zo así! Por fa­vor, trate­mos de man­ten­er un mín­i­mo de se­riedad. Ca­da vez que el au­tor dice al­go que es posi­ble com­pro­bar, ter­mi­na sien­do una pelo­tudez. Afir­mar es­ten­tórea­mente pelo­tude­ces só­lo lo­gra hac­er rui­dos pelo­tu­dos. Porque las pelotas las creó dios. Acuér­dense.

¡En fin! Si te in­tere­sa el tema, pre­gun­ta a tus pro­fe­sores, lee, in­ves­ti­ga.... ¡Y de­spués me dices si es­tás de acuer­do con­mi­go o no!

No es­toy de acuer­do. To­do lo que es­cribiste es una ca­de­na de falsedades, ton­terías y afir­ma­ciones vac­uas.

Has­ta la próx­i­ma.

¡Nos ve­mos!

Co­lab­o­ración de Edgar Martínez Méx­i­co

De na­da.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina