Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Desarrollando aplicaciones con Ubuntu One

Los sli­des de la char­la "De­sa­rro­llan­do apli­ca­cio­nes con Ubun­tu One" que dí el sá­ba­do pa­sa­do en Ubu­con­LA. La or­ga­ni­za­ción la fil­mó, así que tal vez al­gún día ha­ya vi­deo y to­do :-)

How I Prepare to Speak

Es­te es mi pro­ce­di­mien­to pa­ra dar char­la­s. Tal vez fun­cio­ne pa­ra otro­s. Pue­de ser bue­no, pue­de ser ma­lo.

  1. Re­­ci­­bir pe­­di­­do de que ha­­ble

  2. Du­­dar unos días

  3. Re­­ci­­bir pre­­gun­­ta de si pien­­so mo­­­ver el cu­­lo al­­gún día

  4. Pen­sar tí­­tu­­lo

  5. Man­­dar pro­­­pues­­ta el día del dea­d­­li­­ne +/- 48 ho­­­ras

  6. Pa­sar una se­­ma­­na o dos pen­san­­do en can­­ce­­lar

  7. Pen­sar qué quie­­re de­­cir ese tí­­tu­­lo

  8. Pa­sar N-1 se­­ma­­nas ha­s­­ta la co­n­­fe­­ren­­cia con rui­­do en la ca­­be­­­za de diá­­lo­­­go in­­terno ace­r­­ca del te­­ma

  9. Co­n­­ve­r­­tir ese diá­­lo­­­go des­­pe­­lo­­­ta­­do en un cuen­­ti­­to

  10. Es­­cri­­bir los no­m­­bres de los ca­­pí­­tu­­los del cuen­­ti­­to co­­­mo sli­­des

  11. Ir a la co­n­­fe­­ren­­cia

  12. Sen­­ta­r­­se en el fo­n­­do mien­­tras se te­r­­mi­­nan los sli­­des

  13. Em­­pe­­zar a ha­­blar

  14. Mo­s­­trar sli­­des

  15. Ca­­lla­r­­se

Sea Moderno, Escriba en Argentino, Jefe.

El pro­ble­ma es que el es­pa­ñol es una len­gua vi­va, y co­mo to­do aquel que ha vi­vi­do tan­to, se es­ta po­nien­do se­ni­l.

—Pe­rri­to

En Twi­tter me aca­ba de de­cir el ami­go Pe­rri­to esa fra­se re­don­da, ce­rra­di­ta, im­pe­ca­ble, cual cu­lo de mu­ñe­ca Yo­li-­Be­ll. Y tie­ne ra­zó­n. Por eso yo no es­cri­bo en es­pa­ño­l, ni en su cu­ña­do sec­ta­rio el cas­te­lla­no, yo es­cri­bo en ar­gen­tino.

Y eso no quie­re de­cir es­cri­bir "que ha­cé ca­be­za, a cuan­to la bi­rra" ni "el ala­zán se re­to­ba" sino sim­ple­men­te es­cri­bir mas o me­nos co­mo sueno en mi ca­be­za, lo que no es tan fá­cil co­mo pa­re­ce, pe­ro si no lo pien­so mu­cho me sa­le. Si lo pien­so, sa­le otra co­sa, que se­rá me­jor o se­rá peo­r, pe­ro es otra co­sa.

En­ton­ce­s, ve­nía di­cien­do que yo es­cri­bo en ar­gen­ti­no, por­que el es­pa­ñol es­tá vie­jo. Por­que el con­cep­to mis­mo de "a­sí se es­cri­be el es­pa­ño­l", "a­sí se ha­bla en es­pa­ño­l" es vie­jo. Es la idea de que hay una me­sa en Es­pa­ña adon­de se sien­ta una canti­dad de gen­te (¡al­guno que me cae bien, in­clu­so­!) que de­ci­de que de un día pa­ra otro de­cir ce­de­rrón es­tá bien y an­tes es­ta­ba ma­l. Ce­de­rró­n, oí­me, por el co­do de­re­cho de Ka­li (el del me­dio­), es una se­ñal de que el con­cep­to es­tá ma­l.

Que ha­ya una me­sa adon­de te di­cen que aho­ra al que na­ce en Aus­tria hay que de­cir­le aus­tria­co sin acen­to, es un in­sul­to, es co­mo si en tu ofi­ci­na un día te po­nen un car­tel que di­ce que el edul­co­ran­te se abre del la­do de la "E" de Equal Swee­t, y que si lo abrís del la­do de la "t" es­tá mal y sos un bu­rro.

Es le­gis­lar la na­da, es de­cre­tar lo inú­ti­l. Es la con­fe­sión de par­te que me re­le­va de pro­bar que son inú­ti­les de to­da inu­ti­li­da­d. Es de­cir "¡­Te­ne­mos mu­cho tiem­po al pe­do, ha­ga­mos que só­lo no lle­ve nun­ca acen­to­!".

Re­pu­dien eso. Re­pu­dien la au­to­ri­dad au­toa­sig­na­da de ve­tus­tos ca­te­drá­ti­cos de la me­tró­po­lis en quie­bra, y ha­blen en ar­gen­tino. Y si les di­cen que ha­blan ma­l, mán­den­los a la con­cha del pa­to, que es­tá bien di­cho en per­fec­to ar­gen­tino. Y si no sos ar­gen­ti­no, bue­no, no im­por­ta, no te co­bra­mos los de­re­cho­s.


Contents © 2000-2021 Roberto Alsina