Skip to main content

Ralsina.Me — Roberto Alsina's website

Reporte de viaje 7: A Notre Dame con gorriones y sandwiches

Es­to pasó an­teay­er a la maǹana. Sabrán dis­cul­par el atra­so.

De­sayu­namos y sal­imos con al­gu­na idea de ir a al­gu­na parte (creemos que a la ex­po de di­nosaurios en el Museo de His­to­ria Nat­u­ral), pero bueno, sal­imos del sub­te, mi­ramos alrede­dor, y había una treme­bun­da cat­e­dral ahí a una cuadra así que fuimos ahí.

Yen­do para ahí, al la­do de la es­tat­ua de Charle­magne (según Tato, es igual a un per­son­aje de los Pow­er Rangers Mys­tic Force que se lla­ma Phineas) hay un­os se­tos llenos de palo­mas, gor­riones y gavio­tas.

¿S­abés que pasa cuan­do tenés tur­is­tas dán­dole de com­er a los pa­jar­ra­cos du­rante siglos? Pasa es­to:

Nótese el am­able señor con los bol­sil­los llenos de pan.

De­spués es­tuve yo ayudán­dolo, y nos at­acó una gavio­ta (en se­ri­o). Los gor­riones son co­mo una rami­ta que te roza, no pe­san nada, las palo­mas se tratan de ll­e­var el pan. La gavio­ta es co­mo si te at­acara un barrabra­va de Ban­field.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000216.JPG

Ca­paz que lo que quería era mor­farse el gor­rión.

Bueno, pasamos por al la­do de Charle­mag­ne, cin­co min­u­tos de co­la, y en­tramos a la cat­e­dral. No puedo de­scribir­la sin que suene con­de­scen­di­en­te, porque si te di­go que es enorme, ca­paz que pen­sás en el es­ta­dio de River, que es enorme, pero no es el mis­mo tipo de enorme, se en­tien­de? Es lúgubre, os­cu­ra, los vit­reaux son her­mosos, el órgano es im­pre­sio­n­an­te, te co­bran 10 eu­ros la ve­la, ab­so­lu­ta­mente to­do tiene al­gún tipo de es­cul­tur­a, tal­la, o al­go.

Com­pramos una medal­li­ta para mi so­b­ri­na Sol, mi mamá se emo­cionó, real­mente un tesoro de la hu­manidad, una de esas cosas, co­mo la mezqui­ta azul, o las cataratas, o una piz­zane­sa de La Faro­la, que só­lo se pueden en­ten­der cuan­do las ex­per­i­men­tás en per­son­a.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000237.JPG

Es difí­cil sacar bue­nas fo­tos con una ca­mari­ta común, hay de­masi­a­do con­traste.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000272.JPG

Las es­cul­turas ex­te­ri­ores son alu­ci­nantes. Según Tato: "¡Un señor con la cabeza en las manos!"

Sal­imos, y nos comi­mos un­os san­gu­chi­tos de pol­lo del su­per sen­ta­dos en un río en un puente so­bre el Sena. Cabe destacar que salen tipo 1.50 eu­ros los tres sand­wich­es grandes y son muy ri­cos.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000275.JPG

Más baratos que los sand­wich­es de mi­ga de los kioscos.

Tomamos un café, volvi­mos a pasar por la cat­e­dral, le ex­pli­camos a Tato lo que es un jorobado, más foti­tos.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000283.JPG

Aho­ra re­sul­ta que Tato quiere salir "a­so­man­do" en las fo­to­s.

Cam­i­na­ta por el Sena, mu­chos puesti­tos ven­di­en­do li­bros, poster­s, esas cosas, y de golpe, es­ta vis­ta:

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000292.JPG

¡Tomá mate!

Blackdog

Review:

Ok book, good that the sto­ry is self­-­con­tained.

Reporte de viaje 6: A la torre Eiffel (abajo) y vuelta

Nos dormi­mos una siesti­ta, y vi­mos en google map­s, son 900 met­ros a la Torre Eif­fel... y vaaaaamos.

Sal­imos cam­i­nan­do tran­quil­i­tos, nos perdi­mos por me­dia cuadra, pero Rosario en­con­tró el camino, y a los 50 met­ros, bueno, se veía una bru­ta torre de hi­er­ro ahí ade­lante, de­spués de eso co­mo que no habia man­era de no en­con­trar­la.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/100_0036.JPG

Aparece así, de la nada, cuan­do doblás la es­quina...

Fo­to­s, nos ac­er­cábamos un poco, fo­to, y nos seguíamos ac­er­can­do, y así has­ta Tro­cadero, que ya se veía en­ter­a, y ahí....­mucha fo­to.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/100_0037.JPG

Sí, mamá, es­tá ahí.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000135.JPG

Tato vis­i­tan­do su país número nose­cuán­to, pa­pá orgul­loso.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000139.JPG

Mis amores.

Jus­to lleg­amos al atarde­cer, cuan­do la em­pez­a­ban a ilu­mi­nar, y ca­da tan­to ha­cen co­mo unas es­trel­li­tas in­ter­mi­tentes muy lin­das. En­tre Tro­cadero y la Torre hay unas fuentes enormes, una can­ti­dad de es­tat­u­as, jar­di­nes, y puestos de pan­chos.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000151.JPG

Fuentecita

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000148.JPG

Nadie saca fo­tos para este la­do.

Y un par de cale­si­tas. Cuan­do traté de de­cir­le que er­an para nenes chiq­ui­tos, Tato me ex­plicó que en su cumple de cin­co fué a una y le gustó, y to­davía tiene cin­co, en­tonces le debe seguir gu­s­tan­do.

De­spués de la cale­si­ta (lit­eral­mente en­frente) había una seño­ra ha­cien­do bur­bu­jas gi­gantes a la gor­ra (gran idea!) y Tato ob­vi­a­mente se pu­so co­mo lo­co. Cito tex­tual­mente: "lo más lin­do de París es la Torre Eif­fel y las bur­bu­jas".

Lleg­amos al Sena, más fo­to­s, cruzamos por el puente, hay otra cale­si­ta y más puestos de pan­chos. Y lleg­amos a la Torre. Tato, al gri­to de "la quiero to­car", fuimos y la to­camos.

Es­tán re­mod­e­lando el primer piso, con lo que casi to­da la parte de aba­jo es un obrador, que es medio un ba­jón, pero qué miér­coles, es­toy aba­jo de la torre Eif­fel con mi mu­jer,vení dame un be­so, bom­bón.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000187.JPG

To­dos los vi­a­jes son lu­na de miel, cara­jo.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000189.JPG

Des­de aba­jo.

Vuelta al dep­to en taxi que nos paseó apen­i­tas, ce­n­amos en­sal­a­da con pas­ta (me quiero ll­e­var diez botel­las de adere­zo a casa, es riquísi­mo y tiene menos de 20 calorías la por­ción), y sal­imos con Rosario a tomar un café.

Fuimos a Place Vic­tor Hugo, y el faro de la cima de la torre se vé des­de acá clar­i­to, co­mo una ba­tiseñal. De noche es im­posi­ble perderte, parece.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/P1000192.JPG

Mu­cho los mis­er­ables, pero 6 eu­ros dos cafecitos.

Vuelta a casa, blog y al so­bre.

Con­tin­uará...

Reporte de Viaje 5: Alrededor del Arco del Triunfo

Co­mo es­tá muy nublado, de­cidi­mos de­jar el tour en colec­ti­vo para mañana que es­tá pronos­ti­ca­do sol­ci­to, así que nos abrig­amos, y sal­imos por Foch para el Ar­co del Tri­un­fo:

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/IMAG0835.jpg

Fres­co pa'­chom­ba.

Lleg­amos ahí, y nos sacamos la típi­ca foti­to...

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/IMAG0836.jpg

Prác­ti­co ban­quito.

Las fo­tos son con mi celu­lar porque Rosario se olvidó la cá­mara en el de­par­ta­men­to.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/IMAG0838.jpg

Tato y su abueli­ta.

Im­pre­siona lo al­to del ar­co. Se puede subir por aden­tro por una es­caler­a, per­o... ven­dremos otro día los que creamos que nos dan las patas para subir has­ta ahí.

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/IMAG0846.jpg

Co­men­tario de Tato: Pa­pá, a esa es­tat­ua se le vé el pito!

//ralsina.me/galleries/london-paris-2012/IMAG0845.jpg

Fo­to con la Torre Eif­fel y el Ar­co de Tri­un­fo al mis­mo tiem­po, que tal­co?

In­cluye delirio neo­clási­co napoleóni­co con to­ga, y es­tat­ua de señori­ta con alas co­ta de mal­la y es­pada, tum­ba del sol­da­do de­scono­ci­do, nom­bres de sol­da­dos cono­ci­dos, y de lu­gares adonde fué de tur­ista el ejérci­to ga­lo a lo largo de los tiem­pos.

En gen­er­al, no es un mon­u­men­to que me caiga muy bi­en. Es bási­ca­mente una cel­e­bración de las ve­ces en que fueron a ver quién mata­ba más gente y ga­naron. O sea, o se fes­te­ja que er­an cav­erní­co­las más efi­cien­tes, o que tu­vieron suerte. No sé, no es lo mío.

Ar­qui­tec­tóni­ca­mente... y, es un ar­co. Las es­tat­uas son ... grandes?

Volvi­mos cam­i­nan­do por Vic­tor Hugo mi­ra­no vidri­eras (Ta­pa­dos: caros, Za­p­atos: mas o menos)

Al­morzamos baguettes avec fro­mage et jam­bon (sí, ob­vio, san­guch­es de jamón y que­so, pero su­per ri­cos).

Si me pusier­an a car­go de la re­dec­o­ración del Ar­co, y tu­viera que hac­er un mon­u­men­to a los grandes logros de Fran­ci­a, haría es­tat­uas de baguettes, que­sos di­ver­sos, y un pote de man­te­ca de un lado, crois­sants, pain au choco­lat y postres del otro.

Si hace fal­ta, bus­camos al­gún mo­ti­vo neo­clási­co para man­ten­er el número de pitos y/o tetas vis­i­bles, no hay prob­le­ma.

Si quieren ver to­das las fo­to­s: las va­mos car­gan­do acá

Con­tin­uará...

Reporte de viaje 4: De Charles de Gaulle a Charles de Gaulle

... y me fuí al súper. Acá a dos cuadras hay el equiv­a­lente de un Lead­er Price, que es­... un Lead­er Price.

De­spués de con­ver­tirme al veg­e­tar­i­an­is­mo por las próx­i­mas dos se­m­anas (18 eu­ros el ki­lo de chur­ras­co), y de ver los mor­rones más lin­dos de mi vi­da, me com­pré un par de pa­que­tes de es­os fideos ital­ianos que nun­ca com­pro en ar­genti­na. Porque sí acá son los más caros del su­per... y salen 2 pe­sos más que los más baratos.

Al­gún que­si­to, café, brioches, tostadas, man­te­ca, mer­me­ladas di­ver­sas, ver­du­ri­ta para la en­sal­ada, may­one­sa, mostaza, pa­pel higiéni­co, en fin, lo bási­co. Re­sul­ta que había una so­la ca­ja fun­cio­nan­do y no te em­bol­san la com­pra, así que blo­queé to­do co­mo 10 min­u­tos. Ter­mi­no, con 8 bol­sas en la mano, voy a de­volver el car­ri­to... y me olvidé de men­cionar que para sacar un car­ro hay que pon­er un eu­ro, que cuan­do volvés a pon­er un pitu­to en el coso, sale. Con 8 bol­sas en la mano, ahí quedó el eu­ro.

La gente ll­e­va los per­ros al súper. Pero co­mo es­tá pro­hibido ten­er per­ros en el súper, los atan en la puer­ta, y te lad­ran to­do el tiem­po.

Volví a casa, me comí un san­gu­chi­to, y salí a bus­car a la flía a Or­ly. Por suerte me fi­jé de nue­vo y de­cidí ir a Charles de Gaulle, que es adonde real­mente iba el avión, si no se com­pli­ca­ba la cosa. Para lle­gar al Charles de Gaulle (aerop­uer­to) ar­ran­qué de Charles de Gaulle (estación de tren).

Com­bi­na­cion en Chatelet-Les Halles, tren para CDG. Re­sul­ta que CDG es tan largo que tiene dos esta­ciones de tren. Con mi tal­en­to nat­u­ral para la op­ti­mización pre­mat­u­ra, me ba­jo en la primer­a. Re­sul­ta que el bo­le­to que com­pré con tan­to car­iño no servía para lle­gar has­ta al­lá. Por suerte, con­té con la am­able co­op­eración de una seño­ra sene­gale­sa que me ex­plicó por señas co­mo co­larme en el "mo­linete".

Había un car­tel que se supone que decía "en que ter­mi­nal paran los aviones de Sao Paulo" ... 2F. To­mo un trenci­to in­ter­no, ter­mi­nal 2, tro­to (porque se venía la ho­ra) has­ta 2F, no hay NADIE, voy a in­formes "TAM lle­ga en 2A", ra­jo has­ta la 2A, no hay ni siquiera al­guien en in­formes. Vuel­vo a 2C, in­formes "Vue­lo 8108 lle­ga en ter­mi­nal 1 den­tro de 10 min­u­tos". Trenci­to de vuelta a mi queri­da ter­mi­nal A, en­tro, ar­rivos es ar­ri­b­a. Ningún as­cen­sor sube. ¡In­formes! Hay un úni­co as­cen­sor que sube, as­cen­sor E, 100 met­ros para al­lá.

Llego. Vue­lo de­mor­ado, fal­ta me­dia ho­ra para que les en­treguen el equipa­je. Ooooooook, es­per­o... lle­garon! Es­tán to­do bi­en, Tato vom­itó jus­to antes del ater­riza­je, pero to­do bi­en.

Pausa para pu­cho, abra­zos gen­er­al­iza­dos, tax­i, con­duc­to­ra japone­sa, nos en­ten­de­mos, Rue de la Pompe 1-5-0, lleg­amos (sale lo mis­mo que el remise de mi casa a Ezeiza­), té, paseí­to, ve­mos las fru­til­las más lin­das de la his­to­ri­a, y las pa­pas ídem. Fo­tos con la Dra Guer­rero frente al pub "The Hon­est Lawyer", cri­sis: le in­cau­taron el en­cende­dor en Ezeiza, no tiene co­mo fu­mar!

Lo re­solve­mos Mc­Gyveresca­mente, es­cri­bo es­to, me voy al so­bre.

Con­tin­uará...


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina