Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Pirate Cinema

Review:

The usu­al op­ti­mistic Doc­torow YA book. A bit too op­ti­mistic, I'd say.

Que Vos Creas No Significa Nada

Ayer me pu­se a dis­cu­ti­r, co­mo siem­pre. Y co­mo a ve­ce­s, me que­da más cla­ro al­go.

Por creer co­sas equi­vo­ca­das me he jo­di­do, por creer co­sas en las que te­nía ra­zón tam­bién. Por creer co­sas pri­va­da­men­te me he equi­vo­ca­do, por creer en pú­bli­co me han cu­rra­do. Por creer en lo ma­te­rial me he aga­rra­do a pi­ña­s, por creer en la amis­tad me han fa­ja­do. Por creer en la pla­ta he si­do po­bre, por creer en la edu­ca­ción tam­bién. Por creer en ami­gos he si­do fe­li­z, por creer en ene­mi­gos me han per­do­na­do. Por creer en mí mis­mo me ha ido bien, por no creer­le a la se­gun­da chi­ca más lin­da de ter­cer año me pre­gun­to que se­rá de ella, por creer que creer es im­por­tan­te, creo que la he pi­fia­do.

Por ac­tuar de acuer­do con lo que creía he per­di­do pla­ta, años de mi vi­da, ami­go­s, bon­dis y pa­ra­gua­s.

Cuan­do te di­gan que creés una pa­va­da, de­cir que creés no es de­fen­sa, de­cir que creés es dar la ra­zó­n. De­cir sien­to en mi co­ra­zón que es­to es lo co­rrec­to no te ayu­da, por­que to­do el mun­do cree que cree eso.

Creer no es te­ner ra­zó­n, creer es no sa­be­r, creer es una mier­da, creer a ve­ces es lo que ha­y. Si lo que hay es eso, creé por­que no te­nés otra, pe­ro si te que­dás con­ten­to por lo que creés la es­tás pi­fian­do, te­nés que creer que lo me­jor es de­jar de cree­r, que lo me­jor es sa­ber de ver­da­d.

Si creés pe­ro no te­nés na­da pa­ra mos­tra­r, creés en na­da. Si creés por­que sen­tís al­go, no creé­s, sen­tís y que­ré­s. Si creés por­que sen­tís, pen­sá que hay otros que creen al­go dis­tin­to por­que sien­ten dis­tin­to, y por qué creés que lo que vos creés es más cier­to, si ellos creen co­mo vo­s.

Si vos creés que tu­vis­te un en­cuen­tro, pen­sá que otros creen que es­tán po­seí­do­s, o creen que su­bie­ron a un ov­ni, o creen que ser em­pre­sa­rio es ro­ba­r, o creen que Ma­cri es un gro­so, o creen que Co­lón va a salir cam­peón de pri­me­ra al­gún día, o creen que creen ca­da co­sa, los que creen.

Yo por eso no te creo. Vos creés que creés eso, pe­ro yo sé que creer es una ilu­sió­n, que creer es que­rer cree­r, o tal vez que­rer que­rer cree­r.

Mi vie­ja me di­jo una vez que ella no creía, pe­ro que veía gen­te que sí, y pen­sa­ba, de­be ser lin­do cree­r, los de­be ayu­da­r. Pe­ro las co­sas no son ver­dad por­que sean lin­da­s, no son ver­dad por­que te ha­gan sen­tir bien. La ver­dad es ver­da­d. Las creen­cias no creo.

El Asiento del Fondo

Cuan­do yo era chi­co (pe­ro muy chi­co, a los 5) y por unos cuan­tos año­s, es­tu­ve en un ci­ne­clu­b, que se lla­ma­ba Nú­cleo Jo­ven. Nos jun­tá­ba­mos los sá­ba­dos a la tar­de en el ci­ne que es­ta­ba en la es­qui­na de Itu­zain­gó y San Luis, si no me fa­lla la me­mo­ria. Veía­mos pe­lícu­las y dis­cu­tía­mos qué nos ha­bía gus­ta­do y qué no, y se pu­bli­ca­ba ca­da tan­to unas ho­ji­tas con co­sas que ha­cía­mos o de­cía­mos

Mi crí­ti­ca de "La No­vi­cia Re­bel­de": "me que­dé dor­mi­do a la me­dia ho­ra". 30 años des­pués Ro­sa­rio tra­tó de ha­cér­me­la ver de nue­vo, por­que es una de sus pe­lícu­las fa­vo­ri­ta­s. Me que­dé dor­mi­do a la me­dia ho­ra.

Pe­ro bue­no, ha­bía pe­lícu­las me­jo­res, pe­lícu­las peo­res. Vi­mos és­ta que me gus­tó y és­ta que me acuer­do de ver­la dos ve­ces y la se­gun­da in­ten­tar con­tar las pa­la­bras que se di­cen (no le­gan a mi­l).

Apar­te po­día ir a ver las pe­lícu­las "nor­ma­le­s" del ci­ne gra­tis, o ca­si, y apro­ve­cha­ba pa­ra ver cual­quie­ra que fue­ra ap­ta pa­ra to­do pú­bli­co (sí, a los cin­co año­s, iba al ci­ne so­lo. Co­mo mu­cho, con mi her­ma­no de ocho. Los 70s eran así.)

Era un ci­ne chi­qui­to, pe­ro te­nía esa for­ma de los ci­nes an­ti­guo­s, se en­tra­ba por atrá­s, y el pi­so pri­me­ro ba­ja y des­pués su­be, y cuan­do uno tie­ne cin­co años eso es un pro­ble­ma, por­que o es­tás en la pri­me­ras fi­las o no ves na­da, y en las pri­me­ras fi­las la pan­ta­lla es enor­me y es­ta muy arri­ba.

Pe­ro ha­bía un tru­co. El pa­si­llo que lle­va­ba al fren­te era an­cho, y en el fon­do, aba­jo del pro­yec­to­r, ha­bía cua­tro bu­ta­cas contra la pa­re­d. Si me sen­ta­ba en una de es­as, veía per­fec­to, por lo me­nos cuan­do la gen­te no se le­van­ta­ba pa­ra ir al ba­ño.

Yo siem­pre me sen­ta­ba en la ter­ce­ra bu­ta­ca des­de la iz­quier­da. En al­gún mo­men­to, se em­pe­zó a sen­ta­r, en la pri­me­ra bu­ta­ca, una mu­je­r. Di­go mu­je­r, pe­ro no ten­go idea de la eda­d. En una de esas te­nía ca­tor­ce, o vein­ti­cua­tro, o al­go ini­ma­gi­na­ble, co­mo trein­ta­y­cua­tro, cuan­do em­pe­zó a sen­tar­se.

Y char­lá­ba­mo­s.

Y era lo me­jor de ir al ci­ne.

Y nun­ca le vi la ca­ra.

Zoo City

Review:

Awe­some premise, good writ­ing, I would have loved a lit­tle less show­busi­ness.

Resurrection, Inc.

Review:

My opin­ion of Not Frank Her­bert went up a cou­ple of notch­es af­ter I read this. If this guy co-wrote the Dune Pre­quel­s, Not Frank Her­bert must be re­spon­si­ble for the good bits there.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina