Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Publicaciones sobre politica

Macri, en patineta, en un puente

Imag­i­nen un puente, con un camino. Imag­i­nen un tipo, fla­co, bi­en vesti­do, en patine­ta. Bueno, en hov­er­board, esas cosas eléc­tri­c­as que co­mo que an­dan so­las con uno ar­ri­b­a.

El tipo, fla­co, bi­en vesti­do, viene pis­te­an­do co­mo un campeón. Sube al puente en su patine­ta. Apun­ta para la baran­da. Va ha­cia la baran­da.

Ese era Macri antes de las PA­SO. Él sabía co­mo le iba a ir. Nosotros ca­paz que no, pero el sí, él, fla­co, bi­en vesti­do, es­ta­ba yen­do ha­cia la baran­da en su patine­ta y sabía que lo hacía.

Macri lle­ga a las PA­SO, lle­ga a la baran­da. Según di­jo hace un ra­to, "el viernes es­ta­ba to­do bi­en" ... el dólar ba­jaba, las in­ver­siones llovizn­a­ban so­bre la pam­pa húmeda, el pis­te­a­ba co­mo un campeón, aunque tu­viera una baran­da en­frente, en un puente.

Tal vez Macri imag­in­a­ba que podía, sin de­ten­er la patine­ta, saltar la baran­da, hac­er una pirue­ta y re­solver la situación con gra­ci­a. Otros, que cono­cen ad­ver­si­dades pe­o­res que reven­tar la gui­ta de pa­pi en el casi­no en unas va­ca­ciones y ten­er que dormir en el au­to mien­tras mand­a­ban un giro, al ver una baran­da de puente des­de nues­tras patine­tas hu­biéramos, no sé, fre­nado?

Pero Macri pis­te­a­ba co­mo un campeón, to­do es­ta­ba bi­en, y cuan­do lle­ga a la baran­da se el­e­va, pasa por enci­ma de la baran­da. Lla­ma a una con­fer­en­cia de pren­sa, avisa que ob­vi­a­mente, si el viernes es­ta­ba to­do bi­en y hoy es­tá to­do mal el prob­le­ma debe ser lo que pasó en el medio.

En el medio el­los le ga­naron las elec­ciones por pal­iza. Y ust­edes (nosotros) de­beríamos tomar con­cien­cia ca­bal de las con­se­cuen­cias de nue­stros ac­tos. La difer­en­cia en­tre el viernes y hoy es lo que nosotros hici­mos. El só­lo apun­tó la patine­ta a la baran­da, na­da más.

Có­mo va­mos a creer que ir en patine­ta por un puente, pis­te­an­do co­mo un campeón, en di­rec­ción a la baran­da, sin in­ten­ción de fre­nar, era el prob­le­ma? La baran­da era in­evitable. La baran­da es "el mundo" y "el mundo" no nos quiere porque so­mos ma­l­os votan­do.

De­beríamos hac­er una pro­fun­da au­tocríti­ca, nos dice Macri, ac­er­ca de por qué hici­mos que haya una baran­da ahí, en frente de la patine­ta. No pode­mos hac­er­nos los bolu­dos, reafir­ma Pichet­to.

Y ahí salta Mauri­cio, con esa ag­ili­dad de clase de ed­u­cación físi­ca del New­man, la baran­da. No im­por­ta que pasan­do la baran­da no hay nada, porque es un puto puente. Aba­jo hay agua. La gente bi­en sabe saltar a la pile­ta, decía Char­ly Gar­cía, por eso el se tiró de un piso nueve y no le pasó na­da.

Y Macri em­pieza su pirue­ta de per­sona bi­en saltan­do a la pile­ta, con la certeza de que cae bi­en, que cae para­do. Que es­o, saltar la baran­da de un puente por el que and­abas en patine­ta es, no só­lo cor­rec­to sino in­evitable, prob­a­ble­mente hero­ico.

Bolu­dos nosotros, vien­do co­mo el mamer­to salta vesti­do a un río sin ningu­na necesi­dad, pen­san­do "va­mos a ten­er que ir a bus­car­lo al río" y "¿có­mo mier­da lleg­amos a es­to?"

El pis­te­a­ba co­mo un campeón. El no se de­speina. El cae para­do.

Pero nun­ca nos olvide­mos que al fi­nal, aunque le sal­ga bi­en, que no cre­o, al fi­nal el re­sul­ta­do es un cheto pelo­tu­do he­cho sopa. Y nosotros la pasare­mos mal, pero nun­ca hu­biéramos he­cho esa id­iotez.

Rafael Nahuel

Hace un­os días había un pibe de 22 años que se llam­a­ba Rafael Nahuel. Aho­ra no. Aho­ra no, porque murió de un bal­a­zo que le en­tró por la es­pal­da a la al­tura de la cin­tu­ra con trayec­to­ria as­cen­den­te, se le alo­jó en un pul­món y se murió.

Has­ta hace un­os días Rafael Nahuel es­ta­ba de novio, era hin­cha de bo­ca, le gusta­ba an­dar en Kayak y los ca­bal­los. Aprendía ofi­cios y tenía so­bri­nos. Hay un pibe que sale con él en mil fo­tos en Face­book. Me imag­i­no que tenían una relación es­pe­cial. Aho­ra no, porque Rafael Nahuel es­tá muer­to.

Has­ta hace un­os meses Rafael Nahuel, que es de as­cen­den­cia ma­puche, no le in­teresa­ba mu­cho es­o, no se iden­ti­fi­ca­ba co­mo tal, igual que al pare­cer su madre no lo hace. Pero había em­peza­do un pro­ce­so de au­toiden­ti­fi­cación co­mo Ma­puche, y se junt­a­ba con otros ma­puch­es. Aho­ra no, porque bueno, los muer­tos no son de un pueblo o de otro porque los muer­tos es­tán muer­tos nomás.

Hable­mos un poco de có­mo murió Rafael Nahuel.

Murió en un op­er­a­ti­vo de Pre­fec­tura. De un tiro de 9m­m, el cal­i­bre que usa pre­fec­tura. Es muy prob­a­ble que haya muer­to de un tiro que le pegó un pre­fec­to en ese op­er­a­ti­vo. Di­go muy prob­a­ble porque no es­toy se­guro, ok? Es posi­ble que no haya si­do así, que al­guien más le haya pe­ga­do un tiro por la es­pal­da y lo haya mata­do, pero dig­amos que es prob­a­ble.

El op­er­a­ti­vo fue por un asen­tamien­to en un par­que na­cional. Hubo el jueves un primer op­er­a­tivo, en el que de­sa­lo­jaron el asen­tamien­to y de­tu­vieron a cin­co mu­jeres. Nadie tiró un tiro, no se se­cuestró ningún ar­ma. Sí, los ma­puch­es del asen­tamien­to afir­man que las fuerzas de se­guri­dad les ro­baron has­ta los fideos. De ese de­sa­lo­jo, en el que tomaron parte 300 efec­tivos dice el min­is­te­rio de se­guri­dad que un número in­de­ter­mi­na­do se es­capa y quedan prófu­gos.

Luego de es­o, el sába­do ... veamos lo que dice el in­forme de Pre­fec­tura. Es im­por­tante porque la min­is­tra Bull­rich dice que es la ver­dad. Que no nece­si­ta ningu­na prue­ba de nada, que para el go­b­ier­no lo que dice Pre­fec­tura en este in­forme es la ver­dad.

Podés leer este in­forme en mu­chos lu­gares, pero ponéle que lo leés acá

In­forme so­bre los he­chos ocur­ri­dos en Vil­la Mas­car­di

Ay­er a la tarde, un equipo de 4 efec­tivos de la Agru­pación Al­ba­tros de la Pre­fec­tura Naval Ar­genti­na, cumplien­do con la or­den ju­di­cial del juez fed­er­al Gus­ta­vo Vil­lanue­va, con­tin­uó con ras­tril­la­jes en la zona de Vil­la Mas­car­di con el ob­je­to de re­cabar in­for­ma­ción e iden­ti­ficar a las per­sonas prófu­gas luego del de­sa­lo­jo re­al­iza­do el día jueves so­bre los ter­renos toma­dos por el RAM.

Re­cuer­den, la usurpación ya había si­do de­sa­lo­ja­da dos días antes. Al­gunos de los supuestos usurpadores huyeron mon­taña ar­ri­b­a. Un de­talle in­tere­sante de este primer pár­rafo es que afir­ma que los ter­renos habían si­do toma­dos por el RAM. La min­is­tra Bull­rich luego di­jo que cuan­do dice RAM en re­al­i­dad puede ser cualquier otro grupo, que RAM es "un nom­bre genéri­co". O sea, no im­por­ta si vos creés o no ser del RAM. Si la min­is­tra quiere, sos del RAM.

Por otro lado, afir­ma que el ob­je­to del ras­tril­la­je era re­cabar in­for­ma­ción e iden­ti­ficar prófu­gos de un de­sa­lo­jo que se re­al­izó de for­ma mas o menos pací­fi­ca, sin ningún in­ci­dente con ar­mas, al­gún que otro piedra­zo, al­gu­na que otro ro­barse lo que en­trara en los bol­sil­los, en el que no se ob­servó que nadie es­tu­viera ar­ma­do.

La pa­trul­la par­tió de la base del Ho­tel de Par­ques Na­cionales. En el recor­ri­do, y a un­os 400 met­ros de la Ru­ta Na­cional Nº 40, de­tec­taron más de 10 bar­ri­cadas de madera y tier­ra, que el día an­te­ri­or no es­ta­ban. Lle­garon así a una bar­ri­ca­da donde lo­graron ver en­tre 15 y 20 per­sonas.

Al pare­cer los prófu­gos de­ci­dieron pasar dos días, en vez de es­capán­dose, con­struyen­do for­ti­fi­ca­ciones cer­ca de la ru­ta. Así los 4 pre­fec­tos ven a 15 o 20 per­sonas.

En ese mo­men­to, dos de los Al­ba­tros quedaron en es­ta­do de aler­ta, es­con­di­dos, mien­tras que los otros dos ba­jaron has­ta una an­te­na, 150 met­ros aba­jo, para co­mu­ni­carse con dos efec­tivos que se en­con­tra­ban a 300 met­ros de la Ru­ta 40.

Ba­jaron a una an­te­na? Ok.

Los dos miem­bros de Pre­fec­tura que quedaron en el lu­gar es­cucharon gri­tos que aparenta­ban ser gri­tos de guer­ra y ob­ser­varon el de­splaza­mien­to de un grupo de en­tre 15 y 20 per­sonas en­ca­puchadas, con más­caras anti­gas­es de tipo mil­i­tar y ban­deras con lan­zas que en sus pun­tas tenían ata­dos cuchil­los. Además, otros porta­ban ar­mas blan­cas, por lo que la pa­trul­la de Pre­fec­tura es­peró es­con­di­da en­tre la veg­etación para evi­tar ser de­s­cu­bier­tos.

Aparente­mente los prófu­gos no só­lo de­ci­dieron con­stru­ir for­ti­fi­ca­ciones en vez de es­caparse, sino que además emiten "gri­tos de guer­ra" y ll­e­van lan­zas y cuchillos, además de es­tar a la vez en­ca­pucha­dos y con más­caras anti­gas­es de tipo mil­i­tar. Ah, y ban­deras. Supon­go que para dec­o­rar sus for­ti­fi­ca­ciones. Que for­ma más ex­traña de profu­garse.

Los que venían de aba­jo se en­con­traron de frente con este grupo de 15 a 20 per­sonas en­ca­puchas y ar­madas. Los dos Al­ba­tros dieron la voz de "Al­to Pre­fec­tura", que no fue acata­da.

¿Quienes venían de aba­jo? ¿Los que fueron a la an­te­na, o los que es­ta­ban a 300 met­ros de la ru­ta? Bueno, no im­por­ta, se supone que gri­tan y nadie les hace ca­so.

El grupo comen­zó una agre­sión con­tra los Al­ba­tros con piedras, boleado­ras y lan­za­s. Uno de los efec­tivos, cumplien­do con las nor­mas legales y de uso racional de la fuerza, re­pelió el ataque con un ar­ma no letal con mu­ni­ción no letal de pin­tu­ra con mo­ti­vo de hac­er ce­sar la ac­ti­tud vi­o­len­ta del grupo en cuestión y de hac­er­los retro­ced­er.

Piedras boleado­ras y lan­za­s. Y Pre­fec­tura re­sponde con mu­ni­ción no letal de pin­tu­ra.

Una vez que los efec­tivos lo­graron aprox­i­marse al resto de la pa­trul­la, to­dos el­los se cubrieron de­trás de los ár­boles, in­ten­tan­do res­guardarse de la agre­sión del grupo de per­sonas que con­tinu­a­ba at­a­can­do con to­do tipo de ar­mas.

To­do tipo de ar­mas al pare­cer son piedras, boleado­ras y lan­za­s. Re­cuer­den que has­ta aho­ra nadie vio un ar­ma de fuego.

In­medi­ata­mente se es­cucharon gri­tos por parte del grupo de en­ca­pucha­dos, que decían "los va­mos a matar, son pocos, son cu­a­tro" y, ac­to seguido, los efec­tivos es­cucharon fuertes es­tampi­dos en di­rec­ción a su posi­ción y ob­ser­varon a dos o más per­sonas por­tan­do ar­mas de fuego que, por el sonido y el efec­to de las efrac­ciones, da­ban cuen­ta de ser de grue­so cal­i­bre. Además, se dieron cuen­ta del cal­i­bre de las balas porque ar­ran­car­on ra­mas grue­sas de cua­jo.

Efrac­ción no sig­nifi­ca lo que este pre­fec­to cree que sig­nifi­ca (sig­nifi­ca rup­tura). Pero ig­nore­mos es­o. Aho­ra ven ar­mas de fuego. Supon­go que es­tarían es­con­di­das en las "bar­ri­cadas". Nótese co­mo las ar­mas ar­ran­can ra­mas grue­sas de cua­jo. En con­fer­en­cia de pren­sa Bull­rich afir­ma que ar­ran­can de cua­jo un ár­bol de 20 cen­tímet­ros de diámetro.

A con­tin­uación, el grupo de per­sonas comen­zó a avan­zar uti­lizan­do movimien­tos tác­ti­cos mil­itares y adop­tan­do una for­ma­ción de em­bosca­da en­vol­vente so­bre los cu­a­tro efec­tivos, lo que de­mostra­ba la preparación mil­i­ta­riza­da del grupo, que suma­da a las más­caras de gas, da­ban la im­pre­sión de un grupo prepara­do para un even­to vi­o­len­to.

De­mues­tra la preparación mil­i­ta­riza­da del grupo, o que vieron una pelícu­la al­gu­na vez.

Uno de los efec­tivos, al ver que la pa­trul­la se en­con­tra­ba su­per­a­da en número, in­ten­tó co­mu­ni­carse con la base para in­for­mar so­bre la situación, co­mu­ni­can­do que se en­con­tra­ban su­per­a­dos en número y so­lic­i­tan­do apoyo y au­tor­ización para hac­er uso de sus ar­mas de fuego para salir del rodeo.

Aho­ra ya es­tán rodea­d­os! Y pueden co­mu­ni­carse por ra­dio sin "ba­jar a la an­te­na".

Al­lí, sigu­ien­do con el uso pro­gre­si­vo de ar­mas y al no recibir re­spues­ta de la base, pro­duc­to de la mala señal de la zon­a, us­aron una grana­da de atur­dimien­to flash bang.

Ah, no podían co­mu­ni­carse. Ok. Y tiran una grana­da.

Frente a la situación y frente a los dis­paros de ar­mas de fuego por parte del grupo vi­o­len­to, in­medi­ata­mente comen­zaron a re­ple­garse ha­cia aba­jo, cubrién­dose con dis­paros de fuego in­tim­ida­to­rios siem­pre en di­rec­ción ha­cia los ár­boles y no en di­rec­ción ha­cia los at­a­can­tes, ya que no se podía vi­su­alizar más a aque­l­los hom­bres que se en­con­tra­ban dis­paran­do con ar­mas de fuego.

En­tonces pre­fec­tura ... no dis­para ha­cia sus at­a­cantes. Lo que nos ll­e­va a la pre­gun­ta ob­vi­a... ¿Có­mo hicieron para herir a varias per­sonas si nun­ca dis­pararon ha­cia los que los at­a­ca­ban, sino ha­cia los ár­boles y só­lo de for­ma in­tim­ida­to­ri­a?

Mien­tras la pa­trul­la de­scendía, recibió el apoyo de otro efec­ti­vo que se en­con­tra­ba as­cen­di­en­do luego de oír el pe­di­do de ayu­da. Fi­nal­mente, el per­son­al se re­or­ga­nizó e ini­ció el de­scen­so. En el camino se en­con­traron con el es­calón de recibimien­to con­sti­tu­i­do por dos efec­tivos y se con­tin­uó con el de­scen­so uti­lizan­do movimien­tos tác­ti­cos de cober­tu­ra sin necesi­dad de efec­tu­ar más dis­paros. En la zona de las bar­ri­cadas se en­con­tra­ba otro efec­tivos más y fi­nal­mente se de­scendió has­ta la Ru­ta 40, en donde la pa­trul­la se rea­grupó con el Grupo de Con­trol de Dis­tur­bios, fi­nal­izan­do el op­er­a­ti­vo.

Y eso fue to­do. Se en­con­traron con otros efec­tivos. No dis­pararon más. No fueron persegui­dos. El Grupo de Con­trol de Dis­tur­bios es­ta­ba en la ru­ta. A 400 met­ros de donde se pro­duce el en­frentamien­to. Pero ningún efec­ti­vo de los que es­ta­ban ahí fué en aux­ilio al es­cuchar dis­paros y una grana­da. Pero so­bre todo: los úni­cos dis­paros que los pre­fec­tos afir­man haber he­cho, en este in­forme que es la ver­dad según la min­is­tra Bull­rich, son in­tim­ida­to­rios, ha­cia ár­boles donde no había nadie (a pe­sar de que es­ta­ban rodea­d­os) y nun­ca en di­rec­ción a los at­a­cantes porque no los podían ver (¿Pero en­tonces có­mo saben donde es­ta­ban?)

Re­sum­ien­do: rodea­d­os por at­a­cantes que no pueden ver, que los su­per­an en número pro­vis­tos de ar­mas que ar­ran­can ár­boles de cua­jo, só­lo ha­cen dis­paros in­tim­ida­to­rios ha­cia ár­boles. Y aún así lo­gran herir a var­ios y matar a un­o... ¿A­parente­mente por ac­ci­den­te? mien­tras ningún pre­fec­to tiene un araña­zo.

Mien­tras tan­to, efec­tivos de la Policía Fed­er­al, Pre­fec­tura y la policía de Río Ne­gro, a 400 met­ros no es­cuchan una grana­da o de­ci­den que bueno, se­guro que los del Al­ba­tros se las ar­reglan so­los.

Salteo un­os pár­rafos donde cuen­tan que oh sor­pre­sa sus dis­paros in­tim­ida­to­rios de al­gu­na man­era hirieron gente y mataron a al­guien, y sigue:

El Min­is­te­rio de Se­guri­dad, a través de la Pre­fec­tura Naval, ba­jo las ór­denes op­er­a­ti­vas de la Sec­re­taría de Se­guri­dad de la Nación, lamen­ta lo suce­di­do pero con­sid­era que, en es­ta opor­tu­nidad, no se trató de un grupo de protes­ta o de reivin­di­cación sino de una metodología de vi­o­len­cia ar­mada, in­ad­mis­i­ble con la democ­ra­cia y el Es­ta­do de Dere­cho, y de­posi­ta la con­fi­an­za en la in­ves­ti­gación ju­di­cial para de­mostrar que ac­tuó ba­jo to­das las me­di­das op­er­a­ti­vas y pro­to­co­los que se uti­lizan en un en­frentamien­to ar­ma­do.

Era un acampe. Que se de­sa­lo­jó mas o menos pací­fi­ca­mente. De al­gu­na man­era eso se con­vir­tió, en 48 ho­ras, en una in­cur­sión a la jungla de Viet­nam donde los efec­tivos son persegui­dos por una fuerza mil­i­tar que los su­pera en número a lo que re­spon­den con una in­hu­mana mesura ha­cien­do só­lo dis­paros in­tim­ida­to­rios que ac­ci­den­tal­mente vaya uno a saber co­mo matan a Rafael Nahuel.

Y eso es la ver­dad nos di­cen. Y no se nece­si­tan prue­bas, nos di­cen. Las prue­bas las nece­si­tará el juez, di­cen. A las fuerzas de se­guri­dad les creemos.

Los de­jo con un ejem­p­lo de in­ten­tar der­rib­ar un ár­bol con una es­cope­ta cal­i­bre 12 con balas de plo­mo. Y un ár­bol que ten­drá 10 cm. A menos de un metro de dis­tan­ci­a. Supon­go que los ma­puch­es aparte de más­caras anti­gas ten­drían un ri­fle cal­i­bre 50 o al­go así.

Sobre Japón, Dios y Lilita

Cla­ro que si yo fue­ra ja­po­nés y en­ci­ma de to­do eso tu­vie­ra que ver co­mo al­gu­nos pe­lo­tu­dos di­cen que dios me es­tá cas­ti­gan­do por­que (lo que sea que al pe­lo­tu­do no le gus­ta de Ja­pó­n), es­ta­ría ten­ta­do de bus­car al su­so­di­cho gan­so y ... bue­no, con­si­de­ran­do que los ja­po­ne­ses es­tán de­mos­tran­do ser una gen­te muy ra­zo­na­ble y ci­vi­li­za­da, di­ga­mos que de­cir­le al­go, muy edu­ca­da­men­te.

Por otro la­do, no soy ja­po­né­s, por lo que me sien­to li­bre de ex­pli­car en de­ta­lle por­qué los que di­cen "en una de esas es <al­go> cas­ti­gan­do a | di­cien­do­le a Ja­pón <al­gu­na co­sa>" son un des­per­di­cio de oxí­geno.

Me voy a en­fo­car en un ejem­plo, por­que es una pe­lo­tu­da re­li­gio­sa en es­pe­cia­l: la can­di­da­ta a pre­si­den­te Li­li­ta Ca­rrió.

Acá es­tán las de­cla­ra­cio­nes::

"Dios nos es­tá di­cien­do que de­be­mos cui­dar el pla­ne­ta, que no si­ga­mos des­tru­yen­do la tie­rra, que vi­va­mos en la ver­da­d, en la de­cen­cia, en la jus­ti­cia, que no use­mos la tec­no­lo­gía, aun­que sea de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca. Hay que leer los sig­nos de los tiem­po­s"

Vea­mos de a pe­da­ci­to­s, co­mo hu­bie­ra di­cho Ja­ck el des­tri­pa­dor si en rea­li­dad hu­bie­ra si­do Ja­ck el des­cuar­ti­za­do­r:

"Dios nos es­tá di­cien­do que de­be­mos cui­dar el pla­ne­ta"

De­bo con­fe­sar mi con­fu­sión al ver que un ser to­do­po­de­ro­so se ha­ce en­ten­der me­nos que mi ne­ne de ca­si 4. Cuan­do quie­re ju­gar a la pe­lo­ta vie­ne con la pe­lo­ta y me di­ce "pa, quie­ro ju­gar a la pe­lo­ta".

Por otro la­do, al pa­re­cer dio­s, pa­ra de­cir­nos que cui­de­mos el pla­ne­ta y de­je­mos de usar tec­no­lo­gía pre­fie­re pro­vo­car una se­rie de ca­tás­tro­fes en las an­tí­po­da­s, traer las no­ti­cias por in­ter­net (un mi­la­gro tec­no­ló­gi­co) pa­ra que las vea Li­li­ta, in­ter­pre­te la ver­da­de­ra in­ten­ción de dio­s, y me las cuen­te por ra­dio (o­tro mi­la­gro tec­no­ló­gi­co más vie­jo­).

Eso tie­ne sen­ti­do pa­ra al­guien? O sea, por qué dios no di­ce las co­sas de­re­cho vie­jo, cla­ri­to? Por­que pa­ra los re­li­gio­so­s, lo di­ver­ti­do es ad­vi­na­r. Son co­mo sacer­do­tes ro­ma­nos tra­tan­do de ver la vo­lun­tad de Jú­pi­ter en las en­tra­ñas de un ani­ma­l, pe­ro usan la vi­da y el su­fri­mien­to de la gen­te.

Uy, mi­rá, gen­te su­frien­do en Ja­pó­n, dios quie­re que no use­mos la Wi­i!

No so­lo va eso en contra de to­da la doc­tri­na cris­tia­na, des­de la vir­tud de la ca­ri­dad (si dios lo hi­zo pa­ra de­cir­nos al­go, por de­fi­ni­ción se lo me­re­cían) a la prohi­bi­ción de adi­vi­nar la in­ten­ción de dios ob­ser­van­do por­ten­tos (sí, es­tá prohi­bi­do pa­ra vo­s, mo­na­gui­llo, ha­blá con un cu­ra).

"[­Dios nos es­tá di­cien­do] que no si­ga­mos des­tru­yen­do la tie­rra"

Ah, bue­no! Ok! La pr­óxi­ma, oja­lá en­cuen­tre una ma­ne­ra más su­til que rom­per me­dio país y (o­ja­lá que no, no creo que pa­se) con­ta­mi­nar ra­diac­ti­va­men­te una zo­na del mis­mo.

"[­Dios nos es­tá di­cien­do] que vi­va­mos en la ver­da­d"

Da­le. Yo em­pie­zo por no creer en un dios que (de ver­da­d) no exis­te. Cuan­do me al­can­ces se­gui­mos ha­blan­do.

"[­Dios nos es­tá di­cien­do] que no use­mos la tec­no­lo­gía, aun­que sea de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca."

Me en­can­ta­ría que Li­li­ta de­ja­ra de usar tec­no­lo­gía por­que sig­ni­fi­ca­ría que no ten­dría que ver sus es­tu­pi­de­ces nun­ca má­s. Por otro la­do, sino tu­vié­ra­mos tec­no­lo­gía ni si­quie­ra nos hu­bié­ra­mos en­te­ra­do de lo de Ja­pón to­da­vía. Su­pon­go que tal vez qui­so de­ci­r, o di­jo "tec­no­lo­gía nu­clea­r" y es­tá saca­do de con­tex­to.

Por otro la­do, nú­me­ro de muer­tos por tec­no­lo­gía nu­clear des­de 1950: 1000? 10000?

Nú­me­ro de muer­tos por te­rre­mo­tos y tsu­na­mi en los úl­ti­mos 5 año­s: 100000? 200000?

Sí aca­bo de in­ven­tar esos nú­me­ro­s, pe­ro creo que es­tán mas bien que ma­l. En­ton­ces bá­si­ca­men­te, dios ma­tó más gen­te es­ta se­ma­na pa­ra que no use­mos ener­gía nu­clear de los­que la ener­gía nu­clear ma­tó en 50 año­s. No es exac­ta­men­te una es­tra­te­gia co­mu­ni­ca­cio­nal efec­ti­va.

"Hay que leer los sig­nos de los tiem­po­s"

Ok, leé el "sign of The Ti­me­s":

The New York Times

No vo­ten a es­ta pe­lo­tu­da re­li­gio­sa. Es pe­li­gro­sa y pro­ba­ble­men­te ten­ga al­gún pro­ble­ma men­ta­l.

Porcentajes peligrosos: la historia de Clarín

Co­mo es di­fí­cil pa­ra Cla­rín salir a de­cir que eso es ma­lo, tie­ne que bus­car un án­gu­lo. ¿Que tal si la in­fla­ción (que vie­ne su­bien­do) ha­ce que los sub­si­dios sean inú­ti­le­s? Es una idea.

Ha­bién­do­lo di­cho ya, es di­fí­cil to­mar es­ta no­ta y no de­cir ... mu­cha­cho­s, esa es cual­quie­ra, de­jen de man­dar fru­ta.

Acá es­tá el tí­tu­lo y la ba­ja­da:

La su­ba en ali­men­tos ya licuó gran par­te del sub­si­dio por hi­jo

Se­gún el va­lor de la ca­nas­ta que se to­me, la ero­sión pue­de lle­gar has­ta el 92%.

Así co­mo es­tá di­cho no tie­ne pies ni ca­be­za. Pa­ra que eso sea cier­to, el pe­so ten­dría que ha­ber­se de­va­lua­do un 92% y no se de­va­luó más de un 10% o 20% de­pen­dien­do de con qué se lo com­pa­re.

Lo que hi­cie­ron fue to­mar el cos­to de una ca­nas­ta de bienes que su­bió 36.2% (se­gún FIE­L) y con­ver­tir el au­men­to a pe­so­s. Eso da $404, que es el 92% de los sub­si­dios por hi­jo si te­nés dos hi­jo­s.

¿Cuál es el pro­ble­ma? Es que no tie­ne nin­gún sen­ti­do por­que es­tán com­pa­ran­do co­sas sin mu­cha re­la­ció­n.

Con­si­de­re­mos dos mo­men­tos en el tiem­po, al prin­ci­pio de los sub­si­dios y un año des­pué­s. La ca­nas­ta de bienes su­bió de $712 a $1116.

Con­si­de­re­mos en­ton­ces el ca­so de una fa­mi­lia que úni­ca­men­te tie­ne los sub­si­dio­s, am­bos pa­dres des­em­plea­dos y sin nin­gún ti­po de ayu­da.

pa­sa­ron de cu­brir el 62% de la ca­nas­ta al 40%, así que ob­via­men­te es­tán peor que el año pa­sa­do, pe­ro no 92% peo­r, no im­por­ta co­mo lo mi­res.

Un po­co más rea­lis­ta: la fa­mi­lia tie­ne al­gún in­gre­so, su­pon­ga­mos que la ma­dre es mu­ca­ma a tiem­po par­cial y ga­na $500 lim­pios por me­s. En­ton­ces pa­sa­ron de te­ner $940 y cu­brir el 132% a cu­brir el 84%.

Pe­ro eso ig­no­ra que ca­si to­do el mun­do re­ci­bió al­gún au­men­to por la in­fla­ció­n, to­me­mos un 10% que no es mu­u­u­u­cho au­men­to. En­ton­ces pa­só del 132% al 89%.

¡Cla­ro que sin sub­si­dios ha­bría pa­sa­do del 70% al 49%! Dí­gan­le a esa ma­dre que los sub­si­dios per­die­ron el 92% de su va­lor y se te ríe en la ca­ra...

Por su­pues­to que si­guen sien­do des­es­pe­ra­da­men­te po­bres, y sí, sus sa­la­rios per­die­ron va­lor (si nos con­cen­tra­mos en es­ta ca­nas­ta, que no es lo mis­mo que la in­fla­ción ge­ne­ra­l, que fue me­nos del 30%).

Esos $440 son al­go que no es­ta­ba an­tes. No es al­go ma­lo, y no es al­go inú­ti­l. Y des­de ya que no es al­go que per­dió el 92% de su va­lor en un año.

Ver­güen­za de­be­ría dar­le a Is­ma­el Ber­mú­dez y Cla­rín tra­tar de usar esa pseu­do ma­te­má­ti­ca pa­ra en­ga­ñar y/o asus­tar a la gen­te.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina