Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Saliendo

ha­ce po­co, de­ci­di­mos que ex­tra­ñá­ba­mos eso, así que em­pren­di­mos una ci­ta a la an­ti­gua, no­so­tros y Ta­to.

Así que nos fui­mos de ca­sa al Mu­seo Par­ti­ci­pa­ti­vo de Cien­cia­s, en el Cen­tro Cul­tu­ral Re­co­le­ta, que es­tá bue­ní­si­mo.

An­tes pa­sa­mos por el Bue­nos Ai­res De­sig­n, lu­gar lleno de co­sas ca­ras y co­pa­das de di­se­ño. Com­pra­mos dos bi­ro­me­s.

Co­mo Geor­gi­na, una ami­ga que vi­ve muy muy le­jos de no­so­tros tra­ba­ja en el CCR, de­ci­di­mos se­cues­trar­la pa­ra to­mar un ca­fé.

IMAG0365

Mien­tras tan­to, Ta­to con­si­guió dos glo­bos y los tra­tó de for­ma ina­pro­pia­da:

IMAG0366

Fué un ra­ti­to por­que ¡¡¡­SOY UN ELE­FAN­TE!!!*

IMAG0369

En­tra­mos al CCR, que es un lu­gar muy co­pa­do­...

IMAG0370

Ta­to y no­so­tros hi­ci­mos un mon­tón de ex­pe­ri­men­to­s. ¡¡¡Has­ta pu­do ju­gar con un ge­ne­ra­dor de Van­der­gra­af!!!

IMAG0373

Des­pués fui­mos a zo­mas más te­ne­bro­sas...

IMAG0374

Cuan­do salía­mo­s, se es­ta­ba ha­cien­do de no­che...

IMAG0375

Y Ta­to des­cu­brió la tris­te ver­dad de las man­za­nas aca­ra­me­la­da­s: son una por­que­ría...

IMAG0377

De­ja­mos a Ta­to con sus tií­tas Lau­ra y Agus­ti­na y em­pe­za­mos la par­te adul­ta de la ci­ta. Ahí no­más nos cru­za­mos con Anon­y­mous (y un tro­ll­fa­ce) pro­tes­tan­do contra la cien­to­lo­gía...

IMAG0378

Co­mi­mos una pi­ca­di­ta en un lu­gar que se lla­ma Ba­bie­ca. ¡Gran mor­ta­de­la! Ví un ejem­plo de ca­pi­ta­lis­mo ram­pan­te...

IMAG0380

En­ton­ces el co­bro del se­cues­tro fué arrui­na­do por­que nos die­ron bi­lle­tes se­cuen­cia­les (gua­cho­s!)

IMAG0381

Re­sul­ta que Ro­sa­rio nun­ca ha­bía ido al Ate­neo Grand Splen­di­d, la li­bre­ría más lin­da que vi en mi vi­da, así que fui­mos a ver li­bros y to­mar una co­ca...

IMAG0384

El te­cho es es­pe­cia­l...

IMAG0383

Es un tea­tro res­tau­ra­do, y el bar es­tá en el es­ce­na­rio­...

IMAG0389

Y se ve el an­ti­guo ta­ble­ro de lu­ces (des­ac­ti­va­do, por suer­te)...

IMAG0386

Así que es­tá­ba­mos ca­mi­nan­do por Co­rrien­tes y vi­mos es­to (y sí, po­dés men­tir 7 se­gun­dos de tan­go si­guien­do los pa­so­s, pe­ro es jo­di­do pa­ra la per­can­ta)...

IMAG0391

Y vi­mos a un chan­go, en des­pe­di­da de solte­ro, ro­dea­do de sus ami­gos a los gri­to­s, ra­pa­do, cu­bier­to de ha­ri­na, con una zun­ga de trom­pa de ele­fan­te...

IMAG0392

Ter­mi­nó ha­blan­do con un tra­ba de 2 me­tros con len­te­jue­las ro­ja­s, que gri­tó "¡­que chi­co sani­to­!"...

IMAG0393

Des­pués de una lin­da ve­la­da en un dep­to pres­ta­do, nos de­vol­vie­ron a Ta­to­...

IMAG0394

Tu­vi­mos un des­ayuno de 3 ho­ras es­ti­lo Ho­bbi­t...

IMAG0395 IMAG0396 IMAG0397

Ta­xi, tren a ca­sa, y lle­ga­mos unas 26 ho­ras des­pués de sali­r. To­dos nos di­ver­ti­mo­s, y sa­len unas gra­cias es­pe­cia­les pa­ra las me­llis, que sin ellas es­to no hu­bie­ra si­do po­si­ble.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina