Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

La pena de muerte y otras conspiraciones.

Em­pe­ce­mos por des­ha­cer­nos del gol­pe ba­jo: "si le pa­sa­ra a tu pi­be, vos los ma­ta­ría­s". Y sí, por su­pues­to que sí. Y se­ría una idea es­tú­pi­da, aún si la di­je­ra yo.

Si al­go real­men­te muy muy ma­lo le pa­sa­ra a mi ne­ne, yo es­ta­ría su­frien­do, en un es­ta­do de emo­ción vio­len­ta. ¿Si ahí te di­go que sal­tes de un puen­te, te ti­rá­s? Sos­pe­cho que no, por­que te da­rías cuen­ta que es­toy me­dio lo­co por lo que pa­só, y te lo di­je por­que me sien­to así.

Bue­no, eso mis­mo pa­sa con los pa­rien­tes de una víc­ti­ma (o la víc­ti­ma mis­ma) cuan­do pi­den un cas­ti­go: es un pe­di­do na­ci­do del do­lor y el su­fri­mien­to. Y co­mo so­cie­dad no de­be­mos de­ci­dir nues­tras ac­cio­nes ba­sán­do­nos en las pro­pues­tas de los en­lo­que­ci­dos de do­lo­r. Así que ol­vi­de­mos es­ta ape­la­ción a los sen­ti­mien­to­s, por­que es en­ten­di­ble, pe­ro es es­tú­pi­do por­que cuan­do uno su­fre, uno tie­ne per­mi­ti­do de­cir pa­va­da­s.

Otro ar­gu­men­to fa­lli­do pa­ra la pe­na de muer­te es que des­alien­ta crí­me­nes fu­tu­ro­s. Es­to se ha pro­ba­do fal­so es­ta­dís­ti­ca­men­te, por­que paí­ses o es­ta­dos si­mi­la­res pe­ro con y sin pe­na de muer­te no mues­tran ta­sas de cri­mi­na­li­dad sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te di­fe­ren­tes.

Sos­pe­cho que es por­que en mu­chos ca­sos el cri­mi­nal no quie­re co­me­ter la par­te del cri­men que lo ha­ce "me­re­ce­r" la muer­te (¿a­se­si­na­to en ro­bo? Que­ría ro­ba­r, no ma­tar a al­guien. No se ga­na pla­ta ma­tan­do, si no ro­ban­do) O sim­ple­men­te lo ha­ría de to­das for­mas (no es co­mo si un vio­la­dor de me­no­res es­pe­ra pa­sar­la bien si lo pes­can. O asu­me que no lo van a pes­ca­r, o de­ci­de que va­le la pe­na de to­das for­ma­s).

Y por su­pues­to, el mo­ti­vo prin­ci­pal por el cual es una ma­la idea es que se­ría ad­mi­nis­tra­da por em­plea­dos pú­bli­co­s. ¿Con­fiás en el go­bierno pa­ra que de­ci­da tus im­pues­to­s? No, vas a un con­ta­dor y vos de­cís cuan­to tie­ne que co­brar­te. ¿Con­fiás en que la po­li­cía en­cuen­tre al que te cho­reó el ce­lu­la­r? No, lo de­nun­ciás y te com­prás otro. ¿Con­fiás en el co­rreo pa­ra man­dar una en­co­mien­da frá­gi­l? No creo­... Bue­no, en­ton­ces ¿por qué vas a con­fiar en ellos pa­ra que de­ci­dan si al­guien es muy muy ma­lo o no?

El go­bierno es una gran idea pa­ra las co­sas que na­die mas quie­re ha­cer (au­to­pis­tas a Ju­ju­y) o las que na­die más de­be­ría ha­cer (la po­li­cía) pe­ro aún en esos ca­sos te­nés que es­pe­rar un ser­vi­cio de mier­da, y apor­tar lo tu­yo pa­ra li­mi­tar su po­de­r.

La al­ter­na­ti­va es asu­mir que el go­bierno tie­ne una enor­me ca­pa­ci­dad y com­pe­ten­cia pe­ro sim­ple­men­te han de­ci­di­do es­con­der­lo, que es la par­te que siem­pre me im­pre­sio­na de las teo­rías cons­pi­ra­ti­va­s.

El go­bierno de USA no pue­de ma­tar a Cas­tro, pe­ro pue­de ma­tar a Ken­ned­y. No pue­den man­te­ner los tre­nes an­dan­do, pe­ro pue­den fin­gir el alu­ni­za­je. Y así ca­da una.

Una vez leí un li­bro don­de des­cri­bían una cien­cia in­te­re­san­te: Teo­ría de la Teo­ría Cons­pi­ra­ti­va. Es la cien­cia de es­tu­diar que teo­rías cons­pi­ra­ti­vas cree al­guien pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre lo que real­men­te creen. Si es­tás a fa­vor de la pe­na de muer­te, creés que la po­li­cía nun­ca se equi­vo­ca, o que ma­tar unos cuan­tos por error ca­da tan­to (por­que sí se equi­vo­can) no es un pro­ble­ma. En el pri­mer ca­so son es­tú­pi­do. En el se­gun­do sos mal­va­do.

SebastianBassi / 2012-01-04 18:33:

La pena de muerte no dependeria solo de la policia, sino del poder judicial en su conjunto (que tampoco me da mucha confianza, pero un poco mas que solo la policia).
Otra opción es aplicar pena de muerte cuando no exista ningún tipo de duda de la culpabilidad del acusado, por ejemplo por confesión y multiples testigos como el caso del loco de Noruega. Asi que la premisa que creer en la pena de muerte implica confiar en la policia para mi no es válida.
Por otra parte, el argumento que no bajan los delitos por pena de muerte, es porque en general se la aplica a casos muy extremos, de personas que están tan mal de la cabeza que ciertamente la posibilidad de pena de muerte no los reprime (por ej. el caso del noruego no se hubiese prevenido con pena de muerte, ese hizo la matanza pese a que podia morir en el intento).

Roberto Alsina / 2012-01-04 18:45:

Es el estado. La diferencia entre la policía y el poder judicial es bastante vaga.

Por otro lado, el argumento de que la pena de muerte no disuade porque no matan suficiente gente es un poco fuerte para esta hora.


Contents © 2000-2022 Roberto Alsina