Discutiendo con Cualquiera: El niño Claudio María.

Siguiendo con mi inútil cruzada para acosar pavos a través del sarcasmo, hoy le toca al ínclito Claudio María Dominguez: pseudo gurú.

Para el que no lo conozca, el niño Claudio María ("periodista y conductor") ganó Odol Pregunta, allá por los años 70, contestando sobre mitología griega. Escribió el libro "El milagro de los sanadores filipinos" (lamentablemente no subtitulado "cómo hacerse rico con hígados de pollo"), y es un claro exponente de esa gente de fé indiscriminada.

El cree en todo. Cree en Jesús y en Buda, en la reencarnación y en el cielo, en los filipinos que te operan con los dedos y en el Dalai Lama, en Sai Baba y en los unicornios que cagan arcoiris.

Lo que a mí no me queda claro es qué pecado cometió en sus vidas anteriores este señor para tener esa voz. Porque esa voz es mal karma, esa voz es el castigo porque no quedaban mas escarabajos peloteros libres para reencarnarte. Esa voz es un arma de destrucción masiva.

En esta entrega voy a analizar su opus intitulado Etapas del Pase de Plano.

Lamentablemente (sospecho que hoy voy a usar mucho esa palabra) no se trata de un análisis del "pase plano" de los trucos de cartas, usado por el mítico René Lavand.

La sabiduría del budismo tibetano explica todo sobre el momento del pase de plano

Ajá. Todo todo. Explicado. Por la sabiduría. Del budismo tibetano. Hablemos un momento del budismo tibetano. En particular, de los monjes budistas tibetanos, que eran los miembros de una teocracia medieval en el siglo 20. Que se puede decir de los sabios budistas tibetanos, excepto que si eran tan sabios es extraño que su país fuera tan atrasado, inhóspito y deprimente.

Las tres etapas en el momento del pase de plano físico

¡No tení título negro!

La sabiduría milenaria del budismo tibetano, explica que en el pase de plano se comienza a ver con el tercer ojo, es decir que se percibe la totalidad en 360 grados. Cesa la visión física, la motricidad corporal y empieza el vuelo del alma que se va desprendiendo y elevando.

Me encanta esa figura retórica de "X explica que cuando Y, pasa Z". Ejemplos: "Yo te explico que si me das $500, sos mejor tipo". "El señor explica que si jodés con la barra de platense, los hinchas del calamar te bajan el comedor".

Ambos paralelos son mucho más comprobables que lo que menciona el niño Carlos María. Pero bueno, ponéle que la sabiduría milenaria del budismo tibetano dice eso. ¿Sabés qué cultura tiene una sabiduría milenaria? La tuya. Si sos católico, tenés un libro sagrado con partes muy anteriores a la colonización del Tibet.

Por otro lado, sabés desde cuando gobernaban en Tibet los Dalai Lama? Desde el siglo XVI. Son mas nuevos que la monarquía española (que tremendos chorros son también, como todo monarca). Esa "milenaria sabiduría del budismo tibetano" data del siglo X. O sea, es milenaria apenitas. El budismo en general data del siglo V a.c. o sea 2500 años, o sea menos de la tercera parte que el judaísmo. Así que sí, es milenaria, pero eso no es ni siquiera raro, y no es particularmente antigua.

Por otro lado: ¿por qué corno va a ser mejor que sea milenaria? ¿Acaso deberíamos guardar nuestro bazo en un jarro porque la milenaria sabiduría egipcia dice que sin eso te vas a quedar sin bazo en el mas allá?

La partida depende de cómo se ha vivido y acá viene la primera disquisición. La manera en la que uno ha vivido, es como uno parte del cuerpo.

Ponéle. ¿Es como un tercer pezón? Ah, no es "como uno parte del cuerpo", no "como una parte del cuerpo". A menos que uno sea una señora, supongo. Ahí sí es "como una parte del cuerpo". Pero igual es "la manera en que una (o uno) parte del cuerpo", no que es como si fuera un pedazo del mismo. Del mismo cuerpo. No, no tengo el mismo cuerpo que esa señora. Dejá nomás.

¿Cómo sería eso? si tuviste una vida noble, con percepciones espirituales, si te pudiste desidentificar del cuerpo creyendo que eras mucho más, la partida empieza a ser ilimitada.

Evidentemente el niño Dominguez se cree mucho más, así que esto le viene bárbaro. Cuando dice "la partida" se refiere a algo como "la partida de ajedrez" o al hecho de irse? Si es lo segundo, ¿qué quiere decir "empieza a ser ilimitada"? Nada.Será lo primero, entonces..

Si viviste una vida muy prisionera de inseguridades, de apegos a los objetos y a las personas y mantuviste tu mente en el “me pica, me duele, me llama, no me llama, en el pobre de mi y la víctima recurrente” la partida se torna muy confusa.

Leo ese entrecomillado y me duele el ojo derecho. No creo que sea una coincidencia, creo que el problema es que empieza con un "en el" afuera de las comillas y después mete otro adentro, con lo que queda sumamente feo. Una partida confusa, será algo así como un Ferro/Platense. Cero a cero, nos recuerda Baglietto (aunque en realidad rara vez Ferro y Platense empataron cero a cero, búsquenlo).

Si tuvieramos que resumir enseñanzas completas del libro Tibetano de la vida y de la muerte, podríamos referirnos a tres etapas claves para entender la partida del cuerpo y poder manejar esos conceptos durante años antes de tener que transitar ese momento.

Bueno, si tuviera que resumir la guerra y la paz, de Tolstoi, podría hablar de dos etapas claves para entenderla: antes y después de Austerlitz. ¿Te queda clarísimo, no? Así podés manejar esos conceptos durante años antes de tener que transitar el momento de leerlo.

Primera gran etapa:

A ver...

Lo primero que sucede es la desidentificación del cuerpo, el alma ve su cuerpo inerte.

Ajá.

Si tuviste mucho apego a ese cuerpo, el alma quiere volver pero el cordón de plata (que une el alma al cuerpo) una vez cortado energéticamente, hace que el alma se desprenda por completo de lo físico.

¿Como se corta energéticamente un cordón de plata? ¿hay un laser? ¡Decíme que es con un laser!

El alma en ese instante sabe que es mucho más que un cuerpo.

Bueno, sí, supongo que si estuviera flotando sobre mi cuerpo sabría eso. O estoy muy drogado, en un telo, y los espejos del techo están buenísimooooooos.

La mayoría de aquellos que tuvieron una muerte clínica, y retornaron, cuentan que no querían regresar en lo más mínimo y la sensación de paz era indescriptible, que mientras veían todo desde una cierta altura, no podían creer la belleza y la luz que percibían de ellos mismos al estar fuera del cuerpo.

Nótese que habla de muerte clínica, no de muerte biológica. La muerte biológica es irreversible, con lo cual nadie te puede contar que se siente. La muerte biológica, supongo, es cuando se corta el cordón ese, y no se puede volver a unir. ¿Pero si cuando se corta no se puede volver, qué testimonio hay de que se corte? ¿Como sabemos lo que pasa? Bueno, no sabemos, y Dominguez nos lo va a explicar.

Pero igual, no, ni ahí. De hecho la mayoría de los que tuvieron una muerte clínica y retornaron dicen que no vieron una miércoles, porque estaban desmayados. De los que dicen que vieron algo (una "Near Death Experience" como le dicen los norteños), que son alrededor del 18% (según el estudio de Van Lommel) y no una mayoría como dice este pejerto.

Veamos los datos de Van Lommel: de 344 pacientes que sufrieron muerte clínica por ataque cardíaco, 62 reportaron ver algo. De esos 62, 31 dijeron que sabían que estaba muertos, 15 afirmaron tener una experiencia extracorpórea, 16 recuerdan un túnel, y el 56% afirmo experimentar sensaciones agradables, mientras que ninguno reportó molestia o miedo. Supongo que fue algo tipo "¿eh? ¿me morí? ¡Y bué!".

Así que como suele suceder, apenas se menciona una cosa que es medianamente confirmable, resulta que es un invento, o simplemente ignorancia. Esperable.

Relatan incluso que mientras los médicos intentaban reanimarlos, ellos exclamaban con intensidad que no lo hicieran, para permanecer en esa situación idílica. Cuando se les pregunta, por qué volvieron a este plano más denso, suelen coincidir los testimonios, en que seres de una energía espiritual bellísima, les hicieron notar las materias que quedaban por resolver, y que podían elegir no volver al cuerpo en esta ocasión pero no podían evitar una nueva encarnación, y que seria mucho mas valiente retornar por unos años a ese cuerpo que los había acompañado en esta vida, cesar con karmas acumulados, y ser un testimonio para tantos de la percepción que se tiene cuando uno se aleja de la materia densa. Ser ejemplos coherentes de la vivencia fuera del cuerpo, como una experiencia mucho más sublime que cuanto momento gozoso uno pudiera haber experimentado estando encarnado.

De nuevo, solo el 56% afirmó experimentar emociones positivas. Ninguno de esos 344 afirmó ver esos seres que menciona Dominguez, mucho menos tener un diálogo, mucho menos que hubiera un patrón común en descripciones de esos seres y/o esos diálogos.

Dado que las historias de esos 344 no son coherentes, eso de "Ser ejemplos coherentes de la vivencia blah blah" es una pavada.

El cielo, es saber que no tenemos nada que ver con la parte química y ósea. Saber que somos un espíritu sutil conectado al todo.

Ajá. Si no tenemos nada que ver con la parte "química y ósea" (que admito es una poética aunque confusa paparruchada), que por favor el señor Dominguez se abstenga del consumo de carbono y calcio.

Las almas más densas vuelven a los ambientes que han conocido y fagocitan energías de igual densidad. Los tibetanos lo llaman el bardo astral.

¡Que barderos estos tibetanos! Estimado autor, creo que la palabra fagocitar no significa lo que usted cree que significa. En particular no significa "consumir" o "alimentarse de"

Aclaro, ya que el señor no lo aclara, que "bardo astral" no es romper butacas en un teatro de calle Corrientes. De nada.

No hay que temer, porque nunca el desencarnado puede entrar en el ámbito del encarnado, por eso cuando alguien desencarna, envíalo a luz rápidamente, decile que es luz y que avance a planos más elevados.

¿Pero, pero, cómo le digo? ¿Tengo que andar todo el tiempo diciendo "andá a la luz" por las dudas si hay alguno perdido por acá? ¿No sería eso cruel con las polillas? ¿No me va a agarrar a bastonazos un ciego por insensible? Si le digo a mi prima política "Sos luz", me va a decir, "no, soy Sol, Luz es la morocha!" (true story).

Resumiendo: todo lo comprobable es falso. Todo lo no comprobable es verso. Sigamos.

Segunda gran etapa:

A ver...

Luego de desidentificarte con el cuerpo, la segunda gran etapa es desidentificarte de tu mente. Todo es mente. Hay una mente baja, una mente superior y una mente trascendente que es la del ser, la consciencia.

Pero si todo es mente, y me desidentifico de la mente, me desidentifico de todo, ¿no?

La mente baja sería leer esto en estado de adormecimiento,

Debo confesar que estoy empezando a adormecerme.

la mente superior es ser consciente que estás leyendo esto y saberte conectado con todo lo que te rodea.

¡Ok!

Una mente trascendente sería saber que excedemos los limites del cuerpo y que toda la creación extraordinaria con la que me estoy conectando no existiría si no existiese una consciencia que no tiene nombre ni forma que permea y genera todo.

Yo le digo Cacho. Cacho, el que permea y genera todo.

Desidentificarte de la mente significa que las creencias de tu mente van a aparecer.

Ajá. ¿Porqué significa eso? Porque así, leyendoló, medio que significa otra cosa.

Cuando alguien dice: “Vino Jesús, Sai Baba, la abuela” esa es una creación de tu mente que vibra en la sintonía afín de los seres espirituales a los que has amado en vida.

O sea, yo amo a un ser espiritual y mi mente va a crear algo, porque mi mente vibra en sintonía con ese ser espiritual que amo. ¿O la que vibra en esa sintonía es la creación? (ese Sai Baba, ponéle). Exijo una aclaración.

Es obvio que una persona que adoró a Jesús, vea a Jesús.

Bueno, no, obvio, lo que se dice obvio, no es.

Por eso se dice que esas energías de un altísimo nivel vibratorio, son las que aparecen para contener el pase de plano, el pase de etapas. Los guías y maestros, que amamos en vida, están en ese instante, para acompañarnos.

Se dice que "se dice" es lo que uno dice cuando quiere que algo parezca tener una autoridad imaginada por el lector en vez de poner pelotas y decir quién dice. Sospecho que lo dice Claudio María Dominguez, doble ganador de Odol Pregunta.

Como cuando una voz suave nos va despertando del sueño nocturno, de igual manera los guías nos ayudan en la transición.

A mí me despierta Celine Dion. Porque odio a Celine Dion.

Los maestros espirituales nos dicen que siempre volvemos a estar con nuestros seres queridos. Al estar desencarnados estamos conectados vibratoriamente entre todos.

Interesante concepto. Claro que asume una exacta simetría del querer. ¿Y si yo quiero a alguien y esa persona secretamente me odia? ¿Va a estar conmigo, pero yo no con él? ¿Y porqué voy a pasar la post-vida con una mentira?

La experiencia de partida del cuerpo en esta segunda instancia, es tan extraordinaria o tan temible como lo creas.

Dado que carecemos por completo aún de los testimonios que falsifica el autor acerca de la primera etapa, estamos ante nuestra vieja amiga, la afirmación contundente. Va a ser así. Porque va a ser así, te digo. Ah, y si es lindo, sí, y si es feo, sí. Porque lo que digo es tan fifí que no importa lo que te pase sigue siendo cierto. Porque estoy tipeando cosas que no significan una mierda.

Esta es la etapa de la experiencia inexorable de lo que creés que va a suceder. Quien cree que merece el cielo, vive situaciones llenas de luz, quien cree que merece el infierno, vive imagenes aterradoras como creación de su mente.

O sea, los psicópatas que carecen de conciencia de sus maldades: al cielo. Los honestos, conscientes de sus fallas y flaquezas: al infierno. Sos un moco como agente de viajes, Dominguez. Por lo menos otras teorías acerca de la post-vida tratan de dar justicia, vos das un tenedor libre.

Pero aún los cielos e infiernos deben ser eventualmente abandonados cuando la mente logra trascender aquello que creyó que sucedería y se funde finalmente en la verdad última y suprema.

Porque tenemos montones de testimonios de gente que fué al infierno y después salió, y se fundió en la verdad última y suprema, que evita, dicho sea de paso, explica abajo, la reencarnación. Ah no. de hecho, lo que está describiendo es una perfecta barrera para bloquear la información acerca de ese evento. Si eso pasa, es claramente imposible que lo sepamos. Con lo que no solo es improbable que sea cierto, si no que aún si lo fuera, estarías mintiendo, Dominguez.

¿Qué pasa con los ateos? También van directo a su sistema de creencias, si no han creído en nada, encuentran la nada más absoluta, y después de un tiempo de bucear en la nada, su mente aspira a algo más y pide que exista algo, y en ese instante logran avanzar a una etapa superior. Esa experiencia dura hasta que en un momento de desesperación después de estancarse en la nada, dice: ¿no puede haber algo más? Y ante ese cuestionamiento, está apto para el pase de plano. Alguien que está en un tormento mental, lo que llaman infierno,en un punto pide que alguien lo rescate y va a estar apto para el pase de plano, pero nadie deja de experimentar el deseo de su creencia más fuerte.

No funcionaría. Si los ateos creen en la nada (que no, que no es así, que creemos que no hay nada, que no es lo mismo), al estar ese ateo ahí, en la nada, tendría un momento en que diría, pará un minuto, esto no es la nada, porque estoy yo. Cogito ergo sum, que le dicen. Te puede llevar tipo 30 segundos.

Resumen: un delirio inconsistente e inmoral.

Tercera gran etapa: La más sublime, ya que es el estado de éxtasis del alma, cuando ya se desecharon las creencias limitantes de la mente y se abandonan las imágenes recientes para avanzar.

¡Suena groso!

En esta etapa, el alma se funde en su verdadera esencia.

Ajá. Las cosas inmateriales no se funden.

Sai baba me explicaba que en ese instante la luz no es como el sol sino como millones de soles y que no es una luz cegadora, es una luz que envuelve al alma y la lleva a la comprensión de que esa luz es lo que ella es, lo que siempre fue.

¿Y como sabía eso Sai Baba?

Se permanece en ese estado y se sigue la expansión ilimitada de la conciencia si ya no hay karma y no hay que seguir aprobando materias. El alma observa con ecuanimidad en esta etapa lo que hizo en vida mientras estaba en el cuerpo. Ve si le quedan materias sin aprobar, como ser la materia del amor incondicional, el perdón, la alegría de vivir, trascender la carencia, aprender la solidaridad y a salirse de los apegos que lastiman, avanzar en la comprensión de la propia divinidad, etc.

¿Me das el listado de materias? ¿Hay correlativas? ¿Se puede rendir libre?

El alma comprende claramente lo que le causó a otras partes de sí misma. Se da cuenta que siempre fue ella misma pero en otras formas, por eso todo lo que hizo en ese momento lo experimenta, porque siempre fue ella.

¿Lo qué?

Y por ley de causa y efecto, lo revive. Si quedaron materias, desanda el túnel y va creando las circunstancias afines a su nueva encarnación, va eligiendo el cuerpo en el que va nacer, el sexo, los padres, las situaciones a vivir con las personas adecuadas que le van a espejar aquello que tiene que aprender y decide cómo va a ser el primer septenio y el entorno.

Esta es buenísima. Para los que no lo saben, está diciendo que el alma, al reencarnarse, elige en qué condiciones va a vivir su primeros siete años. Esa es tal vez la enseñanza más perversa de todas las mencionadas hoy.

¿Que te moriste de hambre a los tres meses? Vos lo elegiste antes de nacer. No es culpa del Dalai Lama, que es apenas el señor feudal de la zona. ¿Que sos pobre? Culpa tuya. ¿Que estás desnutrido? Culpa tuya. Nadie tiene ningún derecho inalienable, nadie tiene ninguna obligación. Todo castigo será asignado por el alma en la próxima reencarnación, todo sufrimiento es merecido porque es ese castigo. Y sos castigado por algo que no sabés qué es, que nadie puede saberlo, porque fué en otra vida. Pero jodéte, comé gusanos y calláte.

Es repugnante. Todo el edificio teórico y moral de la rueda kármica es asqueroso, primitivo, tendiente a perpetuar el status quo de los privilegiados, a mantener señores pelados viviendo de limosnas y sintiéndose bien consigo mismos.

No, Claudio María Dominguez, lo que describís no es paz, no es luz, es horrible. Lo que describís es un infierno que ni siquiera tiene una aspiración de justicia.

Todos aquellos que "compran" esta idea de "espiritualidad" deberían pensar, un poco, en qué están metiéndose. Y vos, Dominguez, seguirás currando, porque siempre hay crédulos, siempre hay gente desesperada dispuesta a darte diez pesos por explicar que hay un filipino mágico que te saca el cancer con los dedos, porque esa es la clase de basura que sos.

Poné cara de bueno, hablá con esa voz de bobo superado. Sos una lacra. Y vos lo sabés.

Comments

Comments powered by Disqus