Skip to main content

Ralsina.Me — Roberto Alsina's website

Trabajar Gratis no es Gratis, o Meritocracia mis Polainas.

A ve­ces uno hace cosas gratis. Yo lo hago, vos lo hacés, to­dos lo hace­mos. A ve­ces esas cosas que hace­mos gratis traen un pa­go por otro lado:

  • Te hacés cono­ci­do, y eso te per­mite obten­er al­go.
  • Te deben un fa­vor, y te lo ter­minás co­bran­do.
  • Sim­ple­mente te sen­tís bi­en por hac­er es­o, gratis.

Pero siem­pre, siem­pre, siem­pre, al­guien pa­ga.

  • Pa­ga el que te da ex­posi­ción, dán­dotela.
  • Pa­ga el que te debe el fa­vor, de­volvién­do­lo.

Pero cuan­do hacés al­go gratis so­la­mente porque te hace sen­tir bi­en hac­er­lo ... ¿quién lo pa­ga? ¿Ese no es tan ob­vio, no? Si doy un cur­so gratis, si ha­go un pro­gra­ma open source, si pin­to una es­cue­la, si paseo al per­ro de un ve­ci­no, si te cui­do a tu hi­jo... ¿quién pa­ga?

Porque al­guien siem­pre pa­ga. En par­tic­u­lar, siem­pre al­guien pa­ga si uno labu­ra gratis. Si me que­do dos ho­ras tarde sin pedir ho­ras ex­tra (cosa que no sucede), pa­go yo. Tal vez no en­seguida, pero lo pa­go en no pasar esas dos ho­ras con mi fa­mil­i­a, o en no hac­er al­go que yo quería hac­er.

Si ha­go un tra­ba­jo que nor­mal­mente se pa­garía pero lo ha­go "de on­da", lo pa­ga el que no lo va a hac­er co­brán­do­lo. Si le ha­go un soft a al­guien en­tonces el­los no se lo van a com­prar a nadie.

To­do ese soft­ware open source que vos ves, flotan­do por la in­ter­net co­mo si surgiera de una fuente in­agotable de soft­ware gratis, es­tá pa­gado, es­tá pa­ga­do con los fines de se­m­anas y las noches de un mil­lón de de­sar­rol­ladores que lo pa­garon. Es­tá pa­ga­do con las quiebras de miles de em­pre­sas de soft­ware que no ex­is­ten más porque sus pro­duc­tos aho­ra son com­modi­ties.

Sí, prob­a­ble­mente val­ió la pe­na. Yo tal vez no iba a hac­er na­da más in­tere­sante en mis 20s y mis 30s, pero sabés qué, tal vez lo hu­biera he­cho. Tal vez hu­biera toma­do cosas que no tomé, vi­a­ja­do a lu­gares que no vi­a­jé, cono­ci­do gente que no conocí. A cam­bio, hay un­os cuan­tos proyec­tos aban­don­a­dos en Github y al­guno que no.

Sí, por otro la­do co­bré, porque hace 17 años que ca­da tra­ba­jo que ten­go en parte lo he con­segui­do por to­do eso que hice "gratis".

Pero tam­bién se pa­ga de otra man­er­a: se pa­ga en que se es­pera que pase. Se pa­ga en que hoy en día por lo menos yo siem­pre bus­co que to­do el soft­ware sea gratis. ¿Y qué pasaría si en 2025 nos damos cuen­ta que era to­do una bur­bu­ja? ¿Qué hace­mos si de golpe re­sul­ta que no, que es­ta man­era de pro­ducir soft­ware no fun­ciona? ¿Bus­camos otra?

Se es­pera que ha­gas proyec­tos gratis para pro­bar tu val­or. Los posi­bles em­pleadores es­per­an poder ver un proyec­to tuyo en Github, y yo soy cul­pa­ble de de­cir­le a pibes "ha­gan un proyec­to, ayu­da a con­seguir laburo" ... ¡porque es cier­to! ¡ayu­da! Si hacés un proyec­to con códi­go no hor­ren­do, me­di­ana­mente or­ga­ni­zado, etc. es casi fá­cil con­seguir un puesto en al­gu­na em­pre­sa.

Va­mos de linkedin a top­tal car­gan­do nue­stros proyec­tos igual que un apren­diz de her­rero iba de un pueblo a otro con su yun­que, que era su "mas­ter­piece", lo que prob­a­ba que sabía lo que hacía.

Y, lo pe­or de todo, lo pa­gan los que no pueden tomarse sus 20s pro­ducien­do códi­go "vis­i­ble" para im­pre­sion­ar a sus fu­tur­os pa­trones. Tra­ba­jar gratis es un priv­i­le­gio que ten­emos al­gunos, y los que no pueden hac­er­lo ar­ran­can en desven­ta­ja. Es co­mo ser "mer­i­to­rio ju­di­cial". Si podés tra­ba­jar gratis un­os años (porque te ban­can, o lo que sea) hacés es­o, y te va a ser más fá­cil en­trar al poder ju­di­cial. Y los que no pueden, bueno, no serán ju­di­ciales. O no ten­drán la mis­ma car­rera en soft­ware.

Porque no tenían ese priv­i­le­gio. Porque no pudieron tirar sus fines de se­m­ana en es­o, o in­ver­tir­los en su fu­tu­ra car­rera, o co­mo quieras de­cir­le.

Y de­spués, claro, para los que re­clu­ta­mos es muy fá­cil de­cir "claro, este mucha­cho mirá, tiene es­to en GH, y es­to otro, y par­ticipó acá, es groso" ... y nos com­pramos la idea de mer­i­toc­ra­ci­a, de que ob­vi­a­mente, es­ta­mos mi­di­en­do una cosa re­al, que un can­dida­to la tiene y otro no, en­tonces no es­ta­mos dis­crim­i­nan­do. ¿Có­mo po­dríamos es­tar dis­crim­i­nan­do si es­ta­mos mi­di­en­do cosas ob­je­ti­vas?

Y nos mo­lesta­mos si al­gu­na vez nos di­cen que tal vez, que se yo, es­ta­mos dis­crim­i­nan­do con­tra los que no son co­mo nosotros, con­tra los que no tenían li­bres las noches de­spués de la facu para boludear con la com­pu, o con­tra los que em­pezaron a es­tu­di­ar más tarde por lo que fuera y ya tenían un laburo, o con­tra las mu­jeres, o con­tra los de otra clase so­cial, etc.

¿Nosotros? Que locu­ra. Co­mo que dis­crim­i­namos nosotros. Nosotros so­mos racionales. So­mos mer­i­tocráti­cos. So­mos ob­je­tivos. Y so­bre todo, so­mos buenísi­mos mintién­donos.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina