Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Viaje a PyCon Colombia 2018!

La Ida

Dig­amos que teníamos un itinerario ... sub­óp­ti­mo.

Salí de casa ha­cia Aeropar­que el miér­coles 7 a la 1PM para mi vue­lo en LATAM de las 5PM a Sao Paulo. Ar­rancó bár­baro, llegué bi­en sin trá­fi­co, pedí un café, hice el checkin en la máquina au­tomáti­ca, me en­con­tré con An­drew... to­do so­bre ruedas. El vue­lo bi­en, teníamos pasil­lo y ven­tanil­la sin nadie en el medio, vi­a­jamos có­mo­d­os y lleg­amos a Guarul­hos a las 8:30P­M.

Oh, Guarul­hos. Nun­ca na­da sale bi­en en Guarul­hos. Sospe­cho que es­tá con­stru­i­do so­bre un ce­mente­rio in­dí­ge­na, si no no se ex­pli­ca.

Co­mo nue­stro sigu­iente vue­lo salía re­cién a las 6:25AM y no teníamos ganas de pasar la noche sen­ta­dos, habíamos he­cho reser­vas en un ho­tel den­tro del aerop­uer­to. Un ho­tel medio pe­cu­liar con habita­ciones tipo ca­marote, ca­mas cuchetas, pero económi­co. To­tal era dormir y tal vez darnos una ducha, na­da más.

Bueno, primero seguimos los carte­les de Ho­tel pero es­os ll­ev­a­ban a un Tryp en ter­mi­nal 3, que salía 250 dólares la noche y co­mo no so­mos mil­lonar­ios de­cidi­mos ir al que teníamos la reser­va... que re­sul­ta que sí, es­tá en el aerop­uer­to, pero del la­do de afuera de mi­gra­ciones en la ter­mi­nal 2. Co­mo teníamos ham­bre, come­ti­mos un er­ror y paramos a com­er una ham­bur­gue­sa en Ble­ri­ot.

El er­ror no fue la ham­bur­gue­sa, que es­ta­ba bas­tante bue­na, sino has­ta que recor­ri­mos to­do el camino, sal­imos de mi­gra­ciones y lleg­amos al ho­tel se hi­zo un poco tarde y nos can­ce­laron la reser­va. Conoci­mos a un amer­i­cano que lo char­ló a An­drew porque tenía una re­mera de los Pa­tri­ots que acaba­ban de perder el Su­per Bowl.

Así que, co­mo es Guarul­hos y nun­ca na­da sale bi­en en Guarul­hos, pasamos la noche en un par de star­bucks toman­do café.

A las 6:25AM tomamos el vue­lo a Bo­gotá, el tramo mas largo que teníamos, unas 6 ho­ras, pero co­mo retro­cedíamos 3 zonas lleg­amos a las 9AM. El vue­lo ... bi­en. Dor­mí casi to­do el vi­a­je. Ex­cep­to que las azafa­tas er­an cu­lonas y me to­ca­ban el hom­bro ca­da vez que pasa­ban.

Una vez en Bo­gotá, muer­tos de can­san­cio di­ji­mos "ten­emos 12 ho­ras, no va­mos a pasear un corno, busque­mos un hotel". Teníamos reser­vas en uno lla­ma­do Cy­press Nor­man­dia para la vuelta, tomamos un taxi a ese mis­mo por las du­das, y no había lu­gar. Nos di­cen que hay un ho­tel lla­ma­do Con­nec­tions ahí cer­ca y sal­imos con los bol­sos. Cam­i­namos tres cuadras, no lo en­con­tramos, una seño­ra muy am­able en un café nos in­di­ca co­mo lle­gar, lleg­amos.

El ho­tel es chiq­ui­to en frente de una plaza lla­ma­da "Las can­chas" con chicos ju­gan­do a la pelota y un grupo de vieji­tos de un hog­ar al la­do del ho­tel sen­ta­dos en cír­cu­lo ju­gan­do jue­gos.

El ho­tel tiene lu­gar. Lo que no tiene es agua. Y bueno, fuimos igual.

Me volví a com­er al­go al café donde la seño­ra nos había ayu­dado, me comí un pas­tel de pol­lo con champiñones que era alu­ci­nan­te, tor­ta de choco­late, un té hela­do y un café ... por 80 pe­sos ar­genti­nos. Sospe­cho que es­ta cróni­ca va a ten­er un pa­trón donde me asom­bra lo baratas que son las cosas.

Volví al hotel, me des­mayé, se hi­zo de tarde, volví al café a "al­morzar" ... lasaña, agua, un bo­cadil­lo y un café.

An­drew se había ido al gim­na­sio, asi que me quedé solo, volvió el agua, pude us­ar el baño, nos jun­ta­mos de nuevo, vuelta a El Do­ra­do para tomar el sigu­iente vue­lo a las 9PM a medel­lín.

Co­mo An­drew tiene un bol­so lleno de mer­chan­dis­ing, lo paran en se­guri­dad por un­os sospe­chosos llaveros-destapadores. Le ter­mi­namos re­ga­lan­do uno a ca­da una de las amorosas chi­cas de se­guri­dad y pasamos.

Hablan­do de chi­cas de se­guri­dad... en se­ri­o, re bue­na on­da. To­do el mun­do acá es am­able. Pero eso es lo que pien­so cuan­do vi­a­jo, no im­por­ta adonde vi­a­je... no será que en com­para­ción con el porteño prome­dio has­ta los parisi­nos son amorosos? Sospe­cho que sí.

Vue­lo a Medel­lín, lleg­amos sin in­con­ve­nien­te, es menos de una ho­ra. Me hicieron despachar mi val­i­ja pero sal­ió en el carousel en 2 min­u­tos, cero prob­le­ma.

El aerop­uer­to de Medel­lín que­da medio lejos de la ciu­dad, así que tomamos un tax­i. El camino sube a una mon­taña y de­spués ba­ja, to­do por una ru­ta doble mano muy sin­u­osa. El taxista clara­mente es­ta­ba te­nien­do un mal dia e in­ten­tó sui­ci­darse mien­tras nos ll­ev­aba, porque no sacó el pie del acel­er­ador en to­do el vi­a­je. En ex­clu­si­va ten­go un video del vi­a­je:

El in­ten­to de sui­cidio fue fal­li­do y lleg­amos al de­par­ta­men­to que alquil­am­os por AirBn­B, un lin­do de­par­ta­men­ti­to en un piso 15. No an­du­vo el wifi, asi que a la cucha.

Primer Dia de PyCon

Me des­perté a las 6AM, miré por la ven­tana y ... wow.

https://lh3.googleusercontent.com/psn4PPuWK5vyA70CgHaZ6iWJnn8bkn6lCKVhge_30kxbiqgUiwk8gdjk_tJGegtSUDNfaODCF_fEvI2PmbtP33LMESYcRYggDQpgvwEmcCEkFcUz3PUgaoMKeQUY9A3E8xQg1fwmbl1nUIHJU44prL9TjK5Vz7xkd4copd1VUuIex1j2JamX7-bImd05Id16OcyyrsLCpmlnPBPHCn4jTOpMmlDK_aK6fKu76uWK6SvF2jVDyj8Fx6RiTR_pwG1Vc8hiInAb_Qu1gKw_RknakcQb-TtDm5qhbOHlRBiTTJhNq53O_wcovqVCtjoEXRoYfsXpHrS_Gu_-PBoSzuPCBD_Mj3y7SRbmSED8eaYqNEFfd8Dcn3eUNiIb92rM6hrk7HHvy-7y19m78KTh7-O8n6bm8gOcqs8GHbMxXeT69ImQ3Xr_NU8z10Xnew2gf3jVUI_KvEvTtL1MImgf4kr3DLXY5LbNaf7Vu40leDNN-L_n2_VQx13zwRwoZcobnBjlKb4f5wJQCz9oldWzu51y8s3CMpr1dH3t-bvQguIiWvHLUFzk_W70P6MO0Rq0mJRPOz_Z8Mp0IQqSTTmfzHvFa0GFDBGIDyVsVeLi2bih=w1920-h532-no

La vista des­de el de­par­ta­men­to.

Una ducha con agua fría (hay unas de­tal­ladas in­struc­ciones para ten­er agua caliente que no fun­cionaron) y ba­jé a de­sayu­nar.

Ese de­sayuno, o sea huevos, arepa, que­so y una choco­latada, sale $3000 colom­bianos, que son ... 22 pe­sos ar­genti­nos. Un dólar y al­gui­to.

Volví a bus­car a An­drew que se había queda­do dur­mien­do, y sal­imos para Py­con.

La Py­con es en la uni­ver­si­dad EAFIT que tiene el cam­pus muy cerqui­ta de donde es­ta­mos paran­do. Cam­i­namos unas cuadras, pasamos un puente y lleg­amos. El lu­gar es muu­u­u­uy lin­do. Y hay ardil­las.

La acred­itación pasó sin prob­le­mas, el swag es co­pa­do (re­mera que has­ta prob­a­ble­mente sea de mi talle y una botel­la de agua muy prác­ti­ca), cero demo­r­a. Lleg­mos un poco tarde así que nos perdi­mos la primera ple­nar­ia y la bi­en­veni­da.

Un cafecito... chi­ca am­able me pre­gun­ta "oscu­ri­to?", le re­spon­do "siem­pre", se pu­so col­orada, y em­piezo a sospechar que, ejem, tal vez haya son­ado co­mo que tenía una se­gun­da in­ten­ción. Pero no, señori­ta que me sirvió el café, le ju­ro que so­la­mente me gus­ta el café ne­gro. Aho­ra que lo pien­so... creo que me pasó lo mis­mo cuan­do di­je que para mi re­mera "mien­tras mas X mejor, XXXL si tenés" ... ok, mil dis­cul­pas señori­ta de las re­meras tam­bién.

Ah, mi acen­to les re­sul­ta suma­mente gra­cioso. No hay prob­le­ma, es mu­tuo :-)

Charla 1: Multi Tenant por @MiltonLn

In­tere­san­te! De­scrip­ción del prob­le­ma, mues­tra al­gu­nas solu­ciones que son djan­go-spe­cif­ic pero muy in­tere­sante igual.

Charla 2: Simulacion de sistema solar con Python

Primero: El que da la char­la tiene co­mo 12 años. No, men­ti­ra, debe ten­er más, pero me sien­to un an­ciano MAL. Creo en­ten­der que em­pezó 11° gra­do o sea ten­drá 16?

La char­la muy in­tere­san­te, la as­tronomía es mi nerdeza fun­da­cional (aguante el Cen­tro de Ob­ser­vadores del Es­pa­cio de San­ta Fe)

Mues­tra co­mo va jun­tan­do piezas para ter­mi­nar cal­cu­lan­do ór­bitas y graficán­dolas. Es co­pa­do ver co­mo al­guien ar­ran­ca apren­di­en­do al­go y ter­mi­na con una cosa que fun­ciona, a ve­ces uno se olvi­da esa sen­sación.

Charla 3: Pintando el Caos

Frac­tales! Lin­da char­la in­tro­duc­to­ri­a, muy bi­en da­da por Iris... un par de co­men­tar­ios para la per­sona que "pre­gun­tó" úl­ti­mo.

  1. Lo del cam­bio de condi­­ciones in­i­­ciales y cam­bio en re­­sul­­ta­­do ya lo había ex­­pli­­ca­­do el­la bi­en cin­­co min­u­­tos antes. Te agrade­­ció el mansplain­ing porque es de­­masi­a­­do ed­u­­ca­­da.

  2. Eso no fue una pre­­gun­­ta.

Si vas a pre­gun­tar al­go pero em­pezás con "primero un co­men­tar­i­o" de­berían apa­garte el mi­cró­fono. No­ta de col­or: en un mo­men­to la dis­er­tante dice que vio un doc­u­men­tal y le llamó la aten­ción porque era co­mo esas cosas que uno ve "si se fu­ma un LS­D" y al­guien atrás mío co­men­tó "co­mo sabe?" ... hom­bre, creo que los efec­tos del LSD son de públi­co conocimien­to, y des­de ya que la dis­er­tante no "s­abe" porque el LSD no se fu­ma, se lame.

Charla 4: Modelado Computacional @nicoguaro

Que­ria ir a la de server­less pero am­pliemos hor­i­zon­tes, hace mu­cho que no veo el­e­men­tos fini­tos :-)

Una char­la "mis ladrillos"! Mostrar co­mo se puede con­stru­ir una her­ramien­ta útil en base a un eco­sis­tema pre­ex­is­tente agre­gan­do val­or y enci­ma con fines ed­uca­tivos. Súper claro, casi me da ganas de volver a apren­der méto­dos numéri­cos. CASI.

Almuerzo y otras noticias parroquiales

Las char­las em­piezan MUY tem­pra­no (8AM) y ter­mi­na tem­pra­no (5P­M) ... me gus­ta más que 10AM a 7P­M? Tal vez. Pero aho­ra a al­morzar.

Hu­mi­tos y Jo­han­na tienen un AirBnB en el mis­mo ed­i­fi­cio que nosotros ... eso es una co­in­ci­den­ci­a.

En fin, me salteé el al­muer­zo gratis y me fui a com­er una ham­bur­gue­sa in­tro­ver­ti­da para re­car­gar baterías.

Charla 5: Python memory management

  • Tiene un slide so­bre el viejo fa­vorito "256 is 256"

  • Plot twist! "foo" is "foo" pero "foo!" no es "foo!" (ex­­tra: sys.in­­tern)

  • Sor­pre­sa!

Char­la co­pada, no sabía al­gu­nas de es­tas cosas, a pe­sar de haber he­cho ex­per­i­men­tos en mane­jo de memo­ria hace un tiem­po.

Tejo! Petardos! Moco de Gorila!

Me fui al dep­to porque es­ta­ba medio cansa­do y por el camino pasé por un mer­ca­do a com­prar al­go para la ce­na. Cosas que no com­pré:

Cosas que si com­pre:

La vista del bal­cón del dep­to había tenido una evolu­ción a lo Poké­mon:

Y ya es­ta­ba tran­quil­i­to en la ca­ma vien­do Net­flix cuan­do me lle­ga un men­saje de Hu­mi­tos para que me junte con or­ga­ni­zadores y key­notes en una sal­i­da. Me da una di­rec­ción: Car­rera 48 #46 sur 150.

Ex­pliqué las di­rec­ciones en Colom­bi­a? Car­reras van para un lado, las calles cruzan, las calles son sur o norte, y te dan siem­pre la car­rera, la calle, el la­do y el número. El prob­le­ma es que google maps no en­tiende esas di­rec­ciones, por lo menos no en el for­ma­to que te las dan, así que hay que adiv­inar un poco.

En este ca­so di­je "tran­quilo, me to­mo un tax­i". Casi ningu­na his­to­ria en Medel­lín que em­pieza con "me to­mo un tax­i" es tran­quila. Me to­mo el tax­i, y el con­duc­tor me dice "y donde es es­o?" le re­spon­do "si no sabe ust­ed que mane­ja un tax­i..." "Es que la ciu­dad es grande y hay lu­gares que no voy".

Bueno, es en En­vi­ga­do. Lo guío yo con mi aprox­i­mación a la di­rec­ción, y me dice "aquí no puede ser" "no im­por­ta, de­jemé, yo lo en­cuen­tro" y ... me dice que no se an­i­ma­ba a de­jarme porque no quería ten­erme en su con­cien­cia (!?) Sin­ce­r­a­mente, creo que hac­er eno­jar a Pablo Es­co­bar de­bía ser menos peli­groso que an­dar en taxi en Medel­lín, porque los taxis­tas son de­mentes.

Me ba­jo, pre­gun­to, me lle­ga un men­saje de Javier Man­sil­la (de pa­so, tenía 4% de batería porque vi­vo peli­grosa­mente) y re­sul­ta que el even­to es "aden­tro del polide­portivo, al fon­do, dob­lan­do en la pisci­na, pasan­do la can­cha de fut­bol de tier­ra".

Es una can­cha de tejo.

El tejo en Colom­bia es dis­tin­to. Elegís una pe­sa de plo­mo con for­ma de cono trun­cado, te parás a cier­ta dis­tan­cia de un ca­jón in­cli­na­do lleno de ar­cil­la con dos trián­gu­los rosa y rev­oleás la pe­sa tratan­do de ac­er­carte a los trián­gu­los.

Y si le pegás a un trián­gu­lo... ex­plota. LOS COLOM­BIANOS IN­VEN­TARON MI DE­PORTE FA­VORITO

Así que nos pasamos dos ho­ras tratan­do de hac­er que ex­ploten cosas mien­tras tomábamos una Pilsen y al­gu­na "colom­biana" que es una gaseosa lo­cal "s­a­bor co­la". No sé co­la de qué an­i­mal sería, pero ... du­e­len los di­entes del azú­car que tiene.

La ce­na fue una pi­ca­da de:

  • Chichar­rones (grasa de cer­­do fri­­ta cro­­can­te)

  • Plá­­tano frito cro­­cante

  • Salchicha

  • Arepa

  • Pa­­pa

  • Mor­­cil­la rel­le­na con ar­roz

  • Una sal­si­­ta "pi­­can­te" (no era pi­­can­te)

Que tal? To­do muy bi­en. La mor­cil­la con ar­roz es mas fá­cil de com­er que la ver­sión mon­gol del mis­mo pla­to en que uno tiene que sopar la san­gre con la tor­ta de ar­roz y coci­narla en sopa. Pero li­vian­i­to no era es­o.

Ter­mi­namos la sesión de­porti­va, volvi­mos en Uber con Javier y Hu­mi­tos, llego al dep­to y ... An­drew no es­taba, así que me fuí al dep­to de los mucha­chos a es­per­ar. Hu­mi­tos me dio re­meras y stick­ers para ll­e­var a re­galar a Ar­genti­na, An­drew volvió, me fui a dormir.

Dia 2 de Pycon Colombia

Me des­perté tarde, de­sayuné arepa con hue­vo y café, pro­puse una light­ning talk.

Charla 1: Serverless for Pythonistas de @jonatasbaldin

No puedo sacarme de enci­ma la idea de que server­less es fan­cy cgi, pero de to­das for­mas quiero pro­bar hac­er al­go con es­to.

Charla 2: Architecture for machine learning apps de @jorlugaqui

Ar­rancó con una ex­pli­cación de co­mo pasar de un note­book pro­vis­to por da­ta sci­en­tists a parte de una app djan­go, pero la se­gun­da mi­tad fue mas anéc­do­tas y que­jas de la in­ter­ac­ción con da­ta sci­en­tist­s. He he­cho cosas pare­ci­das en char­las y ... no de­bería haber­lo he­cho yo tam­poco.

Aparte, hi­zo que la sesión de Q&A fuer­a: "Ho­la, yo soy da­ta sci­en­tist. Eso que di­jiste de nosotros ...". Que me es­tá pasan­do? Es­toy he­cho un paci­fista de mier­da.

Intervalo

Me perdí la char­la de byte­code de Rocky Bern­stein porque ree­scribí los slides para la char­la relám­pa­go que pro­puse.

Charla 3: Django Girls con @ellaquimica

Ex­ce­lente char­la, Jo­han­na vi­bra­ba a 300Hz de lo nerviosa pero sal­ió muy bi­en. Muy bue­na sec­ción de Q&A.

Charla 4: La PSF con @reydelhumo

Ex­ce­len­te, no mas para de­cir :-)

Charla Relampago!

La di. Hablé rápi­do aún para mis stan­dard­s, pero creo que se en­tendió, y se va a en­ten­der mejor si la suben a youtube y la ven con ve­loci­dad 0.5x. Creo que sal­ió bas­tante mejor que la char­la con el mis­mo tema en la Py­Con Argnti­na de 2009.

Charla 5: Naomi Ceder, Antipatterns para diversidad

Muy in­tere­san­te, una char­la que se ve que Nao­mi la da des­de el corazón y com­ple­ta­mente con­tra su vol­un­tad porque es nece­sari­a.

Cena: Hatoviejo!

Me in­vi­taron (in­mere­ci­da­mente) a la ce­na de speak­ers en un restau­rante típi­co colom­biano lla­ma­do Ha­toviejo ... comí una cazuela típi­ca, muu­uy ri­ca.

Al salir fui al baño y había una im­pre­sión de un Botero... fir­ma­da y ded­i­ca­da por Botero! En el baño!

Mucha char­la con ve­ci­nos de mesa, de­spués fuimos a tomar unas cervezas a el pobla­do (la zona de jo­da noc­tur­na de Medel­lín) tomé una Lon­don Pride, char­la di­ver­sión y a la ca­ma.

Dia 3 de Pycon Colombia

Me des­perté sin­tién­dome muy mal, así que me perdí los work­shops de la mañana, y llegué para las key­notes de la tarde.

Charla 1: Deborah Hanus

Con­sid­era­ciones éti­cas so­bre Ma­chine Learn­ing? Su­per in­tere­san­te!!!! Une mi in­terés en de­talles téc­ni­cos de im­ple­mentación de cosas con mi amor por dis­cu­tir cosas ab­strac­tas.

Charla 2: Audrey Roy Greenfeld y Daniel Roy Greenfeld

Ya había vis­to la mis­ma char­la en Ar­genti­na hace un tiem­po. Son adorables, pero es una char­la su­per light.

Charla 3: John Roa, termina Pycon Colombia!

De­s­pe­di­das, fo­to­s, etc.

Post-Pycon

Me seguía sin­tien­do mal, me fui al de­par­ta­men­to.

Dia 1 Post-Pycon

Teníamos vue­lo a la noche a Bo­gotá, pero seguía medio de­scom­puesto, no hice tur­is­mo, comí tran­qui, hice las val­i­jas y me fui a un shop­ping, el San­ta Fe ... me com­pré cal­z­on­cil­los, al­mor­cé un QBano y a prepararme para la vuelta.

Vuelo de regreso a Bogotá

Tomamos un Uber al aerop­uer­to, y fue una ex­pe­ri­en­cia MU­CHO mas tran­quila que el taxi un­os dias antes. Lleg­amos, la maquina de checkin se col­gó im­prim­ien­do el board­ing pass, por lo que fuimos a la ven­tanil­la. No nos imag­inábamos que eso sería el comien­zo de la anéc­do­ta más com­pli­ca­da del vi­a­je.

Va­mos al mostrador, co­mo teni­amos asien­tos sep­a­ra­dos y se había col­ga­do to­do nos dice "les voy a dar los dos asien­tos pasil­lo en la fi­la de sal­i­da, tienen lu­gar ex­tra y vi­a­jan jun­tos". Ge­nial! Es­os asien­tos es­ta­ban 25 dólares ex­tra en el checkin on­line!

Va­mos tipo "je, so­mos re grosos, ten­emos asien­tos mejores", subi­mos y ve­mos al­go raro.

An­drew tenía el asien­to pasil­lo del la­do izquier­do mi­ran­do ha­cia la co­la del avión. En el asien­to del medio no había nadie, en el de la ven­tanil­la había un hom­bre ... peleán­dose con un tipo de la aerolínea. Le decía cosas co­mo "so­lo te pedí un fa­vor y no eres ca­paz de hac­er­lo" y el comis­ario de a bor­do lo ig­nor­a­ba o le decía "no es mi tra­ba­jo".

Re­sul­ta que cuan­do subió este mucha­cho tiró el bol­so en el pasil­lo y le di­jo al comis­ario "sub­íme­lo al por­tae­quipa­je" a lo que el hom­bre ob­vi­a­mente le di­jo "no" y ya quedó de mal hu­mor.

Se sien­ta An­drew, yo me sien­to del otro la­do del pasil­lo al la­do de una chi­ca.

De­spe­ga el avión. MUCHA tur­bu­len­ci­a. Es un vi­a­je cor­to pero es to­do ar­ri­ba de mon­tañas. El avión se movía con ganas.

La chi­ca al la­do mío se em­pieza a de­scom­pon­er, to­do el mun­do medio nervioso.

El quía de al la­do de An­drew tenía, sospe­chosa­mente, dos botel­las de agua. Una grande y una pe­queña. Toma­ba un tra­go de la grande, un tra­go de la chi­ca. Re­sul­ta que la botel­la grande tenía aguar­di­ente.

Ape­nas de­speg­amos, se sacó el cin­turón, y cuan­do ya es­tábamos medio nerviosos le em­pieza a dar char­la a An­drew. Re­sul­ta que An­drew odia volar. Se pone nervioso. Y el coso dan­dole char­la.

"Ar­genti­no? Bo­ca o River?"

"San Loren­zo"

"Ah­hh el nue­vo gasómetro!"

Has­ta ahi to­do bi­en, pero An­drew le em­pieza a dar menos pelota.

El tipo se em­pieza a eno­jar.

Viene la azafa­ta a pedirle que se calme. El tipo la to­ca, le dice que es lin­da...

Viene el comis­ario de a bor­do a pedirle que de­je de hin­char las pelotas. El tipo le dice que el no tiene prob­le­mas, el prob­le­ma es el ar­genti­no agranda­do es­te, que el so­lo que­ria char­lar.

An­drés tra­ta de leer, le dice que de­je de hablar­le, que el es­tá nervioso y que no tiene ganas de hablar.

"Ah, es­tos ar­genti­nos que se creen dios ... " y sigue hablan­do pavadas. Ya la botel­la de aguar­di­ente tenía aprox­i­mada­mente un litro menos.

Viene el comis­ario de a bor­do, le ofrece a An­drew irse ade­lante a otro asien­to. "Si por fa­vor" y se va.

El zopen­co aho­ra me em­pieza a hablar a mí. "Ay, que se ofend­en los ar­genti­nos" "Que son muy agranda­dos" "Que acá es­ta­mos en Colom­bia y so­lo traté de ser amis­toso porque so­mos gente amis­tosa" "Que los ar­genti­nos se creen dios".

Yo le re­spon­do que to­do bi­en con los colom­bianos, que me lle­vo bár­baro con to­dos los que conocí en es­ta se­m­ana, pero que no ten­go ganas de char­lar con un bor­ra­cho que me in­sul­ta por mi na­cional­i­dad.

Otros pasajeros me di­cen que no me caliente. Les di­go que no va a ser un bor­ra­cho id­io­ta el que me caliente.

Ater­rizamos.

Em­pieza el pa­panatas a lla­mar por telé­fono "Oye [nom­bre], puedes venir al do­ra­do que ten­go un prob­le­ma con un­os ar­genti­nos" Me em­pieza a de­cir "ya nos va­mos a ver afuera en el aerop­uer­to, es­tás en Colom­bia y aquí so­mos to­dos iguales, no porque seas ar­genti­no vas a ten­er coro­ni­ta".

Le re­spon­do "me es­tás di­cien­do que me vas a pe­lear? En un aerop­uer­to? Y me lo es­tás di­cien­do en un avión que to­davía no de­sem­bar­có?"

El avión car­retea, lle­ga a la puer­ta pero no se abren.

Men­saje del capitán "que­dense sen­ta­dos que ten­emos que re­solver una situación".

El zo­quete me sigue ame­nazan­do, yo me río en su cara.

Viene el comis­ario de a bor­do y lo ll­e­va ade­lante, se que­da para­do en el pasil­lo.

Los ve­ci­nos de asien­to me pi­den dis­cul­pas en nom­bre de Colom­bi­a, yo les di­go "es el primer colom­biano id­io­ta que conoz­co en una se­m­ana, en Buenos Aires esa fre­cuen­cia sería un mi­la­gro"

El pa­pafrita, des­de la parte de­lantera del avión, sigue lla­man­do ami­gos para que ven­gan a fa­jarnos, mien­tras me ame­naza a los gri­tos.

Lle­ga la policía, se lo ll­e­va, nun­ca más lo vi­mos.

Morale­ja: no ame­n­aces gente a los gri­tos en un avión. No tomes un litro de aguar­di­ente en vue­lo.

Lle­ga­dos a Bo­gotá, va­mos al ho­tel Cy­press Nor­man­di­a, ten­emos la habitación, ped­i­mos de­liv­ery de dos ham­bur­gue­sas hor­ri­bles y nos dormi­mos. Al día sigu­ien­te: tur­is­mo

Dia 2 post-PyCon

Nos lev­an­ta­mos tem­pra­no, me fui a de­sayu­nar con mi ami­ga per­son­al la seño­ra del Cafe del Monte de­sayuno, vuel­vo y sal­imos con An­drew.

Tomamos un taxi a la parte históri­ca de la ciu­dad. Pasamos por una "zona de tol­er­an­ci­a" por un mer­ca­do de veg­e­tales, y lleg­amos.

Va­mos a la Plaza Bolí­var, ve­mos igle­si­as, tomamos café, es­ta­ban fil­man­do un doc­u­men­tal!

Voy a un su­per­me­r­ca­do y com­pro condi­men­tos y café, y sal­imos para Mon­ser­rate.

Va­mos cam­i­nan­do unas 30 cuadras, es­cu­pi­en­do los pul­mones. Bo­gotá es­tá AL­TA. Lleg­amos a la base del mon­te, y no pode­mos tomar el ca­ble­car­ril porque so­lo fun­ciona de mañana. Tomamos el fu­nic­u­lar, un trenci­to que va por una vía prác­ti­ca­mente ver­ti­cal, y lleg­amos ar­ri­b­a.

La vista es es­pec­tac­u­lar, ve­mos la igle­si­a, paseamos, sacamos fo­to­s, com­pramos sou­venirs, y ba­jamos.

Volve­mos al hotel, va­mos al aerop­uer­to y sal­imos. El resto del vi­a­je no tiene mu­cho in­terés, lleg­amos a Aeropar­que, nos de­s­ped­i­mos, y col­orín col­orado, es­ta cróni­ca de vi­a­je se ha ter­mi­na­do.

Más fo­tos del vi­a­je en este al­bum de Google Pho­tos.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina