Bueno, tuve un infarto

Tl; DR: Si, tuve un infarto, pero estoy bien.

Un poco de background:

  • Soy gordo (~130 kg hace poco)
  • Hace mucho que soy hipertenso
  • Tengo sindrome de hígado graso
  • Tengo resistencia a la insulina

Por todo eso, un infarto no era exactamente algo inesperado, pero bueno, viví para contar el cuento, así que a contarlo.

Camino todos los días yendo y volviendo del trabajo, unas 20 cuadras para cada lado. Eso es bueno, y necesito acerlo. Sin embargo, alrededor del 23 de agosto empecé a tener dolores en el pecho al hacerlo. Caminaba unas cuadras, me dolía. Paraba, dejaba de doler. No era un dolor horrible, como mucho un 4 en una escala de 1 a 10.

Porque soy muy bueno ignorando mensajes que no quiero recibir, culpé a una indigestión o lo que se. Era un poco de incomodidad, no era nada, no?

Resulta que en algún momento anteror tuve un puto infarto, y lo que sentía era falta de oxígeno en mi corazón por falta de irrigación sanguínea. Nunca sentí el infarto, sentía las secuelas.

BTW: compañeros de trabajo! Eso significa que esa semana fui a trabajar infartado! :-)

De todos modos: resulta que algo así como entre el 30 y el 45% de los que tienen infartos no se dan cuenta, y se enteran cuando se mueren repentinamente (si, en serio), o cuando se hacen un chequeo de rutina y el doctor les dice "chabón, tuviste un infarto y note diste cuenta".

Así que lo ignoré, pero ese fin de semana my presón estaba alta. ¿Cómo de alta? Alta como para correr a la guardia, 190/120.

Me tomé mis pastillas, bajaba un poco, pero en la siguiente toma subía de nuevo. Tomaba las pastillas de nuevo, bajaba, sbubía.

El lunes fui a la guardia. Me hicieron un electro y análisis de enzimas cardíacas y ... "este ... no se preocupe pero vamos a llamar una ambulancia y llevarte a un hospital que tenga sala de terapia intensiva cardíaca, porque tuviste un infarto. Mientras tanto, acá tenés nitroglicerina endovenosa."

Yo me mareo andando en auto. Viajar en ambulancia, acostado y mirando para atrás ... no estuvo bueno. De todas formas, me llevaron al Sanatorio de la Trinidad en San Isidro.

Me hicieron mas electros, más análisis, y sí, había tenido un infarto, así que me iban a hacer un cateterismo "no es cirugía, es un procedimiento" ... y me pusieron el doble de nitroglicerina.

Duda: quien fue el primero que decidió ver si inyectarse explosivos inestables en as venas tenía un lado bueno? Porque lo tiene! Te dilata las arterias y disminuye el riesgo de que te mueras ahí mismo. También te da unos dolores de cabeza asombrosos.

Me llevaron a una linda habitación, me conectaron a monitores, medidor de presión, endovenosa. A Rosario le tocó un sillón y a esperar.

Si hubiera estado teniendo un infarto en ese momento me hubieran hecho el cateterismo inmediatamente, pero no era el caso, así que podía esperar un día o dos. No voy a hablar de las indignidades del manejo de funciones corporales cuando no te podés mover, pero hay muchas.

Tenía un dolor de cabeza matador, me inyectaban anticoagulantes en la panza, mi mano tenía una vía colgando (duele) y me sacaban sangre cada 4 horas asi que mi otro brazo dolía y el medidor de presión se inflaba cada 15 minutos ... no descansé mucho.

Al día siguiente me dijeron que me tocaba "el procedimiento". Me abrrirían la arteria radial de la muñeca, meten una manguerita, la empujan hasta que llega al corazón, inyectan un líquido para hacer que mi sangre sea opaca a los rayos X, miran y ven que onda. Si había obstrucciones que se pudieran tratar, lo hacían en ese momento.

Una enfermera me dió un baño (había una posibilidad de que tuvieran que entrar por la ingle, así que era lo amable).

Esperé unas horas y me llevaron a hemodinamia. Monitores colgando de brazos robot, charla con el anestesiólogo y me dan los papeles.

Los papeles son una larga lista de malas noticias:

  • El procedimiento involucra rayos X continuos, y tal vez haya que usarlos en alta intensidad.
  • Toda esa radiación tiene efectos colaterales, hay que autorizarla
  • Posibles efectos colaterales incluyen depilación permanente del pecho (en serio)

Los firmo porque porqué no, me dicen que me mueva a la izquierda "por las dudas si te dormís para que no te caigas" porque sí, estás despierto. Mas o menos, estás re drogado.

Me debo haber quedado dormido, pero me desperté y dije "mi brazo y mi pecho duelen mucho!" a lo que me respondieron "bueno, estamos metiendote cosas en el corazón, es esperable" y supongo que algún gesto al anestesista de "dormí al hinchapelotas este" porque lo siguiente que recuerdo es estar en mi habitación.

Me pusieron tres stents en el corazón, porque tenía una cantidad de obstrucciones, incluyendo uno en la arteria cardíaca principal, así que bien por el que los inventó.

Vuelvo a la habitación, me siento genial. Culpo a las drogas.

De a poco me cortan la nitroglicerina, así que se acaba el dolor de cabeza.

Esa noche me siento bien como para jugar a la canasta con Rosario (usando una app Android: no hace falta tener las cartas, no se puede hacer trampas inventando reglas, garpa), me ví un par de episodios de Desafío sobre Fuego, y dormí de a ratos.

Miércoles, aburrido.

Jueves, me puedo bañar! Puedo caminar hasta el sofá y sentarme! Me puedo poner calzoncillos! Casi civilizado.

Jueves a la tarde me dan el alta. El dólar subió 30 % mientras no estaba mirando.

Me fuí a comprar los remedios nuevos (12 pastillas al día).

Hay una pastilla anticoagulante que tengo que tomar por un año y si me la salteo me muero. Hay píldoras para controlar la presión, que si me la salteo me puedo morir, y hay una píldora para el dolor que si la mezclo con otra píldora me muero y hay aspirina porque no puede ser todo dramático.

Me fui a casa y en el siguiente par de días tuve un par de controls con el cardiólogo del hospital y con mi cardióloga de cabecera, una buena y sabia mujer a la que debería haberle hecho más caso.

A lo largo de todo esto mi esposa estuvo a mi lado, una amiga cuidó a Tato, y todo el mundo en el trabajo me bancó, se preocuparon por mí y estuvieron geniales.

Así que esa es la historia. ¿Que pasa ahora?

Necesito no estar gordo, así que supongo que lo intentaré.

Estoy en la situación de Esquilo. Le habían profetizado que lo mataría un objeto que le caería en la cabeza, y por ese motivo no entraba a las casas, quedándose afuera. Entonces un águila creyó que su pelada era una piedra y le arrojó una tortuga, matándolo en el acto.

Yo sé que probablemente me voy a morir de esto, pero no hay apuro, y voy a hacer mi mejor esfuerzo para evitarlo por bastante años. Esquivaré las maneras obvias, como Esquilo, y si el destino hace que un águila me tire con una tortuga, por lo menos será una historia graciosa.

Comentarios

Comments powered by Disqus