Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Eso no es hacer trampa.

Si ves no­tas so­bre Ma­ra­do­na pu­bli­ca­das en me­dios in­gle­s­es, que las hay mu­cha­s, y que mues­tran apre­cio, y lo elo­gian, hay una cons­tan­te. Di­cen que en el pri­mer gol Ma­ra­do­na ha­ce tram­pa.

Si, el se­gun­do es muy bue­no y to­do eso, pe­ro el pri­me­ro ... hi­zo tram­pa.

Por ejem­plo, el amar­go de Pe­ter Shil­to­n, un ti­po cu­yo prin­ci­pal mé­ri­to fu­tbo­lís­ti­co es que le hi­cie­ron esos dos go­les di­ce:

I do­n't par­ti­cu­lar­ly like being as­so­ciated so fre­quen­tly wi­th an in­ci­dent whe­re the worl­d's grea­test pla­yer cheated and got away wi­th it. It was the re­fe­ree and li­nes­man's fault rea­ll­y. No me gus­ta es­tar tan aso­cia­do con un in­ci­den­te don­de el me­jor ju­ga­dor del mun­do hi­zo tram­pa y se salió con la su­ya. Fue cul­pa del ár­bi­tro y el juez de lí­nea.

No, amar­go, es cul­pa tu­ya que mi­dien­do dos me­tros y con guan­tes te ga­ne de arri­ba un ti­po de uno se­s­en­ta que no sal­ta­ba.

Pe­ro más allá de eso ... por qué di­cen siem­pre eso de que hi­zo tram­pa? Par­ta­mos de que sí, le pe­gó con la ma­no. Pe­ro ... tram­pa?

Es anti­rre­gla­men­ta­rio. Sí. Si el re­fe­rí lo veía, era ti­ro li­bre pa­ra In­gla­te­rra.

Tam­bién fue anti­rre­gla­men­ta­ria la pa­ta­da de Fenwi­ck en el mi­nu­to 9, y fue ti­ro li­bre pa­ra Ar­gen­ti­na. Fue anti­rre­gla­men­ta­rio el co­da­zo de Fenwi­ck en el mi­nu­to 44. Fue anti­rre­gla­men­ta­rio cuan­do Fenwi­ck le pe­ga en la ca­be­za a los cin­co del se­gun­do tiem­po, y de nue­vo a los 20.

¡To­do eso fue anti­rre­gla­men­ta­rio, y en­ci­ma el ár­bi­tro lo vio!

La pe­na por ca­da una de esas in­frac­cio­nes era la mis­ma que por la que co­me­tió Die­go en el pri­mer go­l. ¿Fenwi­ck hi­zo tram­pa?

No, Fenwi­ck no hi­zo tram­pa. Y si me­tió al­gu­na pa­ta­da que no fue­ra cas­ti­ga­da se­gu­ra­men­te no lla­ma­ba al ár­bi­tro pa­ra de­cir­le "le aca­bo de par­tir el me­nis­co, ti­ro li­bre pa­ra ellos je­fe".

No, Fenwi­ck, igual que Ma­ra­do­na y que to­dos los que al­gu­na vez pa­tea­ron una pe­lo­ta hi­zo lo que le pa­re­ció que ha­cía fal­ta ha­ce­r, y si pa­sa­ba pa­sa­ba. Por­que así es el jue­go.

Pe­ro siem­pre, siem­pre, bue­nos pe­rio­dis­tas y es­cri­to­res en The Guar­dian, o en el Dai­ly Penn­y­far­thing de Bu­tts-u­po­n-A­von van a de­cir "Ma­ra­do­na cheate­d". Por­que pa­ra al­gu­nos es peor pe­ca­do ha­cer un gol que par­tir una gam­ba. Por­que van a ha­cer­se los re­la­ti­vis­tas mo­ra­les ha­blan­do de re­bel­día pa­ra fin­gir que jus­ti­fi­can el go­l, pe­ro lo que en rea­li­dad es­tán jus­ti­fi­can­do es que ese año eran un equi­po de pi­ca­pie­dras cu­ya úni­ca po­si­bi­li­dad era pa­tear­lo a él por­que la pe­lo­ta ni la vie­ro­n.


Contents © 2000-2021 Roberto Alsina