Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Colas Techos y Lluvia

El otro día, un com­pañero de laburo sacó una fo­to y pu­so este tweet:

Ya había vis­to otros pare­ci­dos an­tes, así que me pare­ció una cosa in­tere­sante para analizar un ca­cho, porque para eso uno es nerd, vio?

En breve, la in­tri­ga es:

Ha­bi­en­do cien met­ros de techo, por qué la gente hace co­la para el la­do de la calle?

Creo que el mo­ti­vo prin­ci­pal por el cual sor­prende que es­to pase es que tiene una solu­ción ob­vi­a, no? Hay que hac­er co­la para el otro la­do. Esa es la mi­ra­da in­gen­ua del que va por la otra vere­da y los ve ahí para­dos mien­tras es­per­an el colec­ti­vo.

Tam­bién hay otras solu­ciones in­gen­u­as: usen tax­i. Vayan en au­to. Qué­dense en su casa que an­dar en bon­di es un em­bole. Vayan a tomar un café has­ta que es­campe si es­tá feo.

Esas "solu­ciones" tam­bién evi­tan que se mo­jen es­peran­do el colec­ti­vo o es­peren en la ram­pa, no? En­tonces por qué no se us­an?

La re­spues­ta es que tienen un cos­to. Ca­da una de esas "solu­ciones" im­pli­ca un cos­to mon­e­tario o de opor­tu­nidad, en­tonces en­ten­de­mos que la gente va a hac­er co­la para el colec­tivo, a pe­sar de ten­er solu­ciones per­fec­ta­mente ra­zon­ables a su al­cance.

Pero cam­biar de la­do la co­la no tiene cos­to! O si?

Bueno, sí, tiene un cos­to! Al­guien que lle­ga y es­tá déci­mo y quiere cam­biar la di­rec­ción de la fi­la co­mo lo haría? Nece­si­ta con­vencer a los nueve que tiene ade­lante de que cam­bi­en y vayan al otro la­do. Con­vencer a un grupo de ex­traños en la calle es gen­eral­mente una ac­tivi­dad de­sagrad­able e in­grata, por no de­cir lig­er­a­mente peli­grosa. Eso es un cos­to. En­tonces el que lle­ga déci­mo tal vez pre­fiera no tomarse la mo­les­tia y quedarse un par de min­u­tos del la­do "e­quiv­o­cado", a menos que llue­va mu­cho, o al­go así.

Pero en­ton­ces, por qué la fi­la no se hace al revés des­de un prin­ci­p­i­o? De esa man­era no habría que pa­gar ese cos­to para re­or­denarla!

Porque hac­er la co­la de esa man­era tiene un cos­to para los que lle­gan primero y el­los pre­fieren hac­er­la de la man­era que se ve en la fo­to.

Si no hay nadie ha­cien­do co­la, ob­vi­a­mente me voy a parar en el pun­to donde para el colec­ti­vo mi­ran­do para el la­do de donde viene (la derecha en la fo­to).

Si soy el se­gun­do que lle­ga y hay al­guien para­do es­peran­do el colec­ti­vo mi­ran­do ha­cia la derecha, donde me voy a parar? Ade­lante de él? No, porque me va a de­cir que me es­toy colan­do en la fi­la! Me voy a parar atrás de él.

Si soy el ter­cero y veo dos per­sonas ha­cien­do co­la mi­ran­do ha­cia la derecha, donde me voy a parar? De­tras de los dos, para que no me di­gan que me es­toy colan­do. Y ya es­tá. Tres per­sonas mi­ran­do a la derecha son una co­la que crece del la­do que hay poco techo y donde es­tá la ram­pa de ac­ce­so.

Según esa fo­to, las primeras si­ete per­sonas no ganan na­da ha­cien­do fi­la ha­cia la derecha y pier­den al­go (ha­cen la fi­la mi­ran­do ha­cia atrás o no pueden ver cuan­do lle­ga el colec­tivo, por ejem­plo).

Es­per­ar que los que lle­gan de­spués paguen el cos­to de ro­tar la fi­la es donde es­tá el ver­dadero prob­le­ma, porque pone el cos­to so­bre las es­pal­das de un­os y no de otros, de esa man­era cre­an­do una de­sigual­dad. Y en esa fo­to, las per­sonas en los puestos oc­ta­vo y pos­te­ri­ores sim­ple­mente eligieron no hac­er­lo.

Y cuál es la solu­ción?

La solu­ción es pon­er la para­da al prin­ci­pio de la cuadra, no al fi­nal. Y asumir que los demás son id­io­tas es parte del prob­le­ma.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina