Ir al contenido principal

Ralsina.Me — El sitio web de Roberto Alsina

Meta (Meta, #1)

Review:

I grade books like Roger Ebert grad­ed movies: com­pared to ex­pec­ta­tion­s.

If I am giv­en an ac­claimed clas­sic like A Can­ti­cle for Lei­bow­itz, and it ends up claim­ing ba­bies suf­fer­ing ag­o­niz­ing deaths are a good thing be­cause god likes to see them go through it, and has no moral prob­lems with that, even propos­ing that as the su­pe­ri­or moral po­si­tion, the gross­ness of its ide­ol­o­gy makes it hard for me to ig­nore that the book's ar­gu­ment is al­so crap, so 1 star.

On the oth­er hand, you have books like Meta. Clas­sic? No. Ac­claimed? No. Fun? Sure. Bad­ly writ­ten? No. A quick read that leaves you won­der­ing what hap­pens nex­t? Yes. So 3 stars.

Sabsay No Tiene Vergüenza

Si hay una lec­ción que me gus­ta­ría de­jar­le a mi hi­jo pa­ra la vi­da, que va­le pa­ra au­to­s, li­bro­s, ci­tas a cie­ga­s, y pac­tos in­ter­na­cio­na­le­s:

Si al­guien te es­tá ha­blan­do de al­go qe te po­dría mos­tra­r, pe­ro no te lo mues­tra, no le creas sin ver­lo vos pri­me­ro.

Y si al­gu­na vez le ten­go que mos­trar por qué ... que vea es­ta no­ta de Da­niel Sa­b­s­ay

Va­mos a ver­la de a po­qui­to y des­pa­ci­to, por­que es un ejem­plo de ca­ra­du­rez muy es­pe­cia­l, por­que no es que es­tá des­cri­bien­do un pac­to se­cre­to de cien­tos de pá­gi­nas que só­lo él ha vis­to. Es­tá ha­blan­do de un tex­to de dos ca­ri­lla­s, pú­bli­co, que cual­quie­ra pue­de ve­r, y se dis­cu­tió en el con­gre­so.

Co­mo no quie­ro pa­re­cer­me a Sa­b­s­a­y, les pa­so el tex­to com­ple­to del acuer­do No se asus­ten, en se­rio son dos pá­gi­na­s, la pá­gi­na 33 y la 34 de ese PDF. Lean­la­s, y des­pués se­gui­mos con Sa­b­s­a­y.

To­das las ci­tas que se vean de aho­ra en más son de Sa­b­s­ay o del acuer­do al que Sa­b­s­ay se re­fie­re.

Así em­pie­za Sa­b­s­ay su edi­to­ria­l.

Ha­ce dos año­s, la Pre­si­den­ta fir­mó un me­mo con Irán que mo­di­fi­có co­lo­sal­men­te el rum­bo de la cau­sa AMIA. El juez y el fis­cal “na­tu­ra­le­s” fue­ron sus­ti­tui­dos por una “Co­mi­sión de la Ver­da­d”, con se­de en Irán, país acu­sa­do de ha­ber tra­ma­do el peor aten­ta­do te­rro­ris­ta de nues­tra his­to­ria.

Es­to es el tex­to que se re­fie­re a la "Co­mi­sión de la Ver­da­d" en el acuer­do:

1. Es­ta­ble­ci­mien­to de la co­mi­sión

Se crea­rá una Co­mi­sión de la Ver­dad com­pues­ta por ju­ris­tas in­ter­na­cio­na­les pa­ra ana­li­zar to­da la do­cu­men­ta­ción pre­sen­ta­da por las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les de la Ar­gen­ti­na y de la Re­pú­bli­ca Is­lá­mi­ca de Irán. La Co­mi­sión es­ta­rá com­pues­ta por cin­co (5) co­mi­sio­na­dos y dos (2) miem­bros de­sig­na­dos por ca­da país, se­lec­cio­na­dos con­for­me a su re­co­no­ci­do pres­ti­gio le­gal in­ter­na­cio­na­l. Es­tos no po­drán ser na­cio­na­les de nin­guno de los dos paí­ses. Am­bos paí­ses acor­da­rán con­jun­ta­men­te res­pec­to a un ju­ris­ta in­ter­na­cio­nal con al­to stan­dard mo­ral y pres­ti­gio le­ga­l, quien ac­tua­rá co­mo pre­si­den­te de la co­mi­sió­n.

Des­pués hay dos pun­tos acer­ca de pro­ce­di­mien­to e in­ter­cam­bio de in­for­ma­ció­n, y el pun­to 4:

4. In­for­me de la Co­mi­sión

Lue­go de ha­ber ana­li­za­do la in­for­ma­ción re­ci­bi­da de am­bas par­tes y efec­tua­do con­sul­tas con las par­tes e in­di­vi­duo­s, la Co­mi­sión ex­pre­sa­rá su vi­sión y emi­ti­rá un in­for­me con re­co­men­da­cio­nes so­bre co­mo pro­ce­der con el ca­so en el mar­co de la ley y re­gu­la­cio­nes de am­bas par­tes. Am­bas par­tes ten­drán en cuen­ta es­tas re­co­men­da­cio­nes en sus ac­cio­nes fu­tu­ra­s.

  • ¿Fue­­ron sus­­ti­­tuí­­dos el fis­­cal y el juez con la co­­­mi­­sió­­n? No.

El dic­ta­men de la Co­mi­sión se­rá to­ma­do en cuen­ta. ¿Hay que ha­cer lo que di­ce? No.

  • ¿Tie­­ne se­­de en Irán la co­­­mi­­sió­­n? No.

Lo úni­co que se po­dría in­ter­pre­ta­r, con un po­co de es­fuer­zo, co­mo que tie­ne se­de en Irán es lo si­guien­te:

La Co­mi­sión y las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les ar­gen­ti­nas e ira­níes se en­con­tra­rán en Tehe­rán pa­ra pro­ce­der a in­te­rro­gar a aque­llas per­so­nas res­pec­to de las cua­les In­ter­pol ha emi­ti­do una no­ti­fi­ca­ción ro­ja.

To­do el ob­je­ti­vo del acuer­do es lle­gar a to­mar in­da­ga­to­rias a los acu­sa­do­s. Da­do que no tie­nen in­te­rés en salir de Irán por­que se­rían de­te­ni­do­s, las in­da­ga­to­rias se­rían to­ma­das en Tehe­rán.

Si­ga­mos con Sa­b­s­a­y:

Sus in­te­gran­tes de­bían ser de­sig­na­dos a pro­pues­ta de las par­tes. La re­dac­ción del ins­tru­men­to ca­re­ce de to­da cla­ri­da­d, sal­vo la cláu­su­la que se re­fie­re de mo­do im­pe­ra­ti­vo al le­van­ta­mien­to de las “a­ler­tas ro­ja­s” de In­ter­pol que pe­sa­ban so­bre los im­pu­ta­dos ira­níes, una vez que hu­bie­se si­do apro­ba­do por los le­gis­la­ti­vos de los dos paí­ses.

Fue­ra del in­ten­to de crí­ti­ca li­te­ra­ria del "ca­re­ce de to­da cla­ri­da­d", lo otro es sim­ple­men­te fal­so. No hay nin­gu­na cláu­su­la que se re­fie­ra al le­van­ta­mien­to de aler­tas ro­ja­s, de mo­do im­pe­ra­ti­vo o no. Y co­mo no soy Sa­b­s­a­y, les di­go: va­yan, lean las dos ca­ri­lla­s, que les lle­va cin­co mi­nu­to­s, y van a ver que yo di­go la ver­dad y Sa­b­s­ay mien­te. Y por su­pues­to el edi­tor que lo edi­tó, y el me­dio que lo pu­bli­có mien­ten con él.

Si­gue si­guien­do Sa­b­s­a­y, co­mo di­ce Les Lu­thier­s:

Así las co­sas, des­de el án­gu­lo cons­ti­tu­cio­na­l, la si­tua­ción no pu­do ser más alar­man­te ya que la ti­tu­lar del Eje­cu­ti­vo ejer­ció fun­cio­nes ju­di­cia­le­s, a pe­sar de la ex­pre­sa prohi­bi­ción que le im­po­ne la Cons­ti­tu­ció­n.

La Co­mi­sión no ejer­ce nin­gu­na fun­ción ju­di­cia­l. Las in­da­ga­to­ria­s, ex­plí­ci­ta­men­te, se­rían to­ma­das por "au­to­ri­da­des ju­di­cia­les ar­gen­ti­na­s". El tra­ta­do fue apro­ba­do por el po­der le­gis­la­ti­vo.

A ello se agre­ga, la fal­ta de de­fi­ni­ción so­bre el de­re­cho a apli­car por par­te de los miem­bros de la Co­mi­sió­n, la vio­la­ción de las nor­mas del de­bi­do pro­ce­so, la im­po­si­bi­li­dad de con­ci­liar el mar­co ju­rí­di­co de un país de­mo­crá­ti­co, co­mo al me­nos en teo­ría es el nues­tro, con el de otro de ti­po teo­crá­ti­co. Es­te per­ge­ño que no tie­ne an­te­ce­den­tes en el de­re­cho com­pa­ra­do, im­por­tó un in­com­pren­si­ble agra­vio a nues­tra Jus­ti­cia y des­em­bo­có en la pa­ra­li­za­ción del pro­ce­so.

Mas allá de que no so­mos quie­nes pa­ra dcir­le teo­crá­ti­co a otro mien­tras ten­ga­mos el ar­tí­cu­lo 2 de la cons­ti­tu­ció­n...

De­cir que es­to es lo que "des­em­bo­có en la pa­ra­li­za­ción del pro­ce­so" es un dis­pa­ra­te. El pro­ce­so es­ta­ba pa­ra­li­za­do por­que no se po­dían to­mar las in­da­ga­to­rias de los acu­sa­do­s. Es­te acuer­do apun­ta a que se pue­dan to­ma­r, des­tra­ban­do el pro­ce­so.

Se su­po­ne que Sa­b­s­ay es un "re­nom­bra­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta" pe­ro di­ce que es­to "no tie­ne an­te­ce­den­tes en el de­re­cho com­pa­ra­do­". Yo no sé ni que co­lec­ti­vo me de­ja en la fa­cul­tad de de­re­cho, pe­ro­...

El juez Li­jo (si, el mis­mo Li­jo) to­mó in­da­ga­to­ria a ex di­rec­ti­vos de Sie­mens en Ale­ma­nia, con au­to­ri­za­ción de la Cor­te Su­pre­ma. Ser­vi­ni de Cu­bría to­mo de­cla­ra­cio­nes en Chi­le por el ase­si­na­to de Pra­ts.

Así que "sin an­te­ce­den­tes" son las pe­lo­tas de Sa­b­s­ay pa­ra ir y men­tir así de des­ca­ra­da­men­te.

Ta­ma­ño des­pro­pó­si­to sig­ni­fi­có una suer­te de ex­cul­pa­ción a fa­vor de Irán, si no, có­mo se hu­bie­se po­di­do acep­tar que quien era acu­sa­do se trans­for­ma­ra en su pro­pio juz­ga­dor y en sue­lo pro­pio.

Da­do que el "juz­ga­do­r" se­guía sien­do Ca­ni­co­ba Co­rra­l, su­pon­go que Sa­b­s­ay lo es­tá acu­san­do de ser ira­ní, o tu­vo un ACV mien­tras es­cri­bía. Aún si por "juz­ga­do­r" se re­fi­rie­ra a la Co­mi­sió­n, la co­mi­sión no ten­dría nin­gún ciu­da­dano ira­ní, y no ten­dría se­de en Irán.

Es­ta im­pre­sio­nan­te con­ce­sión só­lo po­día ver­se acom­pa­ña­da de un be­ne­fi­cio pro­por­cio­nal a fa­vor de la Ar­gen­ti­na. Nues­tro en­fo­que res­pon­de a una ló­gi­ca pri­ma­ria. Es por ello que la de­nun­cia del fis­cal Nis­man que pa­gó con su muer­te, no nos sor­pren­dió, en rea­li­dad nos per­mi­tió com­ple­tar las pie­zas de es­te ma­ca­bro rom­pe­ca­be­za­s.

Da­do que nin­gu­na de las co­sas que Nis­man de­nun­ció co­mo contra­pres­ta­ción de Irán su­ce­die­ron en la rea­li­da­d, la "ló­gi­ca pri­ma­ria" es apro­xi­ma­da­men­te así:

  • Ar­­gen­­ti­­na hi­­zo co­­sas ma­­las con Irán a ca­m­­bio de X, Y y Z

  • Irán no hi­­zo X, Y, ni Z

  • Que­­da de­­mo­s­­tra­­do que Ar­­gen­­ti­­na hi­­zo co­­sas ma­­las y la cu­­rra­­ron

El res­to del edi­to­rial de Sa­b­s­ay es sim­ple mas­tur­ba­ción en pú­bli­co y no la voy a dig­ni­fi­car con una res­pues­ta, pe­ro si la quie­ren lee­r, allá es­tá.

A Canticle for Leibowitz (St. Leibowitz, #1)

Review:

Yes, sure this is a clas­sic, but it has aged hor­ri­bly. It's a paean to re­ac­tionary, con­ser­va­tive "thought", the sparse plot makes no sense, and it's so deeply in­vest­ed on catholi­cism it reeks of stale con­se­crat­ed wine.

The catholic equiv­a­lent of a rap­ture book.

Would not rec­om­mend if it were the nex­t-­to-last book left in a post-apoc­alip­tic waste­land.

PS: the au­thor some­how seems to feel say­ing some­thing in latin makes it deep and true.

Algunas Cosas Sobre Nisman, CFK, Y Demases

Algunas Cosas Sobre Nisman, CFK, Y Demases

http://i58.tinypic.com/9u7ndl.jpg

¿Pe­ro, no ven? ¡To­do en­ca­ja!

Me pu­drie­ro­n. Ha­ce me­ses y me­ses que no es­cri­bo na­da, y aho­ra es­cri­bo por­que me pu­drie­ro­n. Leo co­lum­nas de opi­nió­n, co­lum­nas de in­ves­ti­ga­ció­n, es­cu­cho de­cla­ra­cio­nes de po­lí­ti­co­s, y me pu­drie­ron por­que to­dos jun­tos no son ca­pa­ces de me­ter dos pen­sa­mien­tos co­he­ren­tes.

Me pu­drie­ron por­que to­dos di­cen lo que se les can­ta el cu­lo sin te­ner idea de lo que ha­blan, o, si tie­nen idea, min­tien­do des­ca­ra­da­men­te.

Así que a ries­go de que­dar es­cra­cha­do co­mo un K re­cal­ci­tran­te, va­mos a re­vi­sar al­gu­nas co­sas so­bre Nis­man, CFK, y de­ma­ses.

¿CFK dijo que era suicidio y después dijo que era asesinato?

Y, no. Es­to lo di­ce en twi­tter cual­quier pe­lo­tu­do co­mo uno, pe­ro es más preo­cu­pan­te que lo di­ga, por ejem­plo, una di­pu­ta­da:

"A­pe­nas co­no­ci­da la muer­te del fis­cal Nis­man ha­bló de sui­ci­dio; de­rrum­ba­da la te­sis del sui­ci­dio ha­bla de ase­si­na­to, lo úni­co que man­tie­ne siem­pre es que la cul­pa es de la víc­ti­ma"

Eli­sa Ca­rrió

O un pe­rio­dis­ta:

"La pre­si­den­ta Cris­ti­na Kir­ch­ner cam­bió ayer el re­la­to ofi­cial y des­co­lo­có a to­dos los fun­cio­na­rios de su Go­bierno. La man­da­ta­ria de­bió acep­tar la hi­pó­te­sis de que la muer­te del fis­cal Al­ber­to Nis­man fue un ho­mi­ci­dio y ar­chi­var la te­sis del "sui­ci­dio in­du­ci­do" que ha­bía le­van­ta­do la Ca­sa Ro­sa­da."

Ma­riano Oba­rrio en La Na­ción

¿Por qué es preo­cu­pan­te? Por­que in­di­ca que o la di­pu­ta­da y el pe­rio­dis­ta no sa­ben lee­r, o no quie­ren lee­r, o sim­ple­men­te apues­tan a que su pú­bli­co no lea. Por­que lo que di­ce la pri­me­ra car­ta de CFK es es­to:

La muer­te de una per­so­na, siem­pre cau­sa do­lor y pér­di­da en­tre sus se­res que­ri­do­s, y cons­ter­na­ción en el res­to. El sui­ci­dio pro­vo­ca, ade­má­s, en to­dos los ca­so­s, pri­me­ro: es­tu­po­r, y des­pué­s: in­te­rro­gan­tes. ¿Qué fue lo que lle­vo a una per­so­na a to­mar la te­rri­ble de­ci­sión de qui­tar­se la vi­da?.

En el ca­so del ¿sui­ci­dio? del fis­cal a car­go de la cau­sa AMIA, Al­ber­to Nis­man, no só­lo hay es­tu­por e in­te­rro­gan­tes, sino que ade­más una his­to­ria de­ma­sia­do lar­ga, de­ma­sia­do pe­sa­da, de­ma­sia­do du­ra, y por so­bre to­das las co­sas, muy sór­di­da. La tra­ge­dia del aten­ta­do te­rro­ris­ta más gran­de que se pro­du­jo en la Ar­gen­ti­na.

CFK

Los que quie­ren mos­trar que CFK im­pul­só la teo­ría del sui­ci­dio siem­pre ci­tan el pri­mer pá­rra­fo y no el se­gun­do. Da­do que el se­gun­do im­po­ne la du­da de ma­ne­ra ob­via, al to­mar el con­tex­to del pri­mer pá­rra­fo es­tá cla­ro que la fa­mo­sa fra­se "¿­Qué fue lo que lle­vó [...]", al es­tar in­me­dia­ta­men­te des­pués de "el sui­ci­dio [...] pro­vo­ca in­te­rro­gan­tes", es equi­va­len­te a "¿­Qué es lo que lle­va a una per­so­na [...]".

Es una fra­se que ha­bla del sui­ci­dio en ge­ne­ra­l, no de Nis­man en par­ti­cu­la­r. Si uno ig­no­ra ese se­gun­do pá­rra­fo a pro­pó­si­to es des­ho­nes­to.

Si uno no pu­die­ra leer es­ta car­ta por uno mis­mo, y se ba­sa­ra en lo que di­ce la opo­si­ción y los me­dios "no afi­nes al go­bier­no­", pa­re­ce­ría que pu­so las ma­nos en el fue­go por la hi­pó­te­sis del sui­ci­dio. Le­yén­do­la, es­tá cla­ro que no.

¿Se probó que no es un suicidio?

Lea­mos a Al­fre­do Leu­co:

Ve­re­mos que di­ce la prue­ba de pa­ra­fi­na. Si esa pis­to­la ca­li­bre 22 fue dis­pa­ra­da por él mis­mo o fue obli­ga­do a apre­tar el ga­ti­llo.

Al­fre­do Leu­co

Has­ta aho­ra la prue­ba de ba­rri­do elec­tró­ni­co (no la de la pa­ra­fi­na, an­ti­guo) dio re­sul­ta­dos ne­ga­ti­vo­s. ¿Qué quie­re de­cir eso? Que no se en­contró su­fi­cien­te re­si­duo pa­ra sa­ber si dis­pa­ró Nis­man o no.

Pe­ro no es tan sen­ci­lla la co­sa. Yo al día si­guien­te del he­cho di­je "aho­ra to­dos van a ser ex­per­tos en prue­bas de re­si­duos de pól­vo­ra, lean es­te li­bro­", con un li­nk a un li­bro de cien­cia fo­ren­se.

Bue­no, no creo que na­die lo ha­ya leí­do, des­de ya que Leu­co y la gran ma­yo­ría de los pe­rio­dis­tas no lo le­ye­ro­n. Si no, no se ex­pli­ca es­to:

Ya no sa­ben que co­ne­jo sa­car de la ga­le­ra. Mu­cha­cho­s, me­jor no acla­ren que os­cu­re­ce. Aho­ra re­sul­ta que la ma­no de Nis­man no te­nía res­tos de pól­vo­ra y van a ti­rar otro ti­ro pa­ra ver que pa­sa.

Al­fre­do Leu­co

Va­mos a em­pe­zar por el prin­ci­pio. La prue­ba no bus­ca ras­tros de pól­vo­ra. Sí, ya sé, leís­te en to­dos la­dos que ha­ce eso pe­ro no es cier­to. Bus­ca ras­tros de ba­rio, an­ti­mo­nio y plo­mo. La pól­vo­ra no tie­ne nin­gu­na de esas co­sas, esos ele­men­tos pro­vie­nen del ful­mi­nan­te que es una co­si­ta que es­tá en la ba­se de la ba­la y es lo que a su vez pro­vo­ca la de­fla­gra­ción de la pól­vo­ra.

El pe­ri­ta­je, co­no­ci­do co­mo Mi­cros­co­pio Elec­tró­ni­co de Ba­rri­do (ME­B), es una tec­no­lo­gía de avan­za­da que exis­te en Ar­gen­ti­na des­de ha­ce seis años que de­tec­ta plo­mo, ba­rio y an­ti­mo­nio (los com­po­nen­tes de la pól­vo­ra).

Te­lam (ver­güen­za de­be­ría dar­le­s)

¿Y por qué se ha­ce un dis­pa­ro de prue­ba?

  • Po­r­­que hay ar­­mas que de­­jan más res­­tos que otras

  • Po­r­­que sie­m­­pre es po­­­si­­ble que ha­­ya ra­s­­tros de an­­ti­­mo­­­nio, ba­­rio o plo­­­mo por co­n­­ta­­mi­­na­­ción am­­bien­­­ta­­l.

Y, la más im­por­tan­te:

Por­que hay ful­mi­nan­tes sin ba­rio, y sin an­ti­mo­nio. ¿E­so no lo leís­te ni lo vis­te en nin­gún la­do, no? Bue­no, es cier­to. An­dá a leer Ad­van­ced Fo­ren­sic Cri­mi­nal De­fen­se In­ves­ti­ga­tions pá­gi­na 103, item 11. Tra­du­ci­do di­ce:

Exis­ten al­gu­nos po­cos car­tu­chos con ful­mi­nan­tes que no uti­li­zan an­ti­mo­nio ni ba­rio. Han apa­re­ci­do en el mer­ca­do re­cien­te­men­te (pe­ro el li­bro es de 1997, asi que ha­ce ca­si 20 año­s) Son prin­ci­pal­men­te de ca­li­bre .22 y es­tán eti­que­ta­dos co­mo "lead free" o "clean fi­re"

Por eso hay que ha­cer un dis­pa­ro de prue­ba y ana­li­zar re­si­duo­s. Por­que de­pen­dien­do del ar­ma y de los car­tu­chos va­ría qué canti­dad y ti­po de re­si­duos es es­pe­ra­ble ha­lla­r. No es cier­to co­mo di­cen al­gu­nos pe­rio­dis­tas "si hay al­gún re­si­duo es­tá pro­ba­do que dis­pa­ró­", por­que es per­fec­ta­men­te po­si­ble que:

  • Ha­­ya re­­si­­duos aún si no dis­­pa­­ró el (po­r­­que los re­­si­­duos se es­­pa­r­­cen en el am­­bien­­­te)

  • No ha­­ya su­­fi­­cien­­te re­­si­­duo aún si dis­­pa­­ró Nis­­man (po­r­­que de­­pen­­de del ar­­ma y el ca­r­­tu­­cho)

¿Pe­ro fue un sui­ci­dio o no? ¿Y có­mo que­rés que lo se­pa yo? La exis­ten­cia de re­si­duos en la ma­no no es una prue­ba de­fi­ni­ti­va, es un in­di­cio.

Por ejem­plo, se han de­tec­ta­do re­si­duos de dis­pa­ro has­ta 4 me­tros por de­lan­te del pun­to de dis­pa­ro del ar­ma, aún cuan­do se es­par­cen prin­ci­pal­men­te ha­cia atrás y ha­cia los cos­ta­do­s. Del mis­mo li­bro, pá­gi­na 103, item 10:

El re­si­duo del dis­pa­ro sa­le "ha­cia atrá­s" del ar­ma. Sa­le del ca­ñó­n, ci­lin­dro o cual­quier otra par­te con pér­di­das en una nu­be de re­si­duo. Con­ce­bi­ble­men­te, una per­so­na pa­ra­da jun­to al ti­ra­dor pue­de te­ner re­si­duos en su per­so­na. Es im­pro­ba­ble que se los en­cuen­tre en la ma­no de un es­pec­ta­dor en canti­dad sig­ni­fi­ca­ti­va. Es­to es im­por­tan­te por­que el exa­men por ba­rri­do elec­tró­ni­co (SE­M) iden­ti­fi­ca po­si­ti­va­men­te las par­tí­cu­las en un in­di­vi­duo cer­cano al dis­pa­ro. Prue­bas han mos­tra­do que re­si­duo emi­ti­do en un dis­pa­ro se de­po­si­ta va­rios pies a ca­da la­do y ha­cia atrás del ti­ra­do­r. Se han iden­ti­fi­ca­do re­si­duos has­ta a 14 pies en la di­rec­ción del dis­pa­ro.

¿Es po­si­ble que se sui­ci­da­ra y no hu­bie­ra re­si­duo­s? Sí, aun­que es me­dia­na­men­te ra­ro. Si les in­te­re­sa el te­ma, tal vez quie­ran leer Su­m­ma­ry of the FBI La­bo­ra­to­r­y’s Guns­hot Re­si­due Sym­po­sium es­pe­cial­men­te la par­te que di­ce

[...] apro­xi­ma­da­men­te 13% de las víc­ti­mas de sui­ci­dio no arro­ja­ron re­sul­ta­dos po­si­ti­vos de re­si­duo­s. Re­si­duos re­co­gi­dos de la ma­no de la víc­ti­ma en la es­ce­na die­ron re­sul­ta­dos po­si­ti­vos 92% de las ve­ce­s, mien­tras que tes­ts rea­li­za­dos en la mor­gue fue­ron po­si­ti­vos 76% de las ve­ce­s.

Mi­cha­el Trim­pe con­du­jo un es­tu­dio de dos años en la ofi­ci­na del fo­ren­se de Ha­mil­ton Coun­ty (Ohio) du­ran­te el cual 80 per­so­nas sos­pe­cho­sas de ha­ber­se sui­ci­da­do fue­ron exa­mi­na­das bus­can­do re­si­duos de dis­pa­ro­s. El 79% de las víc­ti­mas arro­ja­ron re­sul­ta­dos po­si­ti­vos de par­tí­cu­las de re­si­duo de dis­pa­ro de dos o tres com­po­nen­tes. Al­gu­nos de los mo­ti­vos su­ge­ri­dos pa­ra el re­sul­ta­do ne­ga­ti­vo en el 21% res­tan­te in­clu­ye aten­ción mé­di­ca re­ci­bi­da, el em­bol­sa­do de las ma­no­s, de­mo­ra en­tre el dis­pa­ro y la to­ma de la mues­tra y sub­se­cuen­te trans­por­te del cuer­po, con­di­cio­nes cli­má­ti­ca­s, ti­po de ar­ma, nú­me­ro de dis­pa­ro­s, y re­fri­ge­ra­ción del cuer­po.

¿Pe­ro si hu­bie­ra ras­tros en la ma­no se­ría prue­ba de sui­ci­dio?

No, por­que lo po­drían ha­ber obli­ga­do a dis­pa­ra­r.

La­men­to que la vi­da real no sea un ca­pí­tu­lo de CSI don­de la evi­den­cia fo­ren­se ha­ce que no que­den du­das so­bre lo que pa­só, pe­ro la vi­da real no es ca­si nun­ca así.

La denuncia de Nisman era tan terrible que lo mandaron matar

¿Lo man­da­ron ma­ta­r? No ten­go la me­nor idea. Sin em­bar­go, hi­ce lo que creo que nin­gún pe­rio­dis­ta hi­zo, y leí una bue­na par­te de la de­nun­cia. No to­da, por­que se re­pi­te to­do el tiem­po. Mi­de 290 pá­gi­na­s, y creo que se po­dría de­cir lo mis­mo en 10.

¿Y a qué con­clu­sión lle­gué le­yen­do la de­nun­cia? A que no di­ce na­da que no ha­ya di­cho Elias­chev en el dia­rio ha­ce 3 año­s.

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a la pre­­si­­den­­ta

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un di­­pu­­ta­­do

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un sena­­dor

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un mi­­nis­­tro

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un se­­cre­­ta­­rio

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un su­b­se­­cre­­ta­­rio

  • No hay ni­n­­gu­­na es­­cu­­cha a un ca­­de­­te que tra­­ba­­je en un co­­­le­­gio na­­cio­­­nal

Hay es­cu­chas a D'E­lia, que, la ver­da­d, ya di­ce pe­lo­tu­de­ces en pú­bli­co, se­gu­ra­men­te tam­bién las di­ce en pri­va­do. Hay es­cu­chas a un ti­po que no tie­ne nin­gún car­go co­no­ci­do. Eso sí, los dos ti­ran nom­bres to­do el tiem­po. Que Pa­rri­li di­jo es­to, que Kir­ch­ner di­jo lo otro, que a mi abue­la le gus­ta el tin­to.

En las pa­la­bras de Za­ffa­ro­ni "aún si to­do fue­ra cier­to, no es de­li­to­".

Al pa­re­cer to­da la in­ves­ti­ga­ción de Nis­man con­sis­tía en re­ci­bir da­ta de Stius­so y guar­dar­la. Diez años fue fis­cal en es­ta cau­sa Nis­man. Años tie­nen al­gu­nas de las es­cu­cha­s. Y no hay na­da. La de­nun­cia es la na­da mis­ma.

La­na­ta mues­tra "gra­ba­cio­nes ele­gi­da­s" (¿­de pa­so, de don­de las sacó­?)

Di­ce "no va­mos a pa­sar to­da­s, son 960 CD­s" ... y la que eli­ge es "ve­ni­te a al­mor­zar ma­ña­na, te­né per­fil ba­jo 10 día­s" "si­si­si me di­jo Pa­rri­li re­cién, pe­ro hoy ten­go mi pro­gra­ma no pue­do no ha­bla­r"

¿Pos­ta? ¿ESO es re­pre­sen­ta­ti­vo de las es­cu­cha­s? ¿E­sa es la que eli­ge La­na­ta pa­ra mos­trar que el go­bierno es­tá has­ta las ma­no­s?

Lo más pa­té­ti­co de la de­nun­cia es que to­da la mo­ti­va­ción que pro­po­ne pa­ra el su­pues­to en­cu­bri­mien­to es ob­via­men­te erró­nea. Las si­guien­tes ci­tas son de la de­nun­cia de Nis­man:

"el anhe­lo por el pe­tró­leo ira­ní fue uno de los mo­to­res de las ac­cio­nes de­lic­ti­vas de­nun­cia­da­s" "[­lo] que ne­ce­si­ta ar­gen­ti­na es pe­tró­leo" "Ar­gen­ti­na tie­ne una gran ne­ce­si­dad de pe­tró­leo e Irán tie­ne una gran ne­ce­si­dad de gra­no­s"

Pe­ro el go­bierno no ven­de gra­no­s, e Irán nun­ca nos man­dó pe­tró­leo.

"[en el go­bierno de Nes­tor Kir­ch­ne­r] ha­blar de ven­der­le o com­prar­le a Irán era ca­sus be­lli"

Cla­ro que en 2007 con Nes­tor de pre­si­den­te se ex­por­ta­ron 319 mi­llo­nes de dó­la­res, des­pués de que en 2005 no se ven­die­ra na­da. Así que no fue to­do el go­bierno de Nes­tor Kir­ch­ne­r, des­pués de to­do.

"[...] el acuer­do fue la ex­cu­sa que es­gri­mie­ron las par­tes pa­ra so­li­ci­tar a In­ter­pol que die­ra de ba­ja las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­ja­s" "se con­cer­tó -en for­ma ocul­ta- el ce­se de las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­jas de In­ter­pol que pe­sa­ban y pe­san so­bre los fun­cio­na­rios ira­níes" "el can­ci­ller [...] acor­dó la ba­ja de las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­ja­s"

Pe­ro In­ter­pol di­ce que nun­ca se pi­dió eso, y que siem­pre se pi­dió man­te­ner­las fir­me­s.

No sé, ca­paz que ma­ña­na tie­ne una bom­ba ti­po D'E­lia di­cien­do "Di­ce Cris­ti­na que com­pres me­dia do­ce­na de me­dia­lu­nas de gra­sa que son sus fa­vo­ri­ta­s" y Kha­lil res­pon­dien­do "Da­le, vos no te ol­vi­des el equi­po de ma­te".

O ca­paz que tie­ne al­go de ver­da­d, pe­ro ... ¿has­ta aho­ra no pa­re­ce, no?

El Memorandum Promete la Impunidad

Un anexo so­bre el me­mo­ran­du­m. Ven­go vien­do mon­to­nes de per­so­nas di­cien­do "¡­que mues­tren el me­mo­ran­du­m!". El me­mo­ran­dum no es se­cre­to. Se vo­tó en el con­gre­so, lo po­dés leer cuan­do quie­ras

Aho­ra su­po­nien­do que lo leas (¡Es corti­to! ¡Dos ca­ri­lla­s! ¡Pá­gi­nas 33 y 34 de es­te PDF) di­ce mas o me­nos es­to:

  1. Se va a fo­r­­mar una co­­­mi­­sión in­­te­r­­na­­cio­­­nal que eva­­lúe la evi­­den­­cia y ha­­ga un re­­po­r­­te que las pa­r­­tes "ten­­drán en cuen­­ta". No es obli­­ga­­to­­­rio ha­­cer na­­da de lo que di­­ga el re­­po­r­­te, tan so­­­lo te­­ne­r­­lo en cuen­­ta.

  2. Se va a in­­te­­rro­­­gar a los que ten­­gan no­­­ti­­fi­­ca­­cio­­­nes ro­­­jas en Tehe­­rán. ¿Por qué en Tehe­­rán? Po­r­­que tie­­nen no­­­ti­­fi­­ca­­cio­­­nes ro­­­jas y no son ab­­so­­­lu­­ta­­men­­te pe­­lo­­­tu­­dos co­­­mo pa­­ra salir y ha­­ce­r­­se arres­­ta­­r.

  3. En­­tra en vi­­gen­­cia una vez que lo aprue­­ban los co­n­­gre­­sos de los dos paí­­ses. Es de­­cir que nun­­ca en­­tró en vi­­gen­­cia po­r­­que Irán nun­­ca lo apro­­­bó.

  4. In­­te­r­­pol les pi­­dió que man­­den co­­­pia, así que le van a man­­dar una co­­­pia.

  5. Se van a res­­pe­­tar los de­­re­­chos le­­ga­­les de las pe­r­­so­­­na­s.

¿No sue­na tan te­rri­ble, cier­to? ¿Qué ves ahí que ga­ran­ti­ce la im­pu­ni­dad de al­guien? ¿Lo ha­bías leí­do an­tes? ¿Cuan­do te di­cen que es un do­cu­men­to ne­fas­to, te alien­tan a leer­lo?

Ese pun­to 4 (el item 7 en el me­mo­ran­du­m) es lo que pa­ra Nis­man "prue­ba la cons­pi­ra­ció­n".

Es­te es el tex­to rea­l:

  1. In­­te­r­­pol

Es­te acuer­do, lue­go de ser fir­ma­do, se­rá re­mi­ti­do con­jun­ta­men­te por am­bos can­ci­lle­res al Se­cre­ta­rio Ge­ne­ral de In­ter­pol en cum­pli­mien­to de re­qui­si­tos exi­gi­dos por In­ter­pol con re­la­ción a es­te ca­so.

Es­to es el de­li­rio que po­ne Nis­man en la de­nun­cia:

[...] las úni­cas tra­bas a la im­pu­ni­dad de he­cho de la que go­zan los acu­sa­dos ira­níes han si­do las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­jas de In­ter­po­l, que tie­nen la ca­pa­ci­dad de di­fi­cul­tar su mo­vi­li­dad trans­na­cio­na­l. Por ello, las par­tes acor­da­ron ha­cer­las ce­sar. De allí que el pun­to 7 del Me­mo­ran­do ten­ga su ra­zón de se­r. Trá­ta­se del únui­co pun­to que de­bía te­ner apli­ca­ción in­me­dia­ta, del úni­co que tie­ne ca­rác­ter ope­ra­ti­vo sin ne­ce­si­dad de que el acuer­do sea ra­ti­fi­ca­do. Re­dac­ta­do en esos tér­mi­nos ca­re­ce de to­da ex­pli­ca­ción ló­gi­ca. Se ad­vier­te en­ton­ces que la ba­ja de las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­jas fue el pri­mer y tras­cen­den­tal pa­so acor­da­do se­cre­ta­men­te en­tre Sale­hi y Ti­mer­man ha­cia la des­vin­cu­la­ción de­fi­ni­ti­va de los im­pu­ta­do­s.

El mis­mo acuer­do di­ce por qué es­tá ese item ahí. "En cum­pli­mien­to de re­qui­si­tos exi­gi­dos por In­ter­po­l". Si­gue Nis­man:

En for­ma sor­pre­si­va e ines­pe­ra­da pa­ra los en­cu­bri­doores, In­ter­pol ad­vir­tió que se lo qui­so in­vo­lu­crar don­de na­da te­nía que ha­cer e in­ter­ce­dió a tiem­po pa­ra evi­tar la ba­ja de las prio­ri­da­des de bús­que­da. Se ve­rá co­mo esa in­ter­ven­ción se eri­gió en un obs­tá­cu­lo ines­pe­ra­do pa­ra los au­to­res del en­cu­bri­mien­to. Ti­mer­man no pu­do cum­plir lo que ha­bía pro­me­ti­do en sus ne­go­cia­cio­nes se­cre­tas con Irán [...]

Pe­ro el Se­cre­ta­rio Ge­ne­ral de In­ter­pol ya di­jo que no fue así. Pe­ro si­gue Nis­man:

[...] se pre­ten­de de­jar aquí en blan­co so­bre ne­gro dos con­clu­sio­nes re­ve­la­do­res que se des­pren­den de es­tos di­cho­s, co­mo de otras pro­ban­zas que tam­bién se ana­li­za­rán. La pri­me­ra ra­di­ca en la cer­ti­dum­bre so­bre la exis­ten­cia de una pro­me­sa por par­te del can­ci­ller Ti­mer­man pa­ra dar de ba­ja las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­ja­s. Ti­mer­man no cum­plió, no por­que no ha­ya que­ri­do, sino por­que In­ter­pol se lo im­pi­dió. In­clu­so, po­drá apre­ciar­se en es­ta de­nun­cia que el Can­ci­ller vol­vió a la car­ga en los me­ses de sep­tiem­bre y no­viem­bre de 2013, con cla­ras in­ten­cio­nes de con­ven­cer a Ro­nald No­ble pa­ra que ce­da y au­to­ri­ce el ce­se de las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­jas [...] pe­ro -por for­tu­na- tam­po­co pu­do en­ton­ces lo­grar su co­me­ti­do

Pe­ro Ro­nald No­ble di­ce que no fue así. ¿Nis­man le pre­gun­tó a No­ble? ¿O sim­ple­men­te con­fió en sus es­cu­chas de pe­re­ji­le­s? ¿Cuán­to se pue­de con­fiar en la prue­ba si se su­po­ne que es­to, que es fal­so, es "u­na cer­ti­dum­bre"?

Pe­ro si­gue Nis­man!

[...] sur­ge de la evi­den­cia de­ta­lla­da en la de­nun­cia, que la opor­tu­na in­ter­ven­ción de In­ter­pol man­te­nien­do vi­gen­tes las no­ti­fi­ca­cio­nes ro­jas no frus­tró ni im­po­si­bi­li­tó a fu­tu­ro el en­cu­bri­mien­to or­ques­ta­do. Los au­to­res ha­bían te­ni­do la pre­cau­ción de idear me­ca­nis­mos al­ter­na­ti­vos pa­ra con­se­guir sus fi­nes, con­te­ni­dos en la le­tra del Me­mo­ran­do de En­ten­di­mien­to.

¿Se acuer­dan que di­je que Nis­man se re­pi­te mu­cho? A ver cua­les son esos "me­ca­nis­mos al­ter­na­ti­vo­s".

Se ad­ver­ti­rá so­bre los nu­me­ro­sí­si­mos me­ca­nis­mos pre­vis­tos en el in­trin­ca­do acuer­do bi­la­te­ra­l.

¿QUE "nu­me­ro­sí­si­mos me­ca­nis­mo­s" hay en ese "in­trin­ca­do acuer­do bi­la­te­ra­l" que son 9 ite­ms en dos ca­ri­lla­s? Co­sas co­mo "hay que for­mar la co­mi­sión bi­la­te­ra­l". De he­cho, con­vier­te el item 1 del acuer­do en na­da me­nos que 6 pa­so­s. Hay pa­sos que le po­drán ha­ber pa­re­ci­do a Nis­man en­go­rro­sos co­mo "tra­du­cir la in­for­ma­ción re­que­ri­da" pe­ro, a me­nos que la co­mi­sión bi­la­te­ral es­tu­vie­ra for­ma­da en for­ma ex­clu­si­va por his­pa­noha­blan­tes, no hay al­ter­na­ti­va­s.

O por ejem­plo el one­ro­sí­si­mo pa­so 10 "que se re­ú­nan pa­ra emi­tir re­co­men­da­cio­nes". ¿Que otra co­sa pue­de ha­cer una co­mi­sió­n?

¡Y ni si­quie­ra se hi­zo na­da de eso por­que Irán no apro­bó el acuer­do! Nis­man mues­tra co­mo prue­ba de un acuer­do es­pu­rio con Irán una co­sa que nun­ca tu­vo nin­gún efec­to rea­l.

Pue­de ver­se con cla­ri­dad que los tér­mi­nos de es­te pac­to, re­fle­jo de una ac­ti­vi­dad cri­mi­nal sub­ya­cen­te, es­tán re­dac­ta­dos de mo­do tal que muy sen­ci­lla­men­te se pue­de de­mo­rar en for­ma in­de­fi­ni­da su cum­pli­mien­to

Cuan­do uno ne­go­cia un pac­to, y el otro la­do lo fir­ma, se es­pe­ra que lo cum­pla de bue­na fe. Si no se pre­su­me bue­na fe, no tie­ne sen­ti­do pac­ta­r. En es­te ca­so, cla­ra­men­te Irán no ne­go­ció de bue­na fe, o por al­gún mo­ti­vo de po­lí­ti­ca in­ter­na no pu­do con­se­guir la apro­ba­ción del pac­to en su le­gis­la­tu­ra. Eso po­dría ha­ber su­ce­di­do tam­bién aquí. Ima­gi­nen que no se hu­bie­ra apro­ba­do. ¿Di­ría­mos que Ar­gen­ti­na hi­zo un pac­to sin in­ten­ción de cum­plir­lo?

Es frus­tran­te que el que fue fis­cal du­ran­te 10 año­s, que pi­dió las cap­tu­ras ha­ce mu­cho tiem­po, y se en­contró con el ab­so­lu­to re­cha­zo ira­ní a ex­tra­di­tar a los acu­sa­do­s, re­cha­za­ra tan es­tric­ta­men­te la úni­ca co­sa po­si­ti­va que su­ce­dió en la cau­sa des­de la emi­sión de los pe­di­dos de cap­tu­ra. La idea de "que los en­tre­guen o na­da" ob­via­men­te no fun­cio­nó, da­do que nun­ca pro­du­jo nin­gún efec­to.

Yo, per­so­nal­men­te, sos­pe­cho que Irán ha alen­ta­do, co­me­ti­do, fi­nan­cia­do, y asis­ti­do aten­ta­do­s, y pro­ba­ble­men­te tam­bién el de la AMIA. Y per­so­nal­men­te creo que se pa­san los exhor­tos de un fis­cal ar­gen­tino con la ma­no iz­quier­da por el fo­rro del cu­lo, por­que no les ha­ce nin­gu­na di­fe­ren­cia, y por­que Irán nun­ca ex­tra­di­ta a na­die.

Po­dría se­guir cien pá­gi­nas má­s, men­cio­nan­do que Nis­man usa co­mo in­di­cio del co­mien­zo del en­cu­bri­mien­to chis­mes de ter­ce­ra ma­no de Ga­briel Le­vi­nas ci­tan­do a "fuen­tes ofi­cio­sas de la can­ci­lle­ría de Is­ra­el", país tam­bién en con­flic­to con Irán, o es­ta per­li­ta:

Le­vi­nas agre­gó que, se­gún pu­do re­cons­truir de las fuen­tes is­ra­elíes, Ti­mer­man ha­bría ase­gu­ra­do: "... Yo es­toy aquí ba­jo pre­ci­sas ór­de­nes de nues­tra pre­si­den­ta pa­ra tra­tar de en­con­trar o bus­car una so­lu­ción a la cau­sa AMIA"

Ga­briel Le­vi­na­s, re­cons­tru­yen­do a tra­vés de "fuen­tes ofi­cio­sas is­ra­elíes" de­cla­ra­cio­nes de Ti­mer­man en una reu­nión se­cre­ta con el pre­si­den­te de Irán en Si­ria. ¿Cuán­tos ni­ve­les de in­di­rec­ción hay ahí? O es­ta:

Ba­jo ju­ra­men­to, el Sr. Jo­sé Ri­car­do Elias­chev de­cla­ró ha­ber ac­ce­di­do a una co­pia de un do­cu­men­to se­cre­to re­dac­ta­do por el mi­nis­tro Sale­hi, y di­ri­gi­do [a Ah­ma­di­ne­ja­d] que na­rra­ba da­tos y con­clu­sio­nes de ese en­cuen­tro.

Ya otros han men­cio­na­do lo im­pro­ba­ble de que Elias­chev pu­die­ra leer un do­cu­men­to en far­si, por lo cual es opor­tuno que ha­ya de­cla­ra­do que lo vio en in­glé­s. Cla­ro, vio un do­cu­men­to es­cri­to en in­glés que de­cía eso. Y que de­cía "es­to es un se­cre­to­". Afir­ma que por "cons­ta­ta­cio­nes pro­pia­s, re­ves­tía to­tal ve­ro­si­mi­li­tu­d". Me da mu­chí­si­ma cu­rio­si­dad a que cons­ta­ta­cio­nes se re­fe­ría, pe­ro jus­to eso no se ex­pli­ca en la de­nun­cia, has­ta don­de ví.

Por to­do lo ex­pues­to, la cum­bre de Ale­po [...] da cuen­ta de la exis­ten­cia de una de­ci­sión de los más al­tos fun­cio­na­rios de­nun­cia­dos del go­bierno ar­gen­tino de aban­do­nar la le­gí­ti­ma pre­ten­sión de en­jui­ciar a los acu­sa­dos ira­níes [...]

Cla­ro. A me­nos que no. A me­nos que en rea­li­dad fue­ra el co­mien­zo de la ne­go­cia­ción pa­ra fir­mar el me­mo­ran­du­m, que po­dría ser un plan pa­ra ga­ran­ti­zar la im­pu­ni­dad a me­nos que sea un plan pa­ra to­mar in­da­ga­to­rias co­mo di­ce el mis­mo pu­to me­mo­ran­dum.

Más tar­de di­ce co­sas co­mo que Ti­mer­man al re­cha­zar la no­ta de Elias­chev nie­ga ha­ber te­ni­do la reu­nión cuan­do en rea­li­dad ne­gó que hu­bie­ra pro­me­ti­do im­pu­ni­da­d, y co­sas así.

En ge­ne­ra­l, es un lar­guí­si­mo do­cu­men­to que tie­ne una te­sis y aprie­ta to­da la "e­vi­den­cia" pa­ra ha­cer­la coin­ci­dir con esa te­sis. Ca­da ne­go­cia­ción con Irán es prue­ba de que se ha­bía pro­me­ti­do im­pu­ni­dad por­que el me­mo­ran­dum pro­me­te im­pu­ni­da­d. El me­mo­ran­dum pro­me­te im­pu­ni­dad por­que hay ne­go­cia­cio­nes se­cre­ta­s. Las ne­go­cia­cio­nes se­cre­tas eran pa­ra pro­me­ter in­mu­ni­da­d, pe­ro no hay re­fe­ren­cias por­que son se­cre­ta­s. Las co­sas que no po­de­mos ver prue­ban que las que si po­de­mos ver tie­nen ma­las in­ten­cio­nes. Las co­sas que po­de­mos ver pue­den pa­re­cer bien­in­ten­cio­na­da­s, pe­ro no lo so­n, por­que hay co­sas se­cre­tas que no ve­mos que así lo prue­ban.

Per­so­nal­men­te, D'E­lía me pa­re­ce un pe­lo­tu­do, Ti­mer­man un ti­bio, los te­rro­ris­tas unos hi­jos de pu­ta, los miem­bros de la SI­DE/­SI unos des­gra­cia­dos hi­jos de pu­ta (tan­to los que le me­tian fi­chas a Nis­man co­mo los que nos me­ten fi­chas contra Nis­man aho­ra), los pe­rio­dis­tas me pa­re­cen en su gran­dí­si­ma ma­yo­ría unos bui­tres que so­lo pa­tean pa­ra el la­do del club que les pa­ga, tan­to ofi­cia­lis­tas co­mo opo­si­to­res, los po­lí­ti­cos opo­si­to­res me pa­re­cen unos opor­tu­nis­tas ile­tra­dos des­pre­cia­ble­s, los ofi­cia­lis­tas unos ob­se­cuen­tes la­me­cu­los im­pre­sen­ta­ble­s.

Y has­ta acá lle­gué, por­que no soy pe­rio­dis­ta, no soy ex­per­to en re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­le­s, no soy ex­per­to en te­mas fo­ren­ses (ni veo CSI), no soy po­lí­ti­co, ni di­pu­ta­do, ni sena­do­r, ni can­ci­lle­r, pe­ro es­toy po­dri­do de que di­gan cual­quier co­sa. Soy un sim­ple ner­d, pe­ro leo. Leo mu­cho. Y me acuer­do.

De­jo los co­men­ta­rios abier­to­s, con el avi­so de que cual­quie­ra que in­sul­te a cual­quie­ra se bo­rra y/o ba­nea, y que si al­go de lo que di­je no es co­rrec­to, se acep­tan co­rrec­cio­nes con re­fe­ren­cias y ex­pli­ca­ción del mo­ti­vo por el cual no es co­rrec­to.

Up­da­te: Agre­gué la ci­ta de Oba­rrio, co­rre­gí la canti­dad de CDs y pá­gi­nas (gra­cias Juan­jo, Ni­co­lá­s), agre­gué la ima­gen.

Up­da­te 2: agre­gué el 1er pá­rra­fo de la pri­me­ra car­ta de CFK, y ex­pli­co un po­co la saca­da de con­tex­to que ha­cen al­gu­nos me­dios y po­lí­ti­co­s.

Station Eleven

Review:

Very in­ter­est­ing book. Re­mind­ed me slight­ly of Cloud At­las with­out all the soul trans­mi­gra­tion.


Contents © 2000-2020 Roberto Alsina